Factores que te pueden hacer perder posicionamiento

A veces pasa. Y uno no sabe muy bien el motivo. Pero la realidad es la que es: esa web que tan contentos nos tenía, pierde tráfico como un colador hasta que la sangría lo deja a uno temblando y no sabe por dónde tirar. ¿Por qué la web no funciona? ¿Qué hemos hecho mal? Pues… seguramente, varias cosas. Los buscadores no penalizan porque sí. Si has bajado de posición es porque has cometido varios errores que han hecho saltar las alarmas de sus rastreadores.

Así que hoy vamos a dejar la vergüenza a un lado (así, ¡a lo loco!) y vamos a pensar y confesar todo eso que en SEO no hacemos como debiéramos, por vagancia, por desconocimiento o porque hemos decidido correr el riesgo… y nos han pillado. Pongamos sobre la mesa las meteduras de pata más comunes en SEO y, luego, pongámosle remedio cuanto antes.

Torrarla grande con tus palabras clave

O lo que en terminología SEO anglosajona llaman Keyword Stuffing. Sí. Permitidme que me ponga un poco intensita con esto pero es importante: si uno no quiere perder su posición en los resultados de los buscadores debe dejar YA ese vicio de repetir sus palabras clave como los loros. Machacar las mismas keywords página tras página no vale para nada más que para que los buscadores te tachen de spam y los usuarios que te visiten salgan corriendo de tu web incluso antes de que termine de cargarse.

que es keyword stuffing

Olvidarte del móvil

Inevitable, querido Watson. El consumo de Internet a través del móvil está desbancando a pasos de gigante al de ordenadores de mesa, tabletas y portátiles. Hace meses que Google lo avisó: la indexación de las webs empieza por su versión mobile. Así que, cuando uno piensa en desarrollar una web, tanto en arquitectura, navegabilidad como en diseño debe pensar primero en móvil. Si nuestra web no es responsive, lo tenemos crudo. Tocará invertir de nuevo y relanzar la plataforma adaptada a todos los dispositivos. Hay que extremar el cuidado a la hora de colocar el contenido, evitando que todo esté demasiado junto, buscando siempre que el usuario pueda moverse de forma fácil por todas las secciones de la web desde la pequeña pantalla.

Que es mobile First Indexing

Conducir un patinete creyendo que es un Ferrari

Pasa. Sí, sí, que nadie mire para otro lado porque es de lo más común que te puedes encontrar: “no sé, no lo entiendo, pero mi web no posiciona. Si me busco ni me encuentro. Salgo así como en la página 9. Y eso que me he gastado una pasta“. Ay, ingenuos del mundo, qué confiados que somos a veces… Tener una web bonita y haber pagado mucho por ella no significa que vaya a funcionar bien de cara al buscador. Puede ser maravillosa para fidelizar usuarios, convertir, etc. Pero para que te encuentren, pues no. ¿Por qué? Pues porque te han vendido probablemente un patinete como si fuera un Ferrari. Es decir: la velocidad de carga de la web es lenta y eso te perjudica.

También cabe la otra opción (y aquí rompo una lanza en favor de los programadores del mundo mundial): has querido ahorrarte unos duros (que nos pasa a todos) y ahora te das cuenta de que lo barato sale caro. Porque sí, porque una web bien hecha, rápida, que funcione bien de verdad, vale dinero. Que nadie se equivoque. Así que, bueno, toca sentarse de nuevo con tu proveedor web y decirle que te revise el código fuente, que se curre un HTML como dios manda, minimizando scripts y colocando lo importante para el buscador bien arriba, evitando bloqueos y problemillas que nuestro ojo no ve, pero que nuestro tráfico nota. Basta con que te pases por Google PageSpeed Insights y pongas tu dominio: te darán las coordenadas de mejora que debes implementar en tu web.

analizar velocidad de carga de la web

Ir de guay y no llegar a chachi

Internet está llena de gente que se creen los amos del universo y que se pasan las reglas básicas de convivencia por el forro. Efectivamente: uy al estilo de los políticos de nuestros tiempos y su “hago lo que quiero porque, total, a mí, no me van a pillar nunca”. Bien. Pues a todo cerdo le llega su San Martín, amiguitos. Y si tu forma de ganar visibilidad en buscadores está sustentada en un porrón de enlaces comprados, vete preparándote porque tarde o temprano todo ese dinero que has invertido en hacer la púa no valdrá para nada.

Si eres guay de verdad no necesitas comprar enlaces, los enlaces te llegarán solos. Bien porque tu contenido es útil, bien porque es curioso, relevante, diferente, único, real, innovador, gracioso… Vamos, guay del Paraguay. Un poquito de paciencia, un muchito de constancia, unas redes sociales por aquí, un arreglito en tu web por allá y… ¡listo! Tampoco es tan complicado. Pero requiere de tiempo.

link building mallorca

Convertir tu web en el Wallapop

Una forma interesante y sencilla de ganar dinero con tu web -sobre todo si es una web que no tiene venta, sino que es de información y está basada en la generación de contenido propio- es ofrecer espacios para que las marcas pongan su publicidad. Integrarte en la red de Adsense te puede resultar beneficioso, pero has de tener claro que tu web nunca debe ser un tablón de anuncios sino un sitio al que los usuarios acuden por tu contenido y, a cambio de disfrutar de él, de cuando en cuando, están expuestos a un banner publicitario. El problema viene cuando vendes demasiados espacios de tu web y reduces tu contenido: tanto los usuarios como los buscadores dejarán de verte como algo interesante y tu posicionamiento caerá en picado.

adsense mallorca

Juntarte con quien no debes

Las malas compañías pueden ser divertidas un rato y resultar inocuas si las sabemos manejar. Pero, si se nos va de las manos, adiós. Por eso, si estás pensando en abrir tu web/blog a colaboraciones -algo que siempre puede venir muy bien ya que enriquece la oferta de contenido que brindamos a nuestros usuarios- o si ya lo has hecho, has de poner y mantener un filtro de calidad.

Hay mucha gente que se lanza al guest post y que rehace sus propios posts una y otra vez, cambiando un par de comas aquí y allá. O, directamente, escribiendo con faltas de ortografía, con redacciones de primero de EGB (aquí es cuando se me nota la edad), frases sin verbo a lo loco y sentencias inconexas. Ese contenido reutilizado (copiado a veces tal cual, sin pudor) o mal redactado bajará tus posiciones como si no hubiera un mañana, por no mencionar el daño que le hará a la reputación de tu sitio. Elige bien y acertarás.

guest post mallorca

Dejar de observar y escuchar

Es cierto que la vida, a menudo, nos atropella. Que el tiempo no da para más. Que uno tiene mil cosas en la cabeza y ya ni los avisos del móvil sirven para mucho. Pero si uno quiere sacarle partido a su web/blog, ha de organizarse y sacar el tiempo necesario de su agenda semanal para echar un vistazo a sus métricas. Ver qué temas tienen mejor acogida, estudiar a través de qué palabras nos llega más tráfico a la web, entender cuáles son los temas de actualidad y estar al día de las tendencias de búsqueda, conocer cómo son nuestros usuarios, corregir aquellos errores que se vayan produciendo en el site, optimizar de cuando en cuando los parámetros que más influyen en el posicionamiento… En resumen, ponerle cariño y atención.

