Archivo de la etiqueta: twitter

Periodismo y Twitter

Por Eva Diz

Periodismo y Twitter… No hay ninguna otra red social en la que el periodista se encuentre tan cómodo como en la famosa red de microblogging. ¿Qué será lo que nos engancha a ella? La inmediatez que ofrece para dar una noticia, la notoriedad que otorga como opinadores,  la posibilidad de marcar una agenda paralela a la habitual; la versatilidad de tonos que permite, el contacto directo autor-lector o, simplemente, la libertad y el poder que da al periodista como profesional individual frente a la gran marca colectiva y empresarial de los medios…

periodistas Twitter

La verdad es que Twitter ha abierto de forma definitiva una Caja de Pandora que ya había forzado en su momento la aparición de los blogs y todas las plataformas que permiten al usuario de Internet (en este caso, el periodista), romper la barrera de los medios tradicionales off y online y lanzarse a ser él mismo el productor del contenido: sin intermediarios, sin peajes.

Del mismo modo que ya empieza a haber medios que empiezan solo con una versión online y luego acaban haciendo ediciones en papel especiales para sus lectores más fieles, muchos son los periodistas que han sabido relanzar su carrera a través de redes sociales como Twitter apoyados en un simple blog. Muchos han conseguido trabajo, otros se han consolidado como profesores, colaboradores o consultores externos y otros muchos han decidido dar el paso de montar su propio medio de información u opinión.

periodismo twitter

En la entrevista sobre periodismo en Internet de la que os hablaba en el último post de este blog, también tratamos este tema y salieron cuestiones interesantes que seguro que, como a mí, a más de uno le rondan últimamente. Reproduzco algunas de las preguntas más interesantes para ver si, entre todos, conseguimos alimentar el debate: el espacio de comentarios es libre para todo el que quiera aportar 🙂

¿Consideras a Twitter un medio de comunicación? ¿Se puede hacer periodismo de 140 caracteres?

Sí, por supuesto (aunque muchos no lo crean y lo vean como un juguete con el que perder el tiempo). La tecnología no es buena ni mala en sí, es bueno o malo el uso que le damos. Y, como plataforma, Twitter da la posibilidad a los periodistas de hacer algo que, hasta ahora, solo podían hacer las agencias de noticias: dar Urgentes. Trabajé durante varios años en la Agencia EFE y rara vez vi un Urgente, pero era poco más que 140 caracteres: un titular (sin artículos ni preposiciones) y una frase lanzada de inmediato a la línea de los abonados. Hoy basta cambiar algunos términos para que suene igual: el Urgente de EFE es el tuit; la línea, el Time Line; los abonados, tus seguidores.

Los tiempos han cambiado… Antes un periodista en una redacción tenía los teletipos de EFE, EuropaPress, Colpisa, Servimedia, etc. abiertos mientras escribía. Hoy, todo periodista de 2013 debería tener un Hootsuite (o similar) con X búsquedas grabadas referentes a los temas que está siguiendo ese día. Asimismo, tendría que contar con listas bien organizadas con los perfiles oficiales de personalidades e instituciones de modo que pueda estar siempre al tanto de la información que aportan a través de ese canal. Del mismo modo que uno tiene un filtro en el correo para organizar las notas de prensa que le envían, las listas de Twitter permiten organizar la información de forma muy útil.

Pero, ante todo y sobre todo, un periodista en Twitter tiene que hacer de periodista: cribar, analizar, investigar, profundizar… No es hacer periodismo sacar en la televisión un reportaje sobre qué se dice hoy en Twitter o maquetar una página con los Trending Topic del día…

¿Como pueden utilizar los periodistas Twitter a su favor?

Primero: para crear su marca personal como periodistas. Yo sigo a los periodistas que sigo por lo que comparten en sus redes, no por el medio al que pertenecen (si es que pertenecen a alguno) y cada vez más esta tendencia se hará más patente. Hoy en día todavía mandamos las generaciones del papel, pero los niños de la generación iPad serán totalmente diferentes: ellos habrán crecido con el periodista, habrán tuiteado con él, no enviado una carta al director. Ellos querrán leer a ese periodista y no a otro porque les ofrece el contenido que ellos aprecian. Nuestro trabajo es ser ese periodista, no trabajar en tal o cual medio.

Segundo: para su rutina laboral diaria. Para informar, para encontrar buena información (enlaces, documentos, datos interesantes que se nos puedan haber escapado…), para ponerse en contacto con personas que tengan historias interesantes que contar, para relacionarse con otros compañeros, para escuchar a sus lectores… Ser un buen curator de contenidos en un mundo plagado de información es complicado y muy apreciado. Esa es la nueva labor del periodista, eso se espera de nosotros.

 ¿El perfil de un periodista en Twitter pertenece a los medios de comunicación o a los propios periodistas?

Esto está muy ligado a mi idea de que Internet devolverá la esencia al periodismo, el poder a los periodistas… pero dejará a los medios –tal y como los entendemos hoy- fuera de juego. De ahí que muchos medios quieran apoderarse de la cuenta de sus periodistas, porque todavía creen que el periodista se lo debe: “te siguen porque eres periodista de esta radio”.

