Archivo de la etiqueta: internet

Montar una agencia de marketing de contenidos y no morir en el intento

Más de un año. Tiempo suficiente para que ahora mismo ni recuerdes por qué te habías suscrito a este blog, ni quién soy o qué narices hago. Normal: tengo que admitir que durante estos meses olvidé por completo que tenía este espacio abierto y abandonado. La vida. Ya sabes. Te vas haciendo mayor y no sabes muy bien cómo las horas son más cortas y el día te da para poco más que para sobrevivir a las obligaciones y las rutinas.

Aún así, un día, zas! Te despiertas un domingo un poco más temprano y la memoria hace clic. Tecleas la dirección de ese blog y ahí estás, tú y tus historias. Luchas durante una media hora para recordar tu contraseña y cuando estás a punto de perder la paciencia: bienvenida de nuevo, Eva, hace mucho que no te teníamos por aquí.

Cierto. Os debo una disculpa. Pero os garantizo que ha habido muchas razones. Algunas muy buenas, otras no tanto. Excusas de las de verdad, de esas que no hace falta que te inventes para contarlas. Personales y, sobre todo, laborales. Quizás algunos recordéis que una compañera y yo nos lanzamos a montar una agencia de marketing de contenidos en plena efervescencia de crisis y paro generalizado. Bien: lo hicimos. Ahí estamos. Ahí seguimos. Dos periodistas que, tras cursos, recursos, masters e infinidad de situaciones de ensayo – error, conseguimos lo que aún hoy nos cuesta un poco creernos: vivir de nuestro trabajo y esfuerzo. Vivir haciendo lo que nos gusta.

Por si alguno estáis en esta fase, lo habéis estado o lo vais a estar, he pensado que, quizás, nuestro viaje os sirva de ayuda, de ánimo y de fuerza para seguir. Porque, por experiencia, sé que no es nada fácil.

Captura de pantalla 2017-10-29 a las 11.49.19

Hay que admitir (y advertir) que ese intento de supervivencia nos ha quitado unos cuantos años de vida, demasiados veranos sin vacaciones y picos de estrés que han logrado hacer tambalear hasta las convicciones más profundas. Tenemos bastantes mas canas, arrugas y ojeras fruto de múltiples etapas de “sí pero no”, de “mira, hasta aquí”, de “total, esto para qué”, de soledad e incomprensión. Etapas, también, de echar mucho de menos la profesión, de ver como el periodismo tal y como lo soñamos alguna vez se desmoronaba e iba dejando de tener su sentido.

Ahora, 5 años después de estar subidas en esa montaña rusa, 5 años en los que hemos recibido muchísimo apoyo -tanto de familia como de amigos y compañeros- seguimos todavía rascando tiempo de donde no lo hay para poder compaginar vida y trabajo. Pero lo hacemos desde la seguridad de que lo hemos hecho bien y de que todas esas dudas, todos los problemas y las horas y deshoras invertidas han merecido la pena. No sé si es el caso de muchos de los que ahora mismo estáis tras la pantalla, muchos de los que habitualmente os pasabais por aquí (contadme, contadme!) y que estabais en esa encrucijada de seguir por cuenta ajena en algo que ni fu ni fa o montárselo por uno mismo. Mi caso, la verdad -y por ahora- es una historia feliz.

Como agencia de marketing de contenidos, Zinkfo ha crecido y ya no es el bebé llorón de los primeros tiempos. A veces sigue llevándonos a extremos y a zonas de muy poco confort, pero hemos conseguido cierta estabilidad. Nos hemos embarcado en proyectos muy interesantes, muy exigentes y otros que han tenido menos recorrido, pero de todos ellos hemos aprendido mucho y seguimos aprendiendo. Actualmente, ya no somos @madammerox y yo solas ante el peligro: contamos con Victoria Grima, excelente profesional y mejor persona, que maneja a la perfección la generación de contenidos para blogs de clientes y la gestión de medios sociales; tenemos la imprescindible ayuda de Fuster, que se ocupa del departamento de diseño gráfico y web; y, hace solo un par de meses, se ha incorporado Albert Bonnin, fotógrafo, amigo y experto en gestión audiovisual.