Google Trends

Conclusión

Todos (y el que diga que no, que me los explique en comentarios) hemos metido la pata alguna vez. Y aquí seguimos, sobreviviendo. Así que, si alguien se ha visto identificado en alguno de los puntos anteriores, cero drama: siempre estamos a tiempo de reconducir la situación. Eso sí, hay que ponerse a ello de inmediato. Ya me contaréis 😉

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo SEO

El SEO y la obsesión por las Keywords

Todos tenemos vicios, obsesiones y manías. Todos, asumámoslo. Algunos son fruto del carácter de cada uno, otros son adquiridos y reforzados a través de esas pequeñas rutinas diarias que llevamos a cabo prácticamente de forma inconsciente. Los interiorizamos por repetición y finalmente se transforman en una parte más de nosotros que hacemos sin pensar, como conducir. Como pensar en SEO y automáticamente ver keywords.

En el posicionamiento web y la optimización para buscadores, el tema de las palabras clave o keywords, como se les suele llamar en el sector, se ha convertido en una obsesión (para muchos un trauma) que conviene desterrar. O, cuando menos, paliar. Los tiempos cambian y no se puede ir contra ello. Anclarse en el año 2000, cuando los buscadores estaban en pañales y los usuarios apenas entraban en Internet salvo para utilizar su email, es el mayor error que una persona que busca dar visibilidad a un proyecto online puede cometer.

¿Adiós a la Era de las Palabras Clave?

Sí. Rotundamente. Pero que nadie se confunda: que dejemos atrás nuestra obsesión por llenar una web con X palabras clave relevantes para nuestro negocio no quiere decir que no tengamos que crear contenido optimizado y que incluya ciertas frases y vocablos que describan de forma correcta y concreta el sentido de esa web. El tema está en buscar el equilibrio, ser naturales y dejar de volverse locos buscando la palabra exacta.

Keywords seo mallorca

El problema, además, radica en que se ha extendido la creencia de que son una serie de palabras clave y ésas son las que hay que usar. Hemos hablado mucho muchos sobre el long tail pero ha cuajado demasiado poco: al final, el que tiene una web acude a ti con dos palabras, algunos hasta con tres (éstos ya son nivel experto o lo que yo pienso por lo bajo: aún es queda algo de sentido común), léase “hotel Madrid centro”, así, a lo loco. Anda que no habrá gente luchando por ser ese “hotel en el centro de Madrid que sale el primero en los resultados orgánicos de Google”… Y pongo, ojocuidao, un ejemplo desfasado porque, precisamente, la industria del turismo es una de las que más y mejor ha comprendido esto del posicionamiento y llevan años muy por delante de otros (o casi todos) los demás sectores. Pero haberlos, aún hailos.

Obsesionarse nunca, jamás de los jamases, es bueno. Y menos en un escenario tan volátil como el de Internet. Los usuarios aprendemos muy rápido y, aunque hay unos patrones, cada uno somos diferentes. Buscamos de formas distintas, cada vez más enfocados a un lenguaje natural: ¿quién no ha escrito más de una vez una pregunta tal cual en la caja de búsqueda de Google? Sí, preguntamos a Google como le preguntamos a un colega. Es lo que los gurús del buscador llaman la búsqueda semántica.

Palabras seo

Google ha hecho muchos cambios en este sentido (y los demás buscadores, como es habitual ya, lo han seguido). Google Penguin fue la gran revolución (y estamos hablando de 2012…). Marcó el camino de otras muchas, que se han ido haciendo en paralelo y que han convertido a los algoritmos de los buscadores en arañas muy inteligentes que ya no leen las páginas web como las leían antes.

Es cierto que, cuando consigues optimizar las páginas de tu web para palabras clave relevantes de tu negocio, tu posicionamiento mejora (y mucho) pero, para conseguirlo, habrás tenido que hacer mucho más que colocar las palabras adecuadas en el sitio adecuado y el número de veces correcto.

Let’s talk about content, not keywords

Para salvar ese salto, la receta es clásica, básica y lógica como siempre sucede con esto del SEO: escribe para que te lean y lo disfruten. Y con disfrutar no digo que vayas a escribirte un novelón de Ken Follet, sino que cuando un usuario entre a tu web y navegue por sus páginas debe encontrar lo que busca, de forma clara, atractiva. Todo debe estar bien explicado y debe tener un hilo que lo una todo y lo convierta en un todo.

Más simple que nada. Porque se trata del contexto, amigos. Crear una web con diferentes páginas que, por diversas vías -todas ellas interesantes para usuarios y producto/negocio-, explique y de una imagen perfecta de lo que queremos comunicar. Evidentemente, eso no podemos hacerlo sólo machacando unas palabras clave. Porque acabamos siendo puro spam y dejándonos muchas cuestiones importantes que nos pueden hacer diferenciarnos de nuestra competencia.

palabras clave competencia seo

Vamos con un ejemplo práctico. Digamos que tienes un proyecto de negocio: sabes escribir y has decidido (olé tú) hacerte autónomo para poder hacerlo sin depender de una empresa o medio que no seas tú. Digamos que tu negocio se podría resumir en “redactor freelance”.  Pero si solo eres “redactor freelance” seguro que te estás dejando muchas cosas en el tintero: eres un redactor freelance “en Madrid”, posiblemente seas un redactor freelance en castellano (o los idiomas que domines), puedes ser un redactor freelance centrado solo en comunicación corporativa, que redacta notas de prensa, comunicados internos a empresas, cartas de dirección a proveedores, etc. O puedes ser un redactor freelance para web, que esté especializado en “redacción SEO” o en “redacción y posicionamiento”, en blogs, en revistas online, en determinados sectores o géneros (desde la ciencia a la cultura, pasando por la cocina)… Puedes ser mil cosas. Y hay muchísimas palabras y combinaciones de palabras que pueden ayudarte a explicarlo y, además, a explicarlo de forma divertida, atractiva, entretenida.

