Archivo de la etiqueta: periodista web

El content curator: un periodista en Internet

Por Eva Diz
Content curator o comisario de la información es un nuevo perfil profesional que está tomando forma en la red… y que no es otra cosa que un buen periodista, con sus artes de documentalista bien a punto, un sólido conocimiento de las herramientas que pone a su alcance Internet y un toque de sensibilidad para el marketing.

Los gurús y entendidos del sector han creado esta nueva dimensión del periodismo y no hacen más que hablar de lo importante e indispensable que son y serán los content curators. A más infoxicación, más necesidad de filtrarla, editarla y compartirla con un nuevo valor añadido, de una forma sencilla, atractiva y creativa. Periodismo de toda la vida con herramientas nuevas.

Content curator, comisario, editor online, periodista 2.0… Llamémosle X, pero aquí – si me lo permiten-, tonto el último, queridos amigos: Ésta es un oportunidad más que la red nos da a los periodistas para reinventar lo ya inventado y vendernos como lo que somos (aunque últimamente nadie lo vea de este modo): Valiosos.

Recojo a continuación las principales tareas para generar valor añadido que, según Robin Good -experto en la materia-, realiza un content curator. Algunos llevamos haciéndolo toda la vida 🙂 :

  1. Cuidar los títulos como para que sean relevantes para su público
  2. Elegir una buena presentación y el formato mediante la utilización de estilos diferentes en las fuentes de los distintos elementos, la organización del texto, el uso de listados (En la versión offline: cuida la maqueta, pon ladillos, despieces, apoyos…)
  3. Filtra y añade imágenes relevantes, fotos, ilustraciones que complementan y refuerzan plenamente el contenido a los que están asociadas
  4. Selecciona los extractos más interesantes y relevantes del texto original, para ayudar al lector a comprender lo más rápido posible cuál es el contenido y por qué sería relevante para leerlo. (O sea, una entradilla)
  5. Escribe tu propia introducción, para contextualizar y explicar la relevancia de los contenidos a tu audiencia específica (Sí, aunque sea una nota de prensa, siempre has de re-redactar y hacer el texto tuyo antes de entregárselo a tus lectores, porque eso les ayudará en su comprensión)
  6. Proporciona etiquetas y categorías de clasificación para el contenido (Ojo, esto que sí solo se produce en el mundo online. En el offline, como mucho, te guardas una copia en pdf dentro de una carpeta sobre el tema central del texto)
  7. Integra enlaces adicionales para ampliar el artículo, o para proporcionar más referencias a conceptos específicos. (También único y exclusivo del mundo online: la hipertextualidad es su esencia, su principal característica. Podemos ofrecer con nuestra noticia todo un dossier interminable de información seleccionada para aquellos que quieran profundizar e indagar por su cuenta)
  8. Personaliza los contenidos de forma diferente para cada canal específico de la Web Social.
  9. Verificar la calidad y la integridad del contenido original asumiendo un rol crítico ante la decisión de qué publicar (Contrastar información, de toda vida)
  10. Atribuye la información a todas las fuentes utilizadas indicando el autor y añadiendo un enlace al documento original (Imprescindible)
  11. Proporciona recomendaciones, consejos y sugerencias a sus lectores sobre el tema tratado (La conexión directa con el lector que nos permite el soporte online hace posible este último punto y el número 12 que, a mi juicio, sería el estar atento al feedback de esos lectores para analizar qué es lo que les interesa, cómo les interesa y a qué tendencias apuntan)

Nada más. Como veis, pan comido: solo necesitamos aplicarnos bien con las herramientas que nos facilita Internet. Quitarse la capa del miedo a lo desconocido, probar, equivocarse y volver a empezar. ¿Qué, alguien se anima? 😉

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Periodismo

El SEO social, según Google Panda

Por Eva Diz
El SEO social es la nueva forma de hacer SEO. Es la vida online después de Google Panda. La nueva piedra angular para ser visto y leído en Internet. Y algo más: La mejor forma de labrarte una buena reputación en la red. La llegada de Google Panda ha sido una puñeta para muchos sitios web y para muchos SEO, pero también será la luz al final del túnel para muchos de los que nos dedicamos al ingrato mundo del periodismo y demás profesionales de la información. Como os comentaba en los dos post anteriores (SEO para periodistas I y SEO para periodistas II) ahora es nuestro momento.

La profesión de SEO, como señala Mari-Carmen Marcos -una de mis profesoras del máster en buscadores de la Pompeu-, es muy joven, al igual que es joven la web 2.0, que ahora nos suena ya casi a pasado. En sus escasos años de vida, no ha parado de sufrir constantes cambios. La mayoría de ellos fruto de las malas prácticas (BlackHat SEO) a las que nuestra naturaleza humana siempre acaba por tender: Google hace la ley y algunos SEO hacen la trampa. De modo que, Google continúa poniendo cada vez reglas más estrictas, para evitar que los listos de turno se aprovechen de cualquier rendija para colar en los resultados una web que no se parece en nada a lo que estabas buscando.

Panda es la última ley de Google y es una ley difícilmente corruptible: Es la ley de la calidad, la exclusividad, la relevancia, la confianza y la credibilidad del contenido. De nada vale que tengas tu web perfectamente optimizada, con tu código correcto, tus meta etiquetas medidas al dedillo, tus keywords colocadas cuanto más arriba y a la izquierda mejor… si tus textos no son originales, interesantes, útiles y susceptibles de ser compartidos en redes sociales por tus visitas.

Se acabaron los post de 300 palabras a 0,70 céntimos que demandan todavía algunos seres y empresas patéticas por la red. #GratisnotrabajoGracias Google: Panda solo considerará a aquellos sitios que ofrezcan contenidos de calidad, temas completos, tratados en profundidad, con una media entre 500 y 600 palabras por página, con una buena construcción gramatical y una excelente ortografía (¡por fin acabaremos con ese dolor que produce abrir una página sin comas ni acentos!). Ah, y actualizados con frecuencia y sin descuidar el diseño: Moderno, actualizado, cómodo…

Se acabó copiar el contenido de otros y llevarse el mérito. Se acabó hacer un post de tres líneas y plantar un vídeo sin más. Punto y final a las páginas llenas de anuncios en las que tienes que sortear media web para encontrar lo que buscabas. Adiós a los remakes de los temas propios, ciao a los textos pensados solo para SEO. Bienvenidos a la era del contenido, donde el usuario es el rey. Cuidadlo, mimadlo, escuchadlo y dadle lo que busca. Google, dixit.

Parece fácil, pero no lo es. No todo el mundo está preparado para dar la talla que ha marcado Panda. Ahora habrá que invertir en buenos profesionales capaces de generar buenos textos, capaces de desarrollar completas estrategias de contenidos. Y los periodistas, en eso (menos es nada), tenemos un poco de ventaja. Habrá que aprovecharla.

 

23 comentarios

Archivado bajo SEO

SEO para periodistas (I)

Por Eva Diz

SEO para periodistas. Quizás tenía que haber empezado por aquí y nos hubiéramos ahorrado muchas preguntas (y yo hubiera ganado muchas visitas, captando vuestra atención hacia un futuro que promete y que puede darle una salida digna a eso de escribir y ser útiles). Cuando empecé a hablaros de mis nuevos proyectos como periodista SEO,  se me olvidó contaros bien qué era exactamente eso (fallo garrafal imperdonable en periodismo: ¡Nunca te olvides del qué!).

Soy consciente de que sois bien espabilados todos y creo que -con un apunte de aquí, una lecturita de allá y algo que os he comentado en otros posts- ya os habéis hecho una pequeña idea. Pero aún así, creo que os debo una buena explicación: el SEO puede abrir un futuro para muchos de los que nos dedicamos al mermado oficio del periodismo, la comunicación y las varietés (porque en esta profesión, señores, uno puede llegar a hacer casi de cualquier cosa).

Después de una buena cura de desintoxicación, perdida sin 3G en mi querido rural gallego, volví a Palma, a mis rutinas. Mi ordenador, mis horas de lectura geek, mis instapapers… y a mi máster en buscadores. Año nuevo, módulo nuevo: Posicionamiento, puro y duro. Hala. ¿No querías SEO? Pues toma dos tazas.  Y se agradecen. Por fin, SEO, SEO

Pero cuando iba a ponerme a escribir el post de la semana… entonces me di cuenta: Eva, te has dejado muchas cosas en el tintero. Pues sí. Me he dejado lo básico: Nunca os he contado, de verdad y en cristiano, qué es el SEO.  Y hoy pienso enmendar el error. Pasen y lean.

El SEO es, es… como hacer magia con las palabras. En realidad, es un conjunto de técnicas (redacción, análisis de palabras y contenido, optimización de código, generación de enlaces…) que hace las páginas web más accesibles y amables para los buscadores. Una serie de retoques y buenos modales para gustarles más a Google y compañía y hacer que vuelvan a visitarnos.  Pero, sobre todo, para que, si les preguntan por algo que está relacionado con lo que hacemos, los buscadores hablen bien de nosotros. Cuanto mejor hablen, mejor, porque querrá decir que estamos bien posicionados…

… Y estar bien posicionado en Internet significa que una página web aparezca hasta cuando no la buscan directamente, significa que tu sitio web esté entre los primeros resultados del buscador cuando alguien realice una consulta sobre un tema determinado. Es decir, si tienes un bar de tapas y quieres triunfar como la coca-cola entre la gente que visita tu ciudad, has de hacer una buena estrategia SEO para tu web para que, cada vez que alguien busque “bar de tapas tuciudad”, encuentre el tuyo el primero.

¿Y cómo puedo hacer una estrategia SEO para mi sitio? Bueno, sin entrar en detalle y para que os quedéis con lo básico (no usar sin la supervisión de un experto), tenéis que tener en cuenta dos cosas fundamentales:

  1. Las famosas palabras clave: Pensad qué 4-5 palabras (o expresiones) definen mejor vuestro sitio web (su idea de negocio, sus servicios, su contenido), hacer una lista con ellas (y sus derivadas más cercanas) y utilizarlas en vuestros textos con cierta frecuencia (sin abusar, de forma natural). Es importante que aparezcan también en el código HTML que da forma a vuestra página web (buscad en <head> las etiquetas <title>, <meta description> y <meta keywords> -esta última ya no importa mucho, pero nunca está de más- y aseguraos de que en ellas aparecen las 4-5 palabras principales de vuestra web, sin repetir, ojo.
  2. Los escurridizos enlaces entrantes: Son los links que desde otras páginas enlazan a nuestra página. Son la clave de la popularidad, como en la vida misma: cuantos más amigos y de más calidad tienes, más popular eres. Por eso, no vale cualquier enlace. Es importante conseguir enlaces de sitios bien vistos por el buscador. Y, a poder ser, con una temática relacionada con la de nuestra página. Para empezar con buen pie, podemos dar de alta nuestro sitio en el Open Directory (Dmoz) gratuito y muy fácil de usar. Y luego ya se sabe: Family, friends and fools si sus webs son de la misma temática que la nuestra. Y haceos una lista de sitios similares que os interesen y camelaros al webmaster para que os tienda un enlace 🙂

Pero no todo acaba ahí: No vale que hagas una gran estrategia SEO si no tienes buen contenido. Si lo que ofrece tu página no es atractivo, interesante, útil, si no está correctamente redactado o mínimamente bien diseñado. Y aquí es donde enlazo con lo que os decía: El SEO es un complemento perfecto para un periodista. El periodista es capaz de ver las buenas historias, es capaz de encontrarlas entre el mundanal ruido que campa por Internet. Es capaz de analizarlas, escribirlas y presentarlas al público de una forma atractiva… El periodista en Internet, el redactor digital de verdad debería saber cómo hacer que su contenido se lea más, cómo lograr que llegue a más personas. Tanto si escribe para un medio como si decide hacer información para páginas sectoriales, de empresas, blogs temáticos u otro tipo de medios colaborativos. El periodista web no debe olvidar que tiene 2 audiencias: los robots y los internautas. Y ha de convencer a los 2.

Los tiempos han cambiado y un periodista tiene que saber escuchar, detectar, cribar, escribir, grabar, presentar y, ahora también, difundir la información. Y en la democracia monárquica de Internet, donde el contenido es el Rey y el SEO su mano derecha, el dinero no es excusa. Lo que importa es el saber. Que no ocupa lugar, pero exige tiempo.

Use with caution.

 

4 comentarios

Archivado bajo SEO