Captura de pantalla 2017-10-29 a las 11.51.13

Sí, el “equipo sandía” crece -si entras en nuestro Instagram o en Facebook entenderás perfectamente por qué nos llaman así- y pretende crecer aún más, siempre con calma y pisando sobre terreno firme. Si algo hemos aprendido de esta trayectoria es que las prisas no traen nada bueno y que todo requiere su tiempo (sí, te lo dice una SEO 😉 ).

¿Cuál ha sido el truco para empezar una agencia de comunicación online en plena crisis y sobrevivir a ello?

Pues supongo que hay muchos. Yo te puedo contar los nuestros, pero cada proyecto, dentro de su contexto y de acuerdo con su equipo humano, debe encontrar los suyos. Para nosotros ha sido clave algo que considerábamos una carencia real en todas las agencias y marcas que prestan servicios. No sólo dentro del marco del marketing digital sino en todos los sectores: el consumidor, el cliente, el que paga se siente muy a menudo abandonado después de pagar el servicio.

En Zinkfo, era y es prioritario el cliente. Aunque no siempre tenga la razón y, por supuesto, no se la demos. Pero todo gira en torno a él. Se diseñan planes de contenidos para blogs, webs y redes sociales (textuales y audiovisuales) que se les envían con margen de antelación a su publicación para que puedan revisarlo, para que sepan qué se va a publicar en su nombre y así puedan sentirse tranquilos y cómodos. Se realizan informes periódicos de posicionamiento bajo su petición expresa, se envían reportes de monitorización y se proponen mejoras para el proyecto ajustadas siempre a las posibilidades de inversión de cada negocio.

En definitiva, aquello que siempre se dice de mantener una postura de escucha constante sobre tu audiencia, pulsar lo que necesitan antes de que se den cuenta siquiera de que lo necesitan. Ésa es una de nuestras claves. Y funciona. Muy bien, además.

Más allá del cliente, en Zinkfo también realizamos mucha “escucha interna”. Hacemos reuniones semanales y nos desmontamos a nosotros mismos. La autocrítica es fundamental, igual que también lo es el tener muy presente la contabilidad y analizar las posibilidades de servicios para prestar como novedad en el futuro. Fruto de ese mirarse a uno mismo, lo que empezó como una agencia de dos periodistas que empiezan a manejarse en el mundo del marketing digital ha cambiado mucho.

escucha interna marketing online

Antes ofrecíamos básicamente SEO (auditorías, SEO ON Page y OFF Page, estudios de competencia y Keywords e informes de tráfico de calidad), gestión de redes sociales centradas en publicaciones eminentemente textuales y redacción SEO de artículos de interés para blogs corporativos. Pero el marketing digital evoluciona rápidamente y vimos que esas acciones entendidas como bloques cerrados no tenían la misma efectividad que si los trabajábamos de una manera global, en conjunto. Así, empezamos a profundizar en las estrategias de marketing de contenidos desde una perspectiva más amplia.

Nuestra apuesta actual es brindar un servicio integral de marketing online a cada cliente: nos dimos cuenta que lo complicado es el primer mes de empezar con una nueva marca o negocio. Hay que invertir mucho, muchísimo tiempo en comprender sus valores, sus procesos de trabajo, conocer a su equipo y coordinarse con él, entender sus necesidades, sus posibilidades y escuchar a sus clientes. Una vez hecha toda esa labor de inmersión, es cuando empiezas a sentirte cómodo y a ser realmente productivo. Y eficaz. Por eso, nunca nos embarcamos en proyectos que duren menos de 6 meses, tiempo que consideramos mínimo para poder implantar una estrategia de marketing digital y ver datos fiables de las acciones pactadas con el cliente.

