Archivo de la etiqueta: blog

Trabajo y amor

Por Eva Diz
Bueno, ha pasado un día ya y… he de confesar y confieso que mi propuesta ha tenido un éxito bien escaso. Se ve que el paro no está tan mal (tendré que probarlo) porque no quiero pensar que no hay agallas para empezar algo de cero o que no os habéis leído mi post de ayer. Ah! que estáis valorando la oferta, mirando pros y contras… bien, venga os perdono.

Ahora en serio. A todos los que habéis creído en ello, no dudéis que habrá un huequito para vos si algún día todo toma forma. A los que no, lo siento: sé que os arrepentiréis. Y a los que están conmigo en esto, ánimo, no nos queda nada…

Sigo en mis trece: buscar algo  apasionante,  que me permita llegar a casa y sentirme bien. Feliz. Aunque sea un poco cada día (nopidomás).

Por el momento, hoy ando liada. Tengo una cosa entre manos. ¿Otra? Sí, no paro. Y esta pinta realmente bien. Os mantendré informados.

3 comentarios

Archivado bajo Periodismo

Yes, we can

Por Eva Diz
(Este es el post de ayer, que llega hoy porque ando con los días estrechados, un tanto revueltos, en plena deconstrucción. Siento el retraso. No volverá a pasar y,  si pasa, tírenme de las orejas)

Hablando como si fuera ayer, os diré que si lo que pretendíais con vuestros mensajes, vuestras llamadas y vuestros comentarios era subirme el ánimo… creo que os habéis pasado un poco.

Hoy (ayer para el lector ;-p) me siento capaz de convencer a Gadafi de que deje Libia con una pistola de juguete, capaz de alicatar el agujero de la capa de ozono, de lograr la reproducción masiva de las ballenas, de reescribir el Ulises de Joyce versión 2.0,  de ganarle unas elecciones a Obama, de reparar Fukushima y hasta de acabar con la crisis sin moverme de mi casa.

He guardado todos vuestros comentarios multivitamina para leerlos en los días en los que no me sentiré tan capaz. Esos días malos, que seguro que vendrán porque es lo que toca,  a los que pienso mirar de frente. Prometido.

Perder una oportunidad ya me ha dado otra: recordar la infinidad de gente maravillosa que he conocido durante estos 30 añazos que luzco y sentir el orgullo de saber que os tengo. Merci, again.

Deja un comentario

Archivado bajo Periodismo