Conclusión

El estudio de palabras clave es indispensable pero no la panacea. Es una fase por la que hay que pasar, no sólo para conocer el mercado y a tus usuarios, sino para poder estar donde quieres estar. Pero esas palabras no son mágicas ni abren puertas como si las pronunciara Alibabá. Son una herramienta más que debemos saber manejar dentro de cualquiera de las plataformas online que utilicemos en nuestro negocio para presentarnos y comunicarnos con nuestros potenciales clientes.

elegir palabras clave seo

Así que, con ese listado de keywords, debes redactar tus meta etiquetas con amor y mimo, sin ser un indio pero sin pasarte de caracteres. Has de hacerte el interesante, para aumentar la cifra de veces que un usuario hace clic en ese resultado. Has de conseguir que una vez que ese usuario esté en tu web se quede el mayor tiempo posible, que encuentre fácilmente lo que busca y que se convenza de que, efectivamente, eso es lo que busca. Y eso, a veces lo conseguirás con un artículo de utilidad, otras con uno divertido y con gancho, otras simplemente con un par de buenos titulares, con un vídeo o con unas fotografías.

Lo más importante: no te obsesiones. No se la torres a la gente con repeticiones absurdas. No te quedes con una búsqueda: búscalas todas.

seo palabras clave optimizacion

Deja un comentario

Archivado bajo SEO

Rich Snippets o fragmentos enriquecidos de Google

¿Qué son los Rich Snippets o fragmentos enriquecidos y por qué debería tenerlos en cuenta para mi posicionamiento web? He venido posponiendo esta conversación porque, como siempre, el tiempo me come y, al final, no hay manera de meterse en harina con la calma que este asunto merece. Aunque a priori suene raro o no te suene directamente en absoluto, implementar los Rich Snippets en tu web es más sencillo de lo que parece y no te llevará demasiado esfuerzo. Sin embargo, las ventajas que obtendrás serán visibles prácticamente desde el minuto uno. No, no miento.

En realidad, como todo en el SEO, es una cuestión de pura lógica. Cuando uno se plantea conseguir una buena posición en un buscador ha de pensar que antes de lanzarse a la piscina tiene que tener muy claro cómo quiere que el mundo lo vea. Igualito que al vestirse para una reunión de trabajo o para dar una conferencia al salir de casa: todo influye en la visión global que, al final, se queda en la memoria del que nos mira.

Aún así, es habitual que tengamos una web y la estemos presentando al resto de usuarios con un diseño estupendo pero sin haber prestado demasiado cuidado a los pequeños detalles. Sí, el típico momentazo de “el chico que te gusta viene a verte y tú con esos pelos”. Que nadie se sonroje por encima de los demás porque somos multitud los que hemos estado en esta situación, lo bueno es que nunca es tarde para tomar medidas.

Según nos dice el propio Google, los Rich Snippets son:

los fragmentos — las líneas de texto que aparecen debajo de cada resultado de búsqueda — tienen la finalidad de informar a los usuarios acerca del contenido de la página y mostrarles por qué es relevante para su consulta.

Es decir, los llevas viendo desde hace mucho, mucho tiempo y seguramente hayas hecho clic en muchas de esas páginas que sí presentaban fragmentos enriquecidos frente a otras que no. Esos “fragmentos” son, por ejemplo, las estrellas de valoraciones que aparecen bajo los hoteles, los precios y tallas que se ven en las páginas de resultados de Google bajo el enlace a una tienda online de zapatillas, o las fechas de un concierto al que te mueres por ir.

rich snippets

Se pueden poner varios fragmentos de información enriquecida por página y hay infinidad de fragmentos enriquecidos que pueden ajustarse a los más diversos tipos de negocios online, tanto si eres una inmobiliaria como si vendes ropa o viajes. Sólo tienes que ser honesto y elegir el que realmente se ajuste a lo que tú vendes en esa página concreta de tu web.

Uno de los más interesantes es el que permite mostrar información muy detallada del contenido esencial de una página directamente en los resultados del buscador, ya sea en la parte superior central (justo debajo de la caja de búsqueda) o bien en la superior derecha, donde a veces aparece Google My Business. Se trata del llamado Rank#0. También destaca el conocido como Knowledge Graph, que lleva activo en español desde 2012 (sí, ya ha llovido…).

Quizás a estas alturas de la lectura estés un poco perdid@. Es de lo más normal. Todo esto de los formatos enriquecidos, explicado así en abstracto, parece complejo, pero borra esa idea de tu mente y ponte manos a la obra porque merece mucho la pena.

Si manejas programación de HTML o tienes un buen programador de confianza, puedes hacerlo todo custom desde ya. Simplemente has de elegir aquellos formatos que se ajusten a cada página y que consideres más atractivos para la visualización desde el buscador.

Si la programación no es lo tuyo pero tienes la suerte de haberte montado la web en WordPress: keep calm, porque existe un plugin para Rich Snippets muy completo y fácil de usar (al más puro estilo Yoast) que te permitirá implementar tus fragmentos enriquecidos de una manera muy natural e intuitiva, sin tener que escribir ni una sola línea de código.

Schema Rich Snippets WordPress

Deja un comentario

Archivado bajo SEO

Cómo conseguir enlaces de forma natural

¿Cómo conseguir enlaces de forma natural hacia tu página? Esta es la gran pregunta del milenio. Desde los SEOs más pro del mundo hasta los que acaban de empezar un blog se plantean esta cuestión a diario. La razón es que, por mucho que Internet haya cambiado -y lo ha hecho de forma radical en los últimos años-, dependemos de los demás para hacernos visibles a gran escala. Sí, como en la vida misma: el boca a boca funciona prácticamente desde los tiempos de las cavernas y uno es alguien en su ámbito, sector o área de experiencia porque los demás lo reconocen como tal. Así que, nos guste o no, los enlaces en Internet son una condición sine qua non para poder destacar y dar a conocer lo que haces en medio del mundanal ruido de esta sociedad de la inmediatez y el consumo descontrolado.

Si el contenido en Internet es el rey, los enlaces son la reina en esta partida de ajedrez. Como comentaba en el anterior post sobre la diferencia entre Link Building y Link Earning, conseguir un buen link vale muchísimo más que cientos y cientos de enlaces mensuales de baja calidad (que, por otro lado, son los más habituales). Pero, ¿cómo se hace eso? Si has llegado a esta pregunta es que llevas tiempo dándote de cabeza contra la pantalla de tu ordenador. Seguramente te has pasado horas, días, semanas y hasta meses haciendo contenido y, al final, salvo la gente de tus círculos más o menos cercanos, no has conseguido llegar a mucho más.

Normal. Nos pasa a todos. Pero eso no debe consolarnos: debe hacernos pensar más allá y ser un poco originales en todo lo que hacemos. Dicen que el hambre agudiza el ingenio y, desde aquí, os invito a todos los hambrientos a poner nuestras ideas en común. Algunas funcionarán mejor con unos, otras con otros, pero si las observamos todas en conjunto podremos sacar mucho en limpio.