Los mejores proyectos con mejores datos son aquellos que hemos logrado desarrollar de forma global, manejando directamente todas las herramientas online necesarias para crear una buena reputación de la marca y una potente visibilidad de la misma en Internet. Los clientes, es cierto, suelen llegar con una necesidad concreta, pero inevitablemente acaban creciendo con nosotros hacia una estrategia de trabajo mucho más completa. Esto, no obstante, no sería posible sin los enlaces que tenemos en cada una de las empresas con las que colaboramos. En algunos son los responsables del departamento de Marketing, que son como una parte más de nuestro equipo y cuyo aporte y valor es incalculable a la hora de hacer las cosas bien. En otros son los propios responsables de la empresa los que se involucran y dedican esfuerzos con nosotros a tratar de alcanzar los objetivos marcados. En todos los casos, sin ellos sería imposible.

estrategias de marketing integrales

Así que, otra de nuestras claves de supervivencia podríamos decir que ha sido la implementación de una visión global en todos los proyectos. Y, por supuesto, el entender que, a pesar de ser agencia externa, somos parte del equipo de la empresa que nos contrata y, en esta medida, debemos entender sus objetivos como nuestros.

A todo ello, hay que añadirle algunos que otros dramas: aprender a presupuestar tu trabajo (esto, lo sé, da para otro post, ¡¡prometido!!); aprender a ceñirte a lo presupuestado (aún estamos en ello, porque cuando a uno le gusta lo que hace…y lo quiere hacer bien, pues siempre se pasa de revoluciones); fijarte y cumplir un horario laboral y dejar tiempo dentro de él para pensar y analizar los proyectos con distancia; enseñar al cliente por qué se hace lo que se hace y por qué necesita hacerlo; estar siempre alerta: renovarte o morir.

Confieso que lo del horario todavía no lo tenemos muy controlado: tener una pyme o ser autónomo en este país es lo que tiene (y esto también da para un buen puñado de posts). Más a menudo de lo que nos gustaría las necesidades del cliente y nuestra voluntad por trasladarles que estamos siempre ahí nos obliga a pecar de excesos. Eso es mal. Muy mal: hacer jornadas de trabajo de 12 horas no te va a salvar de nada, al contrario, acabarás cometiendo tantos errores que eso será lo que, en realidad, acabe viendo el cliente de ti, eclipsando tu esfuerzo. La dedicación bien entendida no tiene precio. De verdad.

Human resources and self-development. Modern business

Por ello, y aquí va la última clave de cómo montar tu agencia de marketing online y no morir en el intento, es fundamental que los canales de comunicación con tu cliente no invadan tu vida y tu tiempo personal: ciao Whatsapp, salvo para avisos urgentes. El email debe ser el espacio en el que se centralice la conversación, en el que se reciban los materiales, en el que se queden fijados los marcos de colaboración y las tareas acordadas, las nuevas peticiones y las necesidades de última hora. Todo en un canal que te permita organizar directamente la información y te permita tener un control real sobre ella. Y, sobre todo, te deje vivir un poco cuando por fin, al terminar la jornada, bajas las barreras y te vas a casa. Todo lo demás, no está pagado.

PD: Estoy de vuelta, espero que para quedarme si las rutinas me lo permiten. No os olvidéis de que el espacio de comentarios es vuestro, para todos los que queráis aportar o directamente llevarme la contraria. Sed buenos 😉

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ZinKfo

Los silencios de la red

Por Eva Diz
Los silencios en Internet son como en la radio: no perdonan. El mío ha durado desde el 17 de julio. Sí, imperdonable. Lo sé. Aunque no me había dado cuenta de que había pasado tanto tiempo hasta hoy, al hacer inventario y estrenar vuelta al cole: ¡más de un mes con la bitácora dormida! Y, no, no me tomé vacaciones…

Ha sido un verano de esos de poca playa y mucha oficina: demasiado trabajo para tanto calor. No me quejo que ya saben que eso de quejarse del trabajo no está de moda, pero -de verdad-, ha sido agotador. Por eso, a golpe de septiembre, no puedo más que inaugurar la temporada de otoño elevando la tecla y diciendo ¡quiero vacaciones!

