Archivo de la etiqueta: trabajo

Los silencios de la red

Por Eva Diz
Los silencios en Internet son como en la radio: no perdonan. El mío ha durado desde el 17 de julio. Sí, imperdonable. Lo sé. Aunque no me había dado cuenta de que había pasado tanto tiempo hasta hoy, al hacer inventario y estrenar vuelta al cole: ¡más de un mes con la bitácora dormida! Y, no, no me tomé vacaciones…

Ha sido un verano de esos de poca playa y mucha oficina: demasiado trabajo para tanto calor. No me quejo que ya saben que eso de quejarse del trabajo no está de moda, pero -de verdad-, ha sido agotador. Por eso, a golpe de septiembre, no puedo más que inaugurar la temporada de otoño elevando la tecla y diciendo ¡quiero vacaciones!

Todo llegará (me lo prometo 🙂 ) pero, mientras, espero ir recuperando mis buenas costumbres y pasarme por aquí más a menudo, para ponerme al día de lo que pasa en la red, comentar las mejores formas de sacarle partido a un blog o a una web, encontrar herramientas prácticas para trabajar online y analizar proyectos nuevos de los que aprender siempre un poco.

Por el momento, os dejo con una cita a la que me hubiera apetecido muchísimo ir: Branducers, el foro de branded content que este viernes celebra su segunda edición en Vitoria. No es que estos chicos hayan inventado la pólvora (lo del branded content es tan antiguo como la publicidad), pero han sabido ver que es el mejor momento para apostar por ello: es la era del marketing de contenidos, sin duda, en ZinKfo lo sabemos bien 😉

Contenido de marca es aportar algo relevante, es ofrecer algo realmente útil, es entretener transmitiendo los valores de una marca de una forma sutil, elegante, cuidada. Es atraer y conmover. Este año escribiremos mucho de esto. Feliz septiembre.

Nos leemos 🙂

2 comentarios

Archivado bajo Personal

Comunidad portAmérica: una red social para emprendedores

Por Eva Diz
Ha costado pero ya está aquí: la Comunidad portAmérica se ha estrenado hoy y ya tiene sus 2 primeros proyectos. Somos muchos los que estamos detrás de esta nueva red social de emprendedores, destinada al fomentar el coworking y el networking entre Europa e Iberoamérica, que busca dar un impulso a todos los que han decidido no quedarse de brazos cruzados y hacer las cosas de un modo distinto. Son muchas las ilusiones (y también los nervios, los miedos, por supuesto). Pero hoy, estamos realmente orgullosos porque en el primer día ya tenemos talento para compartir: primer premio al optimismo. Gracias, de verdad.

Sabemos que Roma no se construyó en un día y el mundo tampoco podemos cambiarlo de la noche a la mañana, pero al menos desde ahora tenemos una herramienta más para intentarlo. Con ella podréis desarrollar proyectos colaborativos, encontrar asesores, nuevos compañeros de viaje en vuestras aventuras empresariales, inversores o simplemente gente que crea en vuestro proyecto, gente que te diga “me gusta”, apuesto por ti… Esa palmadita en la espalda que tan en desuso anda (y que tanto se agradece).

Os invito a que la visitéis y a que compartáis vuestro talento, vuestras ganas e ideas con el fin de que, con la ayuda de todos, puedan llevarse a cabo: aunque parezca poco, ese será un gran paso hacia una nueva realidad, hacia otro mundo, uno más digno y más sostenible.

Todos los proyectos que formen parte de la Comunidad contarán con todo el apoyo del Equipo portAmérica y trataremos de difundirlos y visualizarlos a través del hashtag #ComparteTalento. Pero solos no podemos, por eso, desde aquí, animo a todo el que lea estas líneas a compartir ese talento que espero vaya llenando esa nuestra comunidad.

Nada más. Pasad, estáis en vuestra casa: Bienvenidos a la #ComunidadportAmérica

1 comentario

Archivado bajo Emprendedores, trabajo

Libertades y otras crisis

Por Eva Diz

RTVM

Fmdo. Iñaki Oteiza

Se os va a echar de menos. Mucho. Más de lo que muchos creen, más de lo que creéis vosotros mismos. Alguien no ha sabido entender las cosas y el que no entiende no puede actuar con inteligencia. Y hace mal las cosas. Y ni se arrepiente. Porque no ha entendido nada.

Radiotelevisión de Mallorca dice adiós. Agoniza poco a poco. Es una auténtica muerte en directo, un espectáculo desagradable para el que lo mira sin poder hacer nada, sin poder pararlo. Pero, sobre todo, para vosotros, la gente que está detrás. Para los que veis el final cada día un poco más cerca y, sin embargo, seguís ahí, tan profesionales como siempre.

[M] se va. Y su adiós nos hace a todos un poco menos libres. Nos apaga la voz, nos vuelve más sordos, nos amordaza, nos limita. La libertad está en crisis y su crisis nos hace más pobres, más pequeños, más insignificantes. Y los que están cercenando esa libertad, los que están haciendo mal las cosas, ni se arrepienten, porque no han entendido nada. Ni lo entenderán nunca. Una pena.

————————————————–

A todos los compañeros de RTVM: Gracias y ánimo. Queda mucho futuro por delante. De verdad.

—————————————————

2 comentarios

Archivado bajo Periodismo

Verano, verano

Por Eva Diz
Esta es la semana con los días más largos del año. El verano mete ya la pata bajo la puerta y saluda: está a punto de entrar. Háganle sitio en sus casas, preparen el cambio de armario, saquen las sandalias y el billete de avión y disfruten de esa sensación que da el saber que, a la vuelta de la esquina, esperan las vacaciones.

Aquí hace semanas que se respira verano: los autobuses, el supermercado, las tiendas… todo huele a crema solar. Resuenan los flip, flop de las chanclas en las aceras y la ciudad se queda vacía cada domingo. Solo falta que termine el colegio y pronto habrá sitio de sobra donde aparcar cerca de casa y quedarán escasos tramos de arena libre en las playas.

Este será mi primer verano, verano desde 1999. El primero sin trabajar, enterito para mí. Lo miro -ahora frente a frente- y se me escapa una sonrisa: algo bueno tenía que tener esto del paro, que te toque en verano. El invierno es otra cosa, pero eso ya se verá.

No obstante, y aunque suene raro, todavía me quedan un par de semanas para las vacaciones, el sprint final: dos semanas de curso intensas. Y luego me tomaré un buen descanso, uno laaargo, de sol, arena y mar mediterráneo. Escaparé unos días a casa (familia, amigos detodalavida y océano atlántico) pero volveré antes de que la isla se dé cuenta de que me he marchado…

Imagino que todos habéis desempolvado los planes de veraneo y estáis contando los días. Muchos ya habrán colgado los bártulos y estarán ahora disfrutando de esa deliciosa sensación que es ser consciente de tooooodas las horas que tienen los días.

Siempre lo he pensado y, aún en mis nuevas circunstancias, todavía lo pienso: una de las mejores cosas del trabajo (si no la mejor) son las vacaciones 😛

Feliz semana, feliz verano

Deja un comentario

Archivado bajo Personal, trabajo

Mi nueva yo

Por Eva Diz
Iniciado proceso de reconstrucción… Nueva Eva en fase pruebas. Día 1:

(Parafraseando a quien muchos de ustedes saben, jajaja) Hoy es viernes, estoy en mi casa, hace un día de sol espléndido y he amanecido a las 10 de la mañana…

Creo que el balance del primer día de mi nueva vida no está tan mal… He de reconocer que le tenía cierto respeto, pero os informo de que se está mejor de lo que nunca hubiera imaginado. Mi único conflicto vital es saber cómo aprovechar del mejor modo tooooodo el tiempo que tengo. Y en esas ando: estoy debatiéndome entre el dolcefarniente o atender tooooodo ese millón de cosas que tengo en la agenda, y creo que tiraré finalmente por la calle del medio: un poco de todo, sin prisas, sin pausa.

Iré a la biblioteca a renovar y devolver libros, leeré al sol, comeré con un amigo, estudiaré un poquito, haré un rato el vago, me pasearé por alguna tienda a la que tengo echada el ojo… y por la noche, cañas.

Bueno, ¿qué os parece? Mica male, eh… A los que me leáis desde las redacciones/oficinas: ánimo ya queda menos para la hora de salir. Life is out there.

3 comentarios

Archivado bajo Periodismo

Sinceramente II

Por Eva Diz
Primero, mis disculpas porque mi reflexión sobre la vida, el trabajo y la felicidad llega un día tarde. Al de ayer le faltaron horas (y fuerza de voluntad, lo reconozco…), y como sé que esperáis mis letras como el café de las mañanas, entono el mea culpa y retomo el post donde lo dejé: sinceramente, ¿lo que hago me llena? ¿Es lo que siempre he querido hacer?

La respuesta, en mi opinión, cambia en función del estadio en el que se esté (no es lo mismo un veinteañero loco por hacerse un hueco que un treintañero con diez años de trabajos en la mochila) y de la trayectoria e intensidad  con la que se viva la vida (laboral, en este caso), así como de otros muchos factores. Lo que nos deja en que hay tantas respuestas posibles como personas. Esta es la mía:

Cuando me dijeron que la plaza la había pedido otra persona y que eso me dejaba fuera de juego, yo llegaba a esa conversación con casi diez años de trabajo a la espalda,  los tres últimos durísimos (y bastante ingratos) , varias mudanzas, un traslado de Galicia-Palma y un cambio de vida radical.

La primera reacción fue considerar que todo ese proceso y esfuerzo era un argumento más de peso que me hacía merecer la plaza y convertir en injustas las normas de selección de la agencia. Quería ese trabajo a toda costa porque de él dependían todos esos planes a corto plazo que, aún sin quererlo, uno se hace para poder seguir tirando con el día a día: viajes, cambio de casa, un e-book, más viajes…

Esa noche no dormí, ni un segundo. Y pensé, mucho. Desprendida ya de la posibilidad que me ataba a ese puesto de trabajo, a su salario y a su estabilidad, me pregunté ¿Pero…esto es lo que yo quería hacer toda mi vida? Entonces, la respuesta salió sola y del alma: no. No lo era y lo sabía, pero no quería indagar en ello porque la comodidad laboral es demasiado gustosa a veces…

A diario -al menos eso me pasaba a mí- uno mira el despertador y mal que bien, se levanta, saca una sonrisa y tira pa’lante. Un día, tras otro, llenando una larga lista de rutinas, por suerte tiznadas de pequeños cambios que a uno le despabilan de cuando en cuando y le dan nuevas razones para seguir perseverando. Y el tiempo pasa, sin que uno casi se de cuenta, cada vez más rápido.

Quizás si todo esto no hubiera pasado, en unos años me habría convertido en de esas personas que se quedan ahí, esperando a prejubilarse y vivir. O, con un poco de  valor, hubiera podido buscar mis prioridades fuera del trabajo y aceptarlo como es: una vía de pagarse la vida real, la que hay después del horario marcado.

Esta hubiera sido mi opción si hubiera seguido en la empresa. Pero, ahora que la veo desde fuera, a punto de cumplir 31 años, creo que me habría equivocado.

Por eso no sé qué haré a partir de ahora, pero tengo claro que hoy por hoy mi prioridad no es tener la comodidad laboral como compañía, tratando de trampear los días para trabajar lo que toca sin quemarse uno demasiado y dejando los sueños para compartirlos con la almohada.

Esta es una profesión muy dura. Me da la sensación que cada día lo es más: demasiada exigencia (en gran parte de uno mismo), demasiada presión y demasiada ingratitud. Y la crisis no ayuda, ahoga: tres que trabajan como cinco, productividad por encima de calidad, beneficios por encima de orgullo profesional.

Conclusión: yo me quedo en esta parada proque me he dado cuenta de que el final de ese trayecto no es el mío. La felicidad está en alguna otra parte. Habrá que aprender a buscar…

4 comentarios

Archivado bajo Periodismo

Sinceramente

Por Eva Diz
Estos días ando muy monotemática:  perdonenme, estoy empezando.  Pero el título del blog me lo exige, así que volveré sobre ello. Esta vez, desde una reflexión a la que me gustaría invitaros. Esto no es como la encuesta (que tuvo su éxito, no os creáis), esto es algo sobre lo que todos tenemos mucho que decir. Estoy convencida.

Todo surge de una pregunta que me hice horas después de saber que lo mío con EFE se había terminado y que me ha ayudado mucho (esto del amor, es lo que tiene, que va y viene).

Ahí va:

¿Eres feliz en ese trabajo? ¿Realmente feliz? Si  pudieras hacer cualquier cosa, ¿qué harías? …

Lo dejo ahí por ahora. Pensad. Mañana os cuento lo que yo he pensado.

2 comentarios

Archivado bajo Periodismo

Muchos y buenos

Por Eva Diz
Se me ha ocurrido una idea. Bueno, debería decir que me la ha sugerido un amigo con un comentario de Facebook a mi último post. Reproduzco:
-“Vaya… Bueno bienvenida al club, i ánimo!!!”, dice Albert Goodkid.
Y yo contesto:
-“Pues sí, veo que el club es cada vez más exclusivo y de mayor categoría, jajaja”.

Automáticamente enlazo con cientos de conversaciones anteriores sobre el futuro (merci, Al),  con los consejos de otro buen colega (gracias Adolfo), retomo toda la autoestima y la fuerza que me habéis dejado en mi muro y en mi mail durante estos últimos días (thanks to everybody) y hago una radiografía de nombres, país a país, ciudad a ciudad.

Y entonces, lo veo claro: en esto del paro somos muchos y buenos, llenos de talento, cargados de ideas y sobrados de tiempo. ¿Qué estamos haciendo que no nos reunimos y pensamos en algo que aúne todo lo que valemos, algo que nos guste y a lo que podamos sacarle partido?!

Propongo una cooperativa, algo que nos permita vivir de lo que nos gusta. ¿Qué me decís? Empiezo con la lista: nombre y talento, gustos y aficiones. No perdamos más minutos, valen demasiado.

MiMail: evaevisima@gmail.com
MiTwitter: @evaevisima

Vengaaaaaa, qué no se diga!

Deja un comentario

Archivado bajo Periodismo

(E:)

Por Eva Diz
La fase delete está en marcha. Ayer por la tarde saqué de mi ordenador todo lo que lo convertía en mío: fotos, vídeos, enlaces, temas de nevera (de esos que saben tan ricos cuando llega el fin de semana y no hay ni para picar comunicados) y hasta manuales de texto. De mí solo le quedan dos pegatinas de fruta junto a la pantalla y el código para entrar. Ah, y la foto del fondo de pantalla, que la dejaré allí hasta el final.

No lo voy a negar: esto de borrar mi propio rastro está siendo duro. He intentado rescatar todo lo que he escrito pero es una empresa tan excesiva que he optado por  copiar solo aquellos teletipos que vieron su luz con nombre y apellido (ahora lo pienso y sé  que tenía que haber firmado alguno más). Ha sido como viajar en el tiempo. He visto cosas que ni recordaba haber hecho y  he caminado tanto que me sorprendo.

En resumen, y esto podemos considerarlo todo un éxito: he logrado meter tres años y pico en dos cajas de zapatos, una bolsa y un pen. Demasiados recuerdos para poder olvidar.

Ha sido un comienzo de semana productivo a pesar de haber empezado el lunes perdiendo mi anillo fetiche, el que ocupaba mi dedo pulgar desde hace once años inseparables. Es una señal, diréis todos. Pues no sé…, la verdad es que estoy un poquito harta ya de mensajes cifrados, señales del futuro y símbolos del más allá que vendrían a decirme que me espera una vida fantástica detrás de todo este embrollo. En fin. Aviso: si viene el espiritu santo a verme, no estoy, a menos que venga a devolverme mi anillo, claro.

El fin de semana tampoco fue para echar cohetes: me entregué a la pereza, la autocompasión, a la comida en grandes cantidades y las series americanas (creo que gané dos kilitos al menos). Sólo en la tarde del domingo me vi tooooooda la miniserie “The Pacific”, de Steven Spielberg (Bélica. Muy recomendable para todos aquellos a los que les gustó “Salvar al soldado Ryan”).

Pero no me culpen, estoy tratando de enmendarlo. Aquí me tienen actualizando el blog y a punto de sentarme a estudiar el C de catalán.

Por último, os dejo las reflexiones sobre el futuro que nos aportaron unas cañas que anoche nos tomamos los compañeros de redacción:

“-Ya tenemos perro y gato, y ahora ¿hacia qué animal nos dirigimos?
-Bueno, yo tengo dos gatas ya…
-Sí, entonces a mí qué me espera: yo tengo tres.”

 

1 comentario

Archivado bajo Periodismo

Saber perder

Inauguro el sábado con buen humor y mejor letra. Con Rayuela de Julio Cortázar. Intentando ordenar mi mundo un  poco me he encontrado una de esas hojas de libretas escritas hasta en los bordes con anotaciones del libro. Y, entre todas ellas, allí estaba ella:

“Nada está perdido si se tiene por fin el valor de proclamar que todo está perdido y que hay que empezar de nuevo”.

Magnífica. Valiente.

Muchos que yo me sé (y que todos sabemos) deberían aplicársela. Aquí la dejo, para que la compartáis y para los que se den por aludid@s. Yo, desde luego, estoy ya en plena práctica.

Deja un comentario

Archivado bajo Periodismo