A continuación, expondré algunas de las fórmulas para ganar enlaces naturales que más se están utilizando all over y las que estamos aplicando en nuestra agencia de marketing de contenidos, Zinkfo. Todas están basadas en un concepto que trata de ir más allá de lo que hace solo unos años se entendía por contenido (artículos de blog) y busca un alcance de público más diverso.

marketing de contenidos en 6 pasos

El contenido y el target

Cuando hablo de contenido hablo de contenido multiformato, cada vez más orientado a lo visual, pero sin dejar de lado lo textual que, al fin y al cabo, sigue siendo un bien consumible de gran demanda. Si eres capaz de generar contenido ya tienes un primer paso dado. Pero no te quedes ahí: tienes que profundizar en ese contenido de una forma autocrítica. Ponerte en la piel del que quieres que consuma lo que produces. ¿Qué le interesa? ¿Cuáles son sus contenidos favoritos? ¿En qué lugares de Internet se mueve?

Una vez que tengas muy definido el público al que te vas a dirigir, busca entre el contenido existente en la web las lagunas que no se han cubierto: ése es tu hueco. Ésa es la zona en la que tienes que trabajar. Un tema que sólo se haya tratado por encima puede ser el punto de partida de un reportaje en profundidad, un dossier o una presentación formativa. Una materia complicada de explicar a través de textos se puede ofrecer en un formato que ayude mejor a su comprensión: un vídeo, una infografía, un collage de fotos, un juego interactivo…

Cuánto más trabajado, único y útil sea tu contenido para tu público más enlaces conseguirás: un usuario enlazará sin pensárselo dos veces aquello que le aporta y que no puede ofrecer por sí mismo (bien porque le suponga mucho trabajo hacerlo, bien porque no tenga los conocimientos).

Conclusión: abandona la idea de que vas a conseguir algo de provecho haciendo artículos de 300 palabras, por mucho SEO que le pongas, por muy apropiado que sea el tema del que hablas. Profundiza, rómpete la cabeza y dedica tiempo y cariño, solo así podrás alcanzar pequeños hitos que, sumados, te llevarán a la gran meta que te hayas marcado.

ESTRATEGIA CONTENT MARKETING

En los diferentes tipo de contenido que se pueden generar hoy en día entraremos en el próximo artículo, pero os adelanto que son muchos más de los que habitualmente manejamos. Quizás no todos estén a nuestro alcance, no todos son igual de fáciles de desarrollar ni todos requieren las mismas habilidades, pero haberlos, hailos. Y funcionan.

El territorio

Igual que hay que analizar cómo es el público debemos analizar los espacios a los que ese público acude, qué le ofrecen, qué nos pueden ofrecer a nosotros y qué podemos ofrecerles nosotros a ellos. Sí, estamos hablando de guest posting pero entendido de una forma muy diferente a la que se ha entendido en los últimos años.

Si localizamos plataformas virtuales en las que los contenidos que sabemos generar pueden tener cabida, no debemos ser celosos a la hora de darles ese contenido for free: tenemos que pensar en que no es realmente gratis, perseguimos un objetivo. El hecho de que nuestro contenido salga en esos espacios puede dar mucho más valor al contenido que, de forma paralela, ofrecemos en nuestro site. Es decir, aparecer en esos portales web, revistas online especializadas, blogs consolidados sobre una temática ayudará a construir no sólo un buen perfil de backlinks sino que al mismo tiempo contribuirá a una buena reputación.

cómo conseguir enlaces naturales

Al fin y al cabo, la reputación online se construye con enlaces y ese llamado Backlink Profile es nuestra carta de recomendaciones. Por ello hay que cuidarlo: ¿valen igual todas las cartas de recomendación o hay algunas firmas que importan más que otras dentro de tu área de trabajo? Pues eso. No es lo mismo que te recomiende tu madre que un profesional de tu sector que tenga buena reputación. Búscalos y conecta con ellos con el fin de poder llegar a acuerdos y compartir territorios. Que os vean juntos es bueno para ti. Y, con el tiempo, si tú lo haces bien, también lo será para él.

La conversación

Como ya comentamos en el artículo sobre el papel de las redes sociales y el posicionamiento, el hecho de que actualmente se haya hecho posible el tener conversaciones directas con nuestro público es algo que debemos aprovechar. Por ello, cada vez que generes un contenido e inviertas tiempo y esfuerzo en ello, has de prestar también mucha atención a cómo vas a difundirlo.

Siempre tienes la opción de crear tu contenido y sentarte a esperar hasta que alguien lo encuentre. Pero dudo que tengas tanta paciencia. Yo no la tengo y creo que, con el ritmo que llevamos hoy en día, muy pocos la tendrán. Así que, aunque te dé una pereza terrible, ábrete unos perfiles en redes sociales pero YA. Si tú no los quieres gestionar, alíate con quiénes sepan hacerlo, diseña con ellos una estrategia sólida con objetivos principales y secundarios bien definidos en el tiempo y lanzaos a trabajar.

contenido seo y redes sociales

Comentar, mencionar y crear debate es importante si queremos que nuestro contenido sea un foco de atención. A veces es tan sencillo como encontrar contenidos que se orienten a un colectivo muy concreto, del que conozcamos bien sus inquietudes y gustos, sus problemas y sus anhelos. Con esa información en la mano podemos generar un contenido que cubra sus expectativas y, a través de las redes sociales, implicarlos: si les gusta, no dudes que ellos serán los que se encarguen de compartirlo.

Por ejemplo, si eres un profesional de la medicina especializado en X enfermedad, has de tratar de crear contenido para tus “pacientes virtuales” y para todos los que los rodean. Cuando lo hayas generado, si lo has hecho de forma sencilla y atractiva, conecta con las asociaciones de pacientes y familiares, voluntarios comprometidos, hospitales, centros sanitarios, medios de comunicación especializados, investigadores y universidades e incluso departamentos gubernamentales e instituciones que puedan estar interesados en él, visualizarse en él o, como mínimo, compartir tu modo de ver esa realidad que explica tu contenido. Si lo que generas es bueno, funcionará. Y, si lo haces periódicamente, acabarás consiguiendo, de forma natural, ese estatus de fuente autorizada que te abrirá muchas y nuevas puertas.

La conversación, por tanto, no quedaría solo en los medios de comunicación: el email marketing y las relaciones públicas siguen funcionando mucho y bien, sobre todo cuando se combinan con el resto de aspectos que nos ofrece el marketing online a la hora de difundir un contenido.

La confianza

Es exactamente lo que estás pensando: la base para conseguir enlaces naturales tiene muchas raíces que han de cuajar, pero una de las más importantes es la confianza. Ser capaz de convertirte en un autor de confianza para consumidores y para miembros de tu propio sector es casi el 90% de todo. Pero para conseguir esa confianza has de trabajar cuidadosamente todos los puntos anteriores, hacerlo de forma periódica y con una estrategia sólida pensada a medio largo plazo.

Seo enlaces y Marketing

El corto plazo siempre es el enemigo cuando uno comienza con un negocio online, ya sea de marca personal o de venta de productos o servicios. Las prisas en el mundo virtual provocan frustración y abandonos prematuros. Ideas geniales han muerto repentinamente a causa del ansia que, inevitablemente, a veces se apodera de nosotros. Para ganarse la confianza de alguien que nunca nos ha visto y que no nos conoce de nada hay que trabajar duro y demostrar, no una vez sino mil veces, que eres digno de ello.

En Internet esto es mucho más importante si cabe: hay una oferta infinita de fuentes entre las que escoger y, en su lucha, unas y otras juegan con el usuario a despistarlo de las demás, a cautivarlo con luces de neón y titulares que (a quién no le ha pasado) luego no tienen nada que ver con lo que nos encontramos al hacer clic. Si consigues ganarte la confianza del usuario conseguirás algo que ninguno de los anteriores conseguirás jamas: fidelizar. Ganar tráfico de calidad, del que realmente hablará bien de ti, que te enlazará y compartirá tu trabajo sin pestañear, convencido. ¿Todo un lujo, no?

Deja un comentario

Archivado bajo SEO

¿Link earning o link building?

Seguro que todos, en mayor o menor medida,  tenemos una de esas tareas que pospones indefinidamente en la agenda porque es una lata, se te da fatal, te da la pereza más absoluta o no sabes ni por dónde empezar a afrontarla. Esa tarea que, por desgracia, siempre acabas haciendo con las prisas porque, en el fondo, sabes que es importante y, sobre todo, porque no te queda otra. Bien, pues esa tarea, cuando hablamos de SEO, es para muchos la consecución de enlaces externos.

El enlace externo es la madre del cordero en posicionamiento una vez que ya tienes una web con tus elementos SEO básicos perfectamente implementados. Es fundamental tener muchos y buenos enlaces porque, para el buscador, son una referencia de que tu sitio web es una autoridad en su materia. Bien… pero conseguir enlaces es de lo más complicado que te puedes echar a la cara. Y la cosa está cada vez peor.

Así que sí: hoy vengo a hablar de un asunto mortal de necesidad pero sin el cual toda ambición de posicionar se nos va al traste. Hazte un café, ponte cómodo, respira hondo y mentalízate porque la tarea de conseguir enlaces no la puedes posponer demasiado si no quieres vivir en las profundidades más oscuras de la web.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que hay 2 conceptos con los que te encontrarás cuando te enfrente a esa parte de la estrategia SEO de conseguir enlaces de calidad.

técnicas enlaces externos SEO

Construir tus propios enlaces externos

Por un lado está lo que en la comunidad SEO llaman Link Building. Fue el primer concepto que se manejó y que durante muchos años (teniendo en cuenta que muchos años desde que surgieron los buscadores no es precisamente una eternidad) funcionó para muchos sitios web. De hecho, sigue funcionando, pero con bastantes más peros: es más difícil lograr crear un enlace fuera de nuestro blog o web desde un sitio con autoridad.

Link Building es el nombre que recibe la estrategia de construir enlaces de calidad mediante fórmulas como agregadores o el famoso Guest Post o Guest Blogging del que ya hablamos aquí hace un tiempo. Esto que era nuestro pan de cada día en 2012 ha cambiado radicalmente en 5 años. Los buscadores y sus actualizaciones de algoritmos se han centrado en vigilar esta táctica, penalizando a todos aquellos que la utilizaban de forma masiva y sin control de calidad: enlaces desde los mismos agregadores constantemente, con contenido poco interesante o de baja utilidad o, incluso, desde una red de blogs creada específicamente para generar enlaces hacia el sitio web (los llamados PBN).

Link-Building-tactics

Mal. Lo entendimos todo mal y nos pillaron con el carrito del helado. Muchos recibieron penalizaciones directas de los buscadores que los borraron del mapa de forma automática. Y entonces surgió todo un nicho de mercado dirigido precisamente a borrar y limpiar los estragos causados (el llamado Clean Up del Backlink Profile).

Los buscadores perdonan pero no olvidan. De ahí que muchas web que utilizaron masivamente esta estrategia hayan tenido que repensarla y tomar otras direcciones. Una de ellas es -y no va nada mal- convertir a parte de su plantilla de gestores de contenidos en perfiles de referencia para un determinado conocimiento de una materia, servicio, producto o sector. Estas personas han tenido que trabajar duro para convertirse en escritores invitados dentro de otros sitios web de referencia dentro de ese área, industria o sector, redactando artículos no de 300 palabrejas sino textos cuidados, extensos y densos en contenido interesante, útil y profundamente valioso para la audiencia del sitio que te invita a escribir. A cambio, se acabó lo de obtener varios enlaces directos con un único artículo sino que como mucho se obtendrá un enlace y posiblemente sea dirigido hacia el perfil del autor o, como mucho, a la home de tu web.

En este sentido, muchos medios editoriales online han visto el filón y han creado su propio negocio: te invito a escribir y, además de tu contribución -que debe ceñirse a X estándares de calidad-, te pido una cantidad X por hacerlo. Sí, bienvenidos al drama del Link Building.

enlaces externos para SEO

Obtener enlaces externos de forma natural

Ante todos los agujeros que se abrieron dentro de la fórmula del Link Building surgió el Link Earning: aquí el concepto cambia y ya no se trata de construir enlaces sino de ganártelos. De conseguir de forma totalmente natural, por méritos propios basados en la calidad de tu contenido, los enlaces de gente con autoridad en tu sector. Pura marca personal.

Ya no se trabaja en los blogs de otros: el contenido lo generas para publicarlo en tu sitio web o blog y, una vez lanzado al hiperespacio, lo difundes y promocionas con herramientas de todo tipo, entre las que destacan las redes sociales, el email marketing, la publicidad de Adwords, etc. Aquí, como debes estar pensando, te la juegas realmente con lo que has creado, con tu contenido, y sólo va a funcionar si ese contenido es bueno en el sentido de que:

  • aporta algo nuevo dentro de Internet
  • aporta algo útil
  • es original y/o gracioso
  • nos vemos reflejados en él

Por cualquiera de estas razones, la mayoría de los usuarios en Internet estarían dispuestos a compartir nuestro contenido y, por ende, a hacernos parte del trabajo de consecución de enlaces: ellos son nuestros comerciales, nuestros embajadores, los que hablan de nuestro contenido a otros potenciales lectores que pueden, a su vez, darnos otro enlace externo. Y así, hasta donde podamos llegar. De forma siempre natural. Sin forzar nada.

Ojo, no esperes que todo lo que escribas -por buenísimo que te parezca- vaya a convertirse en un viral minuto uno. Es importante mantener un perfil bajo en tus expectativas, al menos al principio, hasta que ya has demostrado taaantas y tantíiiiiisimas veces que tu contenido merece la pena que la gente se fía para compartirlo y hacer suyas tus recomendaciones, disertaciones o idas de olla. Lo decía al principio: la tarea de conseguir enlaces externos de calidad es una tarea muy difícil, a menudo frustrante y tediosa, exigente y agotadora. Vamos, que no está pagao. Pero que, cuando de pronto funciona, los resultados los notas de inmediato. Y te sientes fenomenal contigo mismo, como cuando acabas de crujirte en el gimnasio después de seis meses sin pasar por allí.

conseguir enlaces externos SEO

Hacer Link Building o Link Earning es salir de tu zona de confort y romperte la cabeza hasta el infinito más allá. Es trabajar mucho de Social SEO, es puro marketing de contenidos -con sus estrategias y sus plannings, su tiempo de documentación y redacción-, es la creación de vídeos, ilustraciones, diseños e infografías que molen (no, nunca hagas un churro y tires ‘palante: recuerda que aquí influye mucho tu valor de marca como autor) y es saber sacar un contenido con lo que los periodistas llamados “percha” → que viene al caso en el momento de la publicación, bien porque se está hablando del tema, bien porque es una fecha del año en la que todo el mundo está más predispuesto a ese contenido (un post sobre las mejores escapadas por España cuando se está acercando el puente de diciembre, por ejemplo).

estrategia SEOComo en todo, eso sí, hay pequeños trucos que ayudan a conseguir más enlaces y que hacen que promocionarnos sea más rápido, fácil y efectivo. Pero eso os lo cuento en el próximo post y así vamos digiriendo la matraca de hoy con calma. Que es domingo 🙂

Deja un comentario

Archivado bajo SEO

El SEO y las redes sociales: “sí, quiero”

Nadie daba un duro por ellos. Y han acabado por ser la pareja del año. El matrimonio SEO y redes sociales era una unión antinatural hace no mucho tiempo. Pero todos aquellos que le dieron la espalda a esta ecuación han acabado por admitir que se estaban equivocando. ¿Matrimonio de conveniencia? Pues puede ser. Pero es, indudablemente, una pareja que funciona, de esas que no abundan y merece la pena analizar.

Social-Media-SEO

Las redes sociales han demostrado (nos gusten o no) que no eran una moda pasajera, que, de hecho, se han convertido en algo indispensable y de consulta diaria para muchos, muchísimos, de los que utilizamos Internet habitualmente. Ya sea en el ordenador, en la tablet y, sobre todo, en el móvil.

Podríamos admitir que quizás los diferentes tipos de redes sociales sí tienen más de temporal, de moda. Del mismo modo, hay que reconocer que algunas no han superado el paso del tiempo y que otras han logrado lo impensable en apenas un par de años. Sea como sea, lo que sí está claro es la necesidad de la gente de utilizar las herramientas que les brinda Internet para facilitar su comunicación social, local y global. Y las redes les brindan esos mecanismos de proximidad y contacto virtual. Es lo que hay, amigos.

Por su parte, el SEO siempre ha sido una parte del marketing online más técnica, más sobria, menos pasional. La parte friki, la que obliga a trabajar con datos cuidadosamente analizados, donde la creatividad está muy limitada (o más bien es prácticamente inexistente) y no caben más emociones que el puro sentido común. Algunos (y no les faltará cierta razón) dirán que el SEO es aburrido. Sobre todo si se lo compara con otras tareas del marketing online y si se entiende el SEO como una parte aislada del resto del engranaje de estrategias que una empresa implementa en Internet.

seo-redes-sociales

Pero, precisamente, en esa concepción es donde está el gran fallo que, poco a poco, se empieza a corregir. El SEO no debe ser un trabajo aislado dentro de tu plan de marketing sino un elemento más que juega, se combina, cambia y se adapta con el resto de acciones de visibilidad y reputación online que una marca, personal o empresarial, debe llevar a cabo en Internet.

Podemos decir ya sin miedo que SEO hay más de uno. Que hay 3 aspectos del SEO que se deben trabajar y que, por tanto, se acabó aquello de pensar que ya tienes SEO porque te han entregado una web con los elementos básicos de SEO implementados: el trabajo de posicionamiento empieza justamente ahí.

seo social marketing

En el momento en que te entregan tu web, tienes -por decirlo de algún modo- el SEO técnico de inicio y ahora necesitas trabajar lo que comúnmente se conoce como SEO Social. Toca poner en práctica estrategias de inbound marketing y de contenido para poder ganar no sólo tráfico hacia tu web sino hacer que ese tráfico sea cualificado y entienda a tu marca o empresa como un referente en sus servicios, productos o incluso en su sector.

Sí, querid@s: ya no basta con la ley del mínimo esfuerzo. La alta competencia y la lucha por los primeros puestos en el buscador sumada al hecho innegable de que existen nuevas puertas de entrada a la información en Internet nos han obligado a todos los que nos dedicamos al marketing online -a Google el primero-  a abrir los ojos, ampliar miras y cambiar perspectivas y líneas de actuación.

Es evidente que muchos usuarios ya no entran primero al buscador cuando encienden el ordenador sino que su opción natural es chequear antes de nada sus redes sociales. Luego, si quieren consultar algo concreto, es verdad que el buscador sigue siendo su oráculo de Delfos. Pero si uno centra toda su estrategia únicamente en eso, estará perdiendo buena parte de su potencial para llegar a público diferente.

seo redes sociales

Las estrategias de SEO tienen la ventaja de que nos permiten conocer muchas cosas sobre el comportamiento de los usuarios desde el momento en que buscan algo que podemos ofrecerles hasta que entran en nuestra web, analizan sus servicios y/o productos y, finalmente, éstos les convencen.

Rara vez todo esto sucede en una misma visita: nadie compra algo sin consultar todas las opciones disponibles (o, al menos, 3 diferentes). Como en la vida misma, vaya: buscamos segundas opiniones, recomendaciones de terceros, información cada vez más detallada y fiable, en definitiva, garantías de que estamos tomando una buena decisión.

SocialSEO contenido

Esa confianza y esas garantías no pueden ofrecerse con el SEO únicamente y, por tanto, sin desviarnos de él, debemos conquistar el otro territorio con estrategias que, yendo un poco más allá, parten de ese SEO inicial. Con el Big Data (ese gigante universal que todo lo sabe) de la mano, tenemos que diseñar una fórmula que nos facilite llegar a nuestro público objetivo mediante canales que podamos gestionar y con contenido que les interese, que llame su atención o que despierte en ellos determinado tipo de sentimientos: solidaridad, deseo, alarma, confianza… Es decir, tenemos que alinear los valores de lo que ofrecemos con lo que nuestros potenciales usuarios necesitan en cada momento.

Y no hay actualmente mejor vía de acercamiento a ellos desde una perspectiva más emocional que desde las redes sociales, esa especie de Atención al Cliente virtual, ese buzón de quejas y mostrador de recepción que nos facilita Internet. Siempre, ojo, sin olvidarnos de que esas redes no son nuestras, nos las prestan terceros… que siempre van a pedirnos algo a cambio (vuelvo a lo de siempre: en Internet nada es realmente gratis, aunque lo parezca).

social seo estrategias.png

Las redes sociales nos permiten acercarnos a ese público potencial, entrar en su día a día más íntimo y personal. Hablar directamente al ego virtual de cada persona. De ello podemos extraer datos, pulsar tendencias, necesidades, creencias de nuestro target y trasladar toda esa información -debidamente analizada- a nuestra estrategia de contenidos y, por ende, a nuestra línea de posicionamiento en buscadores.

Al mismo tiempo, se pueden usar esas redes sociales para llevar el contenido que elaboramos para nuestra web directamente a dónde está el usuario. Por eso esto sí que es indispensable tenerlo presente: nuestro site o blog sigue siendo el auténtico corazón de nuestro trabajo online, ayer, hoy y siempre. Y todos los esfuerzos importantes debemos volcarlos en el sitio web, entendiendo las redes sociales como herramientas satélites que nos ayudan a alcanzar X objetivos.

seo social objetivos

El SEO nos da estabilidad en la estrategia, rentabilidad directa, visibilidad ante todos aquellos potenciales clientes que desconocemos y que no nos conocen, mientras que las redes nos abren la posibilidad de fidelizar, de entrar allí donde el SEO no llega por ser demasiado técnico, demasiado tímido.

Es, por tanto, una extraña pareja esta del SEO y las redes sociales. Un tímido incorregible, un poco friki y cuadriculado que se enamora de un torbellino de emociones siempre oscilantes, una extrovertida imparable, conversadora natural y amiga de sus amigos y de los que ni siquiera lo son aún… pero pudieran serlo. El Ying y el Yang. Los polos opuestos. En realidad, la fórmula de toda la vida que, como dice mi abuela mientras mi abuelo la escucha como si se acabara de enamorar de ella otra vez: solo se trata de saber complementarse y crecer juntos.

seo-social1

Habrá que tomar nota 😉

Deja un comentario

Archivado bajo Social SEO

Montar una agencia de marketing de contenidos y no morir en el intento

Más de un año. Tiempo suficiente para que ahora mismo ni recuerdes por qué te habías suscrito a este blog, ni quién soy o qué narices hago. Normal: tengo que admitir que durante estos meses olvidé por completo que tenía este espacio abierto y abandonado. La vida. Ya sabes. Te vas haciendo mayor y no sabes muy bien cómo las horas son más cortas y el día te da para poco más que para sobrevivir a las obligaciones y las rutinas.

Aún así, un día, zas! Te despiertas un domingo un poco más temprano y la memoria hace clic. Tecleas la dirección de ese blog y ahí estás, tú y tus historias. Luchas durante una media hora para recordar tu contraseña y cuando estás a punto de perder la paciencia: bienvenida de nuevo, Eva, hace mucho que no te teníamos por aquí.

Cierto. Os debo una disculpa. Pero os garantizo que ha habido muchas razones. Algunas muy buenas, otras no tanto. Excusas de las de verdad, de esas que no hace falta que te inventes para contarlas. Personales y, sobre todo, laborales. Quizás algunos recordéis que una compañera y yo nos lanzamos a montar una agencia de marketing de contenidos en plena efervescencia de crisis y paro generalizado. Bien: lo hicimos. Ahí estamos. Ahí seguimos. Dos periodistas que, tras cursos, recursos, masters e infinidad de situaciones de ensayo – error, conseguimos lo que aún hoy nos cuesta un poco creernos: vivir de nuestro trabajo y esfuerzo. Vivir haciendo lo que nos gusta.

Por si alguno estáis en esta fase, lo habéis estado o lo vais a estar, he pensado que, quizás, nuestro viaje os sirva de ayuda, de ánimo y de fuerza para seguir. Porque, por experiencia, sé que no es nada fácil.

Captura de pantalla 2017-10-29 a las 11.49.19

Hay que admitir (y advertir) que ese intento de supervivencia nos ha quitado unos cuantos años de vida, demasiados veranos sin vacaciones y picos de estrés que han logrado hacer tambalear hasta las convicciones más profundas. Tenemos bastantes mas canas, arrugas y ojeras fruto de múltiples etapas de “sí pero no”, de “mira, hasta aquí”, de “total, esto para qué”, de soledad e incomprensión. Etapas, también, de echar mucho de menos la profesión, de ver como el periodismo tal y como lo soñamos alguna vez se desmoronaba e iba dejando de tener su sentido.

Ahora, 5 años después de estar subidas en esa montaña rusa, 5 años en los que hemos recibido muchísimo apoyo -tanto de familia como de amigos y compañeros- seguimos todavía rascando tiempo de donde no lo hay para poder compaginar vida y trabajo. Pero lo hacemos desde la seguridad de que lo hemos hecho bien y de que todas esas dudas, todos los problemas y las horas y deshoras invertidas han merecido la pena. No sé si es el caso de muchos de los que ahora mismo estáis tras la pantalla, muchos de los que habitualmente os pasabais por aquí (contadme, contadme!) y que estabais en esa encrucijada de seguir por cuenta ajena en algo que ni fu ni fa o montárselo por uno mismo. Mi caso, la verdad -y por ahora- es una historia feliz.

Como agencia de marketing de contenidos, Zinkfo ha crecido y ya no es el bebé llorón de los primeros tiempos. A veces sigue llevándonos a extremos y a zonas de muy poco confort, pero hemos conseguido cierta estabilidad. Nos hemos embarcado en proyectos muy interesantes, muy exigentes y otros que han tenido menos recorrido, pero de todos ellos hemos aprendido mucho y seguimos aprendiendo. Actualmente, ya no somos @madammerox y yo solas ante el peligro: contamos con Victoria Grima, excelente profesional y mejor persona, que maneja a la perfección la generación de contenidos para blogs de clientes y la gestión de medios sociales; tenemos la imprescindible ayuda de Fuster, que se ocupa del departamento de diseño gráfico y web; y, hace solo un par de meses, se ha incorporado Albert Bonnin, fotógrafo, amigo y experto en gestión audiovisual.

Captura de pantalla 2017-10-29 a las 11.51.13

Sí, el “equipo sandía” crece -si entras en nuestro Instagram o en Facebook entenderás perfectamente por qué nos llaman así- y pretende crecer aún más, siempre con calma y pisando sobre terreno firme. Si algo hemos aprendido de esta trayectoria es que las prisas no traen nada bueno y que todo requiere su tiempo (sí, te lo dice una SEO 😉 ).

¿Cuál ha sido el truco para empezar una agencia de comunicación online en plena crisis y sobrevivir a ello?

Pues supongo que hay muchos. Yo te puedo contar los nuestros, pero cada proyecto, dentro de su contexto y de acuerdo con su equipo humano, debe encontrar los suyos. Para nosotros ha sido clave algo que considerábamos una carencia real en todas las agencias y marcas que prestan servicios. No sólo dentro del marco del marketing digital sino en todos los sectores: el consumidor, el cliente, el que paga se siente muy a menudo abandonado después de pagar el servicio.

En Zinkfo, era y es prioritario el cliente. Aunque no siempre tenga la razón y, por supuesto, no se la demos. Pero todo gira en torno a él. Se diseñan planes de contenidos para blogs, webs y redes sociales (textuales y audiovisuales) que se les envían con margen de antelación a su publicación para que puedan revisarlo, para que sepan qué se va a publicar en su nombre y así puedan sentirse tranquilos y cómodos. Se realizan informes periódicos de posicionamiento bajo su petición expresa, se envían reportes de monitorización y se proponen mejoras para el proyecto ajustadas siempre a las posibilidades de inversión de cada negocio.

En definitiva, aquello que siempre se dice de mantener una postura de escucha constante sobre tu audiencia, pulsar lo que necesitan antes de que se den cuenta siquiera de que lo necesitan. Ésa es una de nuestras claves. Y funciona. Muy bien, además.

Más allá del cliente, en Zinkfo también realizamos mucha “escucha interna”. Hacemos reuniones semanales y nos desmontamos a nosotros mismos. La autocrítica es fundamental, igual que también lo es el tener muy presente la contabilidad y analizar las posibilidades de servicios para prestar como novedad en el futuro. Fruto de ese mirarse a uno mismo, lo que empezó como una agencia de dos periodistas que empiezan a manejarse en el mundo del marketing digital ha cambiado mucho.

escucha interna marketing online

Antes ofrecíamos básicamente SEO (auditorías, SEO ON Page y OFF Page, estudios de competencia y Keywords e informes de tráfico de calidad), gestión de redes sociales centradas en publicaciones eminentemente textuales y redacción SEO de artículos de interés para blogs corporativos. Pero el marketing digital evoluciona rápidamente y vimos que esas acciones entendidas como bloques cerrados no tenían la misma efectividad que si los trabajábamos de una manera global, en conjunto. Así, empezamos a profundizar en las estrategias de marketing de contenidos desde una perspectiva más amplia.

Nuestra apuesta actual es brindar un servicio integral de marketing online a cada cliente: nos dimos cuenta que lo complicado es el primer mes de empezar con una nueva marca o negocio. Hay que invertir mucho, muchísimo tiempo en comprender sus valores, sus procesos de trabajo, conocer a su equipo y coordinarse con él, entender sus necesidades, sus posibilidades y escuchar a sus clientes. Una vez hecha toda esa labor de inmersión, es cuando empiezas a sentirte cómodo y a ser realmente productivo. Y eficaz. Por eso, nunca nos embarcamos en proyectos que duren menos de 6 meses, tiempo que consideramos mínimo para poder implantar una estrategia de marketing digital y ver datos fiables de las acciones pactadas con el cliente.

Los mejores proyectos con mejores datos son aquellos que hemos logrado desarrollar de forma global, manejando directamente todas las herramientas online necesarias para crear una buena reputación de la marca y una potente visibilidad de la misma en Internet. Los clientes, es cierto, suelen llegar con una necesidad concreta, pero inevitablemente acaban creciendo con nosotros hacia una estrategia de trabajo mucho más completa. Esto, no obstante, no sería posible sin los enlaces que tenemos en cada una de las empresas con las que colaboramos. En algunos son los responsables del departamento de Marketing, que son como una parte más de nuestro equipo y cuyo aporte y valor es incalculable a la hora de hacer las cosas bien. En otros son los propios responsables de la empresa los que se involucran y dedican esfuerzos con nosotros a tratar de alcanzar los objetivos marcados. En todos los casos, sin ellos sería imposible.

estrategias de marketing integrales

Así que, otra de nuestras claves de supervivencia podríamos decir que ha sido la implementación de una visión global en todos los proyectos. Y, por supuesto, el entender que, a pesar de ser agencia externa, somos parte del equipo de la empresa que nos contrata y, en esta medida, debemos entender sus objetivos como nuestros.

A todo ello, hay que añadirle algunos que otros dramas: aprender a presupuestar tu trabajo (esto, lo sé, da para otro post, ¡¡prometido!!); aprender a ceñirte a lo presupuestado (aún estamos en ello, porque cuando a uno le gusta lo que hace…y lo quiere hacer bien, pues siempre se pasa de revoluciones); fijarte y cumplir un horario laboral y dejar tiempo dentro de él para pensar y analizar los proyectos con distancia; enseñar al cliente por qué se hace lo que se hace y por qué necesita hacerlo; estar siempre alerta: renovarte o morir.

Confieso que lo del horario todavía no lo tenemos muy controlado: tener una pyme o ser autónomo en este país es lo que tiene (y esto también da para un buen puñado de posts). Más a menudo de lo que nos gustaría las necesidades del cliente y nuestra voluntad por trasladarles que estamos siempre ahí nos obliga a pecar de excesos. Eso es mal. Muy mal: hacer jornadas de trabajo de 12 horas no te va a salvar de nada, al contrario, acabarás cometiendo tantos errores que eso será lo que, en realidad, acabe viendo el cliente de ti, eclipsando tu esfuerzo. La dedicación bien entendida no tiene precio. De verdad.

Human resources and self-development. Modern business

Por ello, y aquí va la última clave de cómo montar tu agencia de marketing online y no morir en el intento, es fundamental que los canales de comunicación con tu cliente no invadan tu vida y tu tiempo personal: ciao Whatsapp, salvo para avisos urgentes. El email debe ser el espacio en el que se centralice la conversación, en el que se reciban los materiales, en el que se queden fijados los marcos de colaboración y las tareas acordadas, las nuevas peticiones y las necesidades de última hora. Todo en un canal que te permita organizar directamente la información y te permita tener un control real sobre ella. Y, sobre todo, te deje vivir un poco cuando por fin, al terminar la jornada, bajas las barreras y te vas a casa. Todo lo demás, no está pagado.

PD: Estoy de vuelta, espero que para quedarme si las rutinas me lo permiten. No os olvidéis de que el espacio de comentarios es vuestro, para todos los que queráis aportar o directamente llevarme la contraria. Sed buenos 😉

 

Deja un comentario

Archivado bajo ZinKfo