Todo llegará (me lo prometo 🙂 ) pero, mientras, espero ir recuperando mis buenas costumbres y pasarme por aquí más a menudo, para ponerme al día de lo que pasa en la red, comentar las mejores formas de sacarle partido a un blog o a una web, encontrar herramientas prácticas para trabajar online y analizar proyectos nuevos de los que aprender siempre un poco.

Por el momento, os dejo con una cita a la que me hubiera apetecido muchísimo ir: Branducers, el foro de branded content que este viernes celebra su segunda edición en Vitoria. No es que estos chicos hayan inventado la pólvora (lo del branded content es tan antiguo como la publicidad), pero han sabido ver que es el mejor momento para apostar por ello: es la era del marketing de contenidos, sin duda, en ZinKfo lo sabemos bien 😉

Contenido de marca es aportar algo relevante, es ofrecer algo realmente útil, es entretener transmitiendo los valores de una marca de una forma sutil, elegante, cuidada. Es atraer y conmover. Este año escribiremos mucho de esto. Feliz septiembre.

Nos leemos 🙂

2 comentarios

Archivado bajo Personal

Más SEO que nunca

Por Eva Diz
Si quieres estar el primero en  el buscador y que te vean, tendrás que dedicarle más esfuerzo y hacer más SEO que nunca: Más trabajo al detalle, más milimétrico, más difícil. No. Google no nos lo va a poner fácil. El que lo quiera fácil, que pague. Sí, el gigante de Internet, aunque a veces se nos olvide, es una empresa y, como tal, va a lo que va: A ganar dinero. Pero como no quiere ser el malo de la película (porque eso no vende y está muy competido en los tiempos que corren), nos deja un hueco, una rendija por la que colarnos… cada vez más fina.

¡El SEO ha muerto, el SEO ha muerto! La expresión de alarma se repite periódicamente por la web desde hace unos años, tic tac tic tac y, acto seguido -zas- comienza la lluvia de comentarios, los temblores, las críticas… a unos cuantos incluso nos entran las dudas. Ay, ¿Habrá muerto -ahora sí- de veras?

“Claro que no, el SEO no ha muerto y yo diría que está más vivo que nunca“, responde Fernando Macià (y respiramos el resto, afú). Este licenciado en Ciencias de la Información (Comunicación Audiovisual), experto en SEO, marketing online y en casi todo lo que se propone, no titubea ni un segundo en asegurar que la optimización de páginas para buscadores tiene mucho camino que recorrer: “Realmente, si antes el SEO era complicado y había que hacer muchas cosas bien para conseguir buenos resultados, ahora mismo simplemente mantener una Web al día de los cambios que pide Google ya supone un verdadero trabajo“, señalaba estos días en el foro del Master en Buscadores que organiza la Universitat Pompeu Fabra.

Pero… ¿Y qué cambios son esos?: “Cambios en la programación de contenidos paginados, cambios en la programación de contenidos multi idioma y multipaís, meta canonical, enlaces no follow, microformatos, schema.org, control de contenido duplicado, redirecciones de dominios, Google Places, Google Products y muchas cosas más…”

Bien, leyéndolo supongo que muchos pensáis como yo… ¿ein? Sí, esto es un no parar. Uno se da media vuelta y Yahoo! elimina su Site Explorer de un plumazo, y Facebook cambia de look y luego Twitter, y Google, que siempre está buscando la manera de ser el primero de la clase, rediseña todos sus productos y, de paso, saca algunos nuevos (pronto incluirá el análisis de datos en redes sociales en su Analytics)

“Lo que está claro es que Internet muta a una velocidad de vértigo y hay que estar en permanente actualización para mantenerse al día de lo último y aprovechar esa escasa ventaja competitiva que te puede aportar ser de los primeros en implementar los cambios exigidos”, de nuevo Fernando Macià animándonos a plantarle cara al asunto y lanzarnos a por todas: Internet está ahí, es bueno, bonito y barato, pero nada es gratis, que nadie se confíe. El que quiera estar ahí, tendrá que sudar la camiseta, aprender, perfeccionarse cada día, leer, leer y leer y adaptarse a las nuevas realidades.

Casi nada…

2 comentarios

Archivado bajo SEO

El arte de hablarle a los ojos

Por Eva Diz
Hablarle a los ojos… Qué pena que la metáfora no sea mía, porque me encanta. Las palabras son de Joan Costa en su libro La esquemática: El acto de visualizar, un título menos expresivo y menos poético, desde luego, pero igual de interesante. Costa le llama “hablar a los ojos”, por ejemplo, a ese trabajo increíble que a diario hacen los gráficos en prensa, los que analizan los datos y los transforman en algo que se puede entender con un simple vistazo: Fácil, rápido y eficaz. Hasta bonito.

A mí, mujer de tecla y texto y espíritu de párrafo largo, me parece casi magia. Una magia que la tecnología ha lanzado a la estratosfera, perfeccionando estilos, formas y diseños, convirtiendo los datos en algo vivo, con el que se puede interactuar: En la era de Internet, los gráficos no solo nos permiten entender mejor la realidad que nos rodea, sino casi tocarla, jugar con ella, cambiarla o movernos a través de ella con solo un clic.

Y no hablo de Photoshop (que también cambia realidades), sino de sofisticados software que son capaces de mostrarnos todas las interconexiones que tenemos en Twitter en cuestión de segundos o hacernos entender cómo comenzó y evolucionó el fenómeno del 15M tweet a tweet. ¿Casi magia? No, magia de verdad. Y si no me creéis, mirad, mirad:

O este que nos invita a recorrer una ciudad invisible (en este caso Nueva york) a través de los tweets y de las fotografías que cuelgan sus habitantes en Flickr…

Alucinante, ¿verdad? Bien, pues poco a poco todos nos vamos metiendo en el mundo visual, entrando por los ojos, hablándoles cada vez de una forma más directa, con más confianza. Dicen que la vista es el canal receptor del ser humano con más ancho de banda porque proporciona más información y porque juega con la gran capacidad simbólica que tiene el cerebro (Düsteler, 2002). Y ahora con la moda de los tablets y los smartphones… Está claro que no solo de texto vive ya el hombre.

Por eso, los buscadores (que de eso quería hablaros en realidad) no han querido quedarse atrás. Google ha hecho sus pinitos en los últimos tiempos con la puesta en marcha de Google Maps y su integración en las páginas de resultados, pero no es lo que podríamos decir un buscador muy visual precisamente… Ay, pero haberlos hailos, y algunos son realmente muy originales y divertidos. Recomendables para airearnos de tanto Google y ver qué se cuece en otros buscadores de la red.

Os dejo un par (con fotos, que hoy estamos visuales a tope) de los que hemos dado en el masterenbuscadores y que me han parecido más interesantes:

Carrot Search Engine

SearchCube

Deja un comentario

Archivado bajo SEO

Cómo encontrar lo que buscas

Por Eva Diz
Cómo encontrar lo que buscas. Esa es la gran cuestión a la que todos nos hemos enfrentado alguna vez cuando los resultados que nos ofrece el buscador no responden del todo a lo que le hemos preguntado. Sí, Google, entre sus millones de resultados, nos ofrece aquellos que él cree que se pueden ajustar más a nuestra búsqueda… Pero, ¿realmente hemos sabido decirle qