Archivo de la etiqueta: periodismo de marca

La marca personal en Internet

Configurar una buena marca personal online para un periodista es vital hoy en día, pero la mayoría están tan arrastrados por la rutina diaria que no tienen tiempo o no saben cómo hacerlo: del papel se puede trasladar parte de la marca ya existente, pero el usuario online exige al periodista saber manejarse de una forma fluida en este nuevo entorno. Es, para este nuevo público, una razón de peso para otorgarnos su confianza. Y, para el periodista, una oportunidad de diferenciarse.

marca personal claves

Convertirse  en referentes para un público que busca -de forma habitual o puntual- información sobre un determinado tema no se consigue de la noche a la mañana y exige grandes esfuerzos de dedicación, horas de información y formación, tardes enteras de edición, revisión, conversaciones en red, congresos y eventos offline…

Pero por algún sitio se debe empezar. Lo simple suele dar buenos resultados: basta con apostar por la generación de contenido desde un blog personal en el que escribir sobre ese tema en el que sabemos que somos realmente buenos, en el que nos diferenciamos de los demás o del que nos resulta más fácil hablar y comentar.

Marca personal: apuntes básicos

.- Presencia en redes sociales. Una vez que tengamos la idea de nuestro blog en la cabeza (un buen tema, las 2-3 primeras entradas, nuestra página de biografía, nuestra declaración de intenciones, etc.) debemos perfilar también las redes sociales que tienen un perfil más profesional (compartir tu contenido en Facebook para que lo lean tus amigos y conocidos está bien… pero no es suficiente ni tiene el valor que necesitamos para crear una marca personal profesional). Entre esas redes y plataformas de contenidos, por tanto, no debería faltar Twitter, Linkedin, Disquus, Digg/Menéame

marca personal online
.- Sé fiel a tu imagen… de marca. Al igual que sucede con las empresas (aquí la “empresa” eres tú) es necesario seguir una imagen coherente con lo que deseamos representar, con lo que queremos que el público perciba de nosotros. Por eso, aunque pueda parecer una cuestión menos, es importante mostrar la misma foto en todas las redes sociales y plataformas que utilicemos para desarrollar nuestra profesionalidad online. (Nota interesante: mejor si sales con una sonrisa. La sonrisa está minusvalorada pero la experiencia me dice que con una sonrisa puedes conseguir más cosas que con palabras).

.- Busca un eslogan/frase corta que te defina tanto en lo personal como en lo profesional. Rellena todos los datos que te pidan en los perfiles que puedan ayudar a tus lectores a entender tus contenidos, tu tono, tu estilo o la temática sobre la que escribes.

Personal Brandind
.- La ley de la constancia. El trabajo constante se premia en la red. Puede que al principio seas un auténtico desconocido pero verás que poco a poco vas ganando seguidores cada vez más relacionados con tu profesión y tus expectativas profesionales. Sé selectivo y cuida tu amistad con esas personas que profesionalmente te parecen interesantes: seguro que te aportarán muchas cosas, desde su conocimiento leyendo sus blogs a su experiencia si les pides ayuda puntual.

.- Desvirtualízate. La red está fenomenal para conseguir una proyección amplia y relativamente rápida si atendemos a otro tipo de fórmulas de promoción tradicional. Sin embargo, llegado un punto, ese trabajo de proyección virtual debe ir acompañado de hechos, de presencia: en congresos, seminarios, colaboraciones con otros profesionales del sector, pequeños encuentros con aquellos seguidores con los que más te identifiques… Este paso no es esencial (y a mí, la verdad, es el que más me cuesta) pero a mucha gente le funciona y puede marcar la diferencia a la hora de desarrollar de forma más completa tu marca personal.

Por muchas recomendaciones, sugerencias y literatura que se escriba sobre el asunto, lo cierto es que cada uno debe encontrar y elegir la fórmula con la que se encuentre más cómodo. No cabe duda que Internet ofrece un escenario incomparable para desarrollar una presencia profesional online que reporte buenos resultados pero, ante todo, uno debe entender qué clase de profesional es y cómo quiere que los demás lo entiendan. Casi nada, eh 😉

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Marca personal

El periodismo emprendedor

Por Eva Diz y Aarón Añover

Estar al otro lado del micrófono, ser el entrevistado en vez del que entrevista nunca ha acabado de gustarme. Por gracia o por desgracia en los últimos tiempos he sido carne de entrevista en más de una ocasión, siempre hablando de cómo reinventarse en un mundo en el que todo está inventado y en el que parece que hay cosas que ya no funcionan. O no funcionan como antes. El periodismo es una de esas cosas. La última de esas entrevistas estaba centrada en el futuro de la profesión. Su autor, Aarón Añover, estudiante de periodismo, planteó preguntas que desde hacía meses tenía en el tintero como temas para tratar en el blog, así que he decidido recopilar esas reflexiones y exponerlas aquí con el objetivo de abrir el eterno debate y animaros a todos a plantear opciones, opiniones e ideas al respecto.

Periodismo

Una de las primeras preguntas de la entrevista hacía referencia al periodismo emprendedor, un concepto que me ha resultado muy llamativo: ¿así es cómo las nuevas generaciones llaman a buscarse la vida en la profesión? Pues no me parece mal de todo. Emprender es algo que teníamos muy atrofiado y que nunca debimos dejar de hacer. Los periodistas acomodados en una rutina de agendas marcadas por otros no tienen lugar en el nuevo escenario que ha creado Internet… Pero creo que tampoco lo tenían antes, solo que, bueno, a veces es más fácil dejarse llevar que nadar contracorriente.

¿Crees en el periodismo emprendedor? Mi respuesta fue y es la siguiente:

Creo porque no queda otra que creer. Y ya que hay que tener fe en algo, qué mejor que tenerla en uno mismo o en la profesión que uno ha elegido. A mí me tocó emprender. No lo he hecho abriendo otro medio (aunque no me quito de la cabeza alguna que otra idea que me ronda) sino aplicando mis recursos y conocimientos como periodista a otras disciplinas que, hoy por hoy, tienen mejor salida laboral que el periodismo en los medios de comunicación (Comisarios de información, expertos en SEO o en marketing de contenidos…).

A los periodistas nos quedan tantas salidas como puertas a las que queramos llamar. Si hay una profesión preparada para casi todo, esa es la de periodista: entrega, valor, facilidad para adaptarse a las circunstancias, capacidad resolutiva, iniciativa, visión crítica y analítica, creatividad… En nuestro día a día estamos acostumbrados a enfrentarnos a un sinfín de retos si bien, las rutinas y las prisas hacen que, muy a menudo, se nos olvide exactamente qué hacemos, lo complejo e importante que es nuestro trabajo. En los últimos tiempos, por desgracia, he hablado mucho de esto con compañeros y la frase es unánime: “Y si no trabajo en un medio, ¿qué puedo hacer?” Pues casi todo lo que te propongas.

A continuación, la entrevista derivaba en la eterna pregunta, el trillado dilema que, a mi juicio, no es tal: ¿Es Internet la culpable de la crisis del periodismo o una oportunidad para relanzarlo? A lo que respondí como buena gallega y con unas risas:

Ni lo uno ni lo otro y todo a la vez.  Internet ha traído dudas, ha cambiado rutinas de trabajo, ha facilitado cuestiones y ha complicado otras… Pero, precisamente, creo que Internet es lo que me permite decir que un periodista hoy por hoy puede hacer casi todo lo que se proponga. Las facilidades económicas y recursos que proporciona la red a un periodista es algo único que debemos aprender a aprovechar. Es hora de dejar de ver la red como un enemigo y utilizar lo que nos ofrece a nuestro favor.

Y, entonces, llegó la pregunta que todos nos hacemos con mayor o menor angustia: ¿Queda opción para el periodismo más allá de Internet?

Sí, por supuesto. Creo que Internet puede (y debe) ser una parte más de todo proyecto periodístico porque es una forma rápida, económica y cómoda de conectar con la audiencia, lograr difusión y, sobre todo, escuchar a nuestros lectores. Pero creo que sí hay mercado para productos periodísticos en papel/TV/Radio, más enfocados al análisis, a aportar perspectivas nuevas y diferentes… Ya no se puede imprimir para mañana lo que todo el mundo ha leído hoy en Internet, pero sí se puede imprimir algo que dé un valor añadido a eso que he leído hoy. Hay que jugar mucho más con conocimientos de marketing, segmentar bien el producto que se ofrece al lector y, sobre todo, apostar por la calidad, la excelencia. Solo por algo realmente bueno la gente estará dispuesta a pagar. Existen algunos ejemplos de que sí hay opciones. Por ejemplo, el magazine Jot Down, que nació como una revista en Internet y, gracias a su buena acogida, se publicó en papel. Estoy segura de que, de ahora en adelante, veremos más proyectos como éste.

Redacción periodismo

4 comentarios

Archivado bajo Periodismo