Lo siento, pero no lo veo así. Un periodista es dueño de su cuenta de Twitter a menos que, por contrato, así lo haya decidido, en cuyo caso debería informar a sus seguidores de que su cuenta no es personal sino la cuenta oficial del periódico/radio/tv. ¿Los medios que plantean esto se plantean también apoderarse de las frases que sus periodistas dicen sentados en la mesa de una cafetería o en la cola del supermercado? Cada medio tiene su perfil en Twitter, que lo usen como deben. Para mí, esos intentos de controlar los perfiles de cada uno de sus periodistas es solo una prueba de su miedo a perder el poder que durante tantos años tuvieron sobre la audiencia.

#Ahílodejo…

 

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Periodismo

La historia de mi virus

Por Eva Diz

By @IOteiza (Gracias!!!)

La historia de mi virus es algo que muchos conocéis porque, por desgracia -y por mi culpa-, también es un poco vuestra historia. Esta semana he tenido un virus 360º. Sí, hace ya 8 días que arrastro un resfriado persistente que viene y va pero nunca cesa. Y hoy he pillado un trancazo brutal vía Twitter del que os he hecho partícipes a todos muy a mi pesar.

La curiosidad mató al gato (en mi caso, a la periodista). Esta mañana tenía varios avisos de DM en mi email de diferentes personas conocidas, una de ellas, de total confianza. Casi de forma automática, abrí en una nueva pestaña el link que me enviaba sin ni siquiera prestar demasiada atención al contenido. De hecho, abrí unos cuantos links de unas cuantas personas. Nada extraño sucedió. Y me fui a la playa, con el sol en lo alto y el libro Indignation de Philip Roth en mi cesta, en avanzado estado de intriga y adicción. El domingo perfecto.

A la hora de comer, esperando la paella, decidí mirar en el iPhone qué tal iba el día de novedades. No abrí Safari, abrí Twitter… Y flipé. Varios de vosotros me avisabais de que os estaba bombardeando con un virus. ¡¿Yo?! Pero… ¡Si yo no había hecho nada! …¿O sí? Revisé mis DM y allí lo vi: Alguien había mandado como 300 mensajes directos desde mi Twitter a todo dios. Me quedé muerta. No podía ser. Mecagoensuputamadre.

Nunca sabré quién fue, el virus me llegó a través de otro, al que le llegó a través de otro y otro y otro…

Traté de cambiar mi contraseña desde el teléfono (como muchos me recomendasteis -¡gracias!-) pero no pude: Se me acabó la batería y aquello seguía sin solución. Así que, me comí la paella con todo el agobio encima, recogí mis trastos y me vine a casa.

Acabo de cambiar todas mis contraseñas. Una por una. Y aún sigo un poco angustiada.

Quiero deciros a todos los que me pedíais que dejara de enviaros virus que yo no envié nada: Alguien lo hizo por mí y lo hizo con todos, sin distinción. No obstante, siento haber abierto el link que abrí (ya sé cual fue –nunca abráis  algo que diga “Bad blog going around about you, heard or seen it yet?” y vaya acompañado de un link, aunque os lo mande vuestra madre–) y siento haberos causado cualquier problema, de veras.

Ahora os puedo asegurar que, después de haber pasado por esto, soy la persona más vacunada contra los malware de todo el planeta. Ni el mismísimo Norton, vaya. No hay mal que por bien no venga, dicen.

Deja un comentario

Archivado bajo digital

Parece mentira…

Por Eva Diz
Parece mentira… pero es verdad, verdadera: la que antes se escribía ocho horas de teletipos al día ahora es incapaz de actualizar su blog personal como mandan los cánones 2.0 (sí, hay cánones para todo, ya véis).

Tengo una pila de excusas recién sacaditas de la nevera (hace ya demasiado calor para hornos): que si el posgrado en marketing me quita la vida, que si el plan de empresa se hace y se deshace, que si el proyecto va y viene,  que si casi es verano y hay que cultivar las cañas con los amigos, que si la playa agota, que si el #15M y la resaca electoral…quesiquesiquesi. Enfin, que nadie sabe lo difícil que es actualizar un blog hasta que lo tiene. Os reto. Comprobadlo vosotros mismos. Y luego me contáis.

Mientras rumiáis el nombre que le váis a poner, la frasecita de debajo, la idea, etc, etc. os diré que en las últimas semanas he estado muy out, pero he progresado muchísimo en este nuevo mundo virtual y cada día me siento más 3.0 (nueva versión de la red que, dicen los gurús, está a la vuelta de la esquina). Eso no significa que haya crecido o sea más guapa -aunque sí estoy más morena :D- simplemente es como si, al encender el ordenador y abrir el navegador, se agudizara la vista y se ampliara la mente. Y todo lo que antes era una maraña casi incomprensible, una saturación de contenidos y flashes, se organiza solo. Y tiene sentido. Wow!

Si tuviera que resumirlo en una palabra eligiría útil. Internet es eso: una fuente inagotable de utilidades. Y para muestra un botón. Voy a dejaros aquí un brevísimo resumen de la cantidad de cosas que esconden páginas web archiconocidas y otras que no lo son tanto.

Un buen ejemplo es el blog, que -aunque no lo actualizo como debiera- me ayuda a organizar el batiburrillo de ideas que tengo en la cabeza y a comunicarlas a muchísima gente a la que no se lo sabría contar de otro modo (no soy mucho de llamar por teléfono…); luego está ese maravilloso Google, al que la función de buscador ya se le queda más que corta; los programas para realizar conferencias online; los que te permiten crear aplicaciones e instalarlas en tu web o en las de tus amigos; o las pequeñas herramientas que te dicen quién ha dejado de seguirte en Twitter (y declararle enemigo para siempre) o la que te permite crear grupos en Facebook para causas benéficas.

Esta semana haré un nuevo resumen, con más programas, más links interesantes y más trucos, todo muy 3.0 (se aceptan sugerencias y recomendaciones, queridos maestros del 2.0 -que sé que sois muchos-)

Escribiré, lo prometo 🙂

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo digital

Un break

Por Eva Diz
Creo que ya sé lo que quiero. Quiero vivir sin trabajar. Escribir a ratos, cuando el cuerpo lo pida y ganar mucho dinero con ello… Pero eso no va a poder ser. Así que, tomo nota de todos vuestros votos y opiniones (la encuesta sigue abierta) y voy a darme un par de meses al menos para pensar. Para digerir y analizar cuál es la mejor forma de aprovechar esta oportunidad y para aprender un montón de cosas que he descubierto que desconozco por completo. En fin, para recuperar todo ese tiempo que nos roba el trabajo cada día y ser un poquito feliz, chupando del bote común, que para eso lo he engordado durante los últimos años.

Un par de meses de descanso no le hacen mal a nadie. Luego veremos cómo se presentan las cosas y elegiremos.

Eso no quiere decir que pare. Iré tejiendo mi abrigo para el invierno. Pero ahora, toca destaparse, salir a la calle y ver llegar el verano.

Deja un comentario

Archivado bajo Periodismo

Tengo un plan…

Por Eva Diz
… en realidad, tengo varios y eso que podría sonar estupendo -porque hay vida más allá y todo eso-, no lo es tanto. Me explico. Todos esos planes son prácticamente incompatibles, lo que me lleva a la terrible situación de tener que elegir. Pero ando con la duda detrás de la oreja, y no hay quien me la quite. Así que he pensado que quizás podríais echarme una mano y darme vuestra opinión. No os preocupéis, el voto no es vinculante. =)

5 comentarios

Archivado bajo Periodismo

A dieta

Por Eva Diz
El hambre agudiza el ingenio. Verdad, verdadera; lo he comprobado. Últimamente tengo el cuerpo a dieta de sueño y mi cabeza no para de generar ideas, de pensar proyectos, de buscar puertas por las que salir y decirle al mundo que aquí estoy yo, que se prepare.

Pero la dieta tiene también sus desventajas y los cambios de humor se hacen cada día más patentes: lo mismo ahora me como el universo que siento que no tengo fuerzas ni para hablar. Y callo. Y miro hacia abajo y hundo la cabeza y pienso que es el fin, que qué hago yo ahora si no sé nada. Es el pozo, es largo y profundo, oscuro, duro, sucio y doloroso. No os lo recomiendo.

Pero eso pasa poco (por suerte) y, a pesar de la dieta, todavía tengo energía en la reserva que me permite quemar adrenalina y ver que, aunque no sé hacia dónde voy, al menos me muevo.

Ayer tuve una entrevista muy interesante. Sin entrar en la oferta y en si será o no parte de mi futuro inmediato, al otro lado encontré a una persona valiente, con las cosas claras y los pies en la tierra. Alguien que tuvo el coraje de montar su propia empresa y, durante los tres años que lleva en ello, trabajar solo, tirando él de lo suyo y haciéndolo -por  lo que pude comprobar- muy bien. Ahora genera empleo y busca que sus empleados sean felices con lo que hacen. Su principal objetivo no es hacerse rico, es vivir a gusto consigo mismo. Desde aquí, mi enhorabuena.

Yo, desde este limbo en el que estoy desde hace justo hoy dos semanas, lo miro con envidia (sana, sanísima) y me entran unas ganas terribles de tirarme a la piscina… Pero la razón me dice que espere: el agua, ahora en abril, aún está muy fría y a mí aún me queda mucho para presumir de saber nadar.

Es viernes, tomémonoslo con calma. Salud y buen fin de semana a todos.

Deja un comentario

Archivado bajo Periodismo

Pas mal

Por Eva Diz
Respecto a lo que me traigo entre manos, por si a alguien le pica la curiosidad, solo diré que sigue pintando estupendamente, que es algo nuevo e interesante, otra forma de hacer las cosas.

Pongo la balanza a funcionar. Toca pensar, sopesar, arriesgar y decidir qué quiero hacer durante el próximo año.

Como dicen por aquí, ya os diré cosas. Mientras tanto, seguid pensando en mi idea de ayer. =)

1 comentario

Archivado bajo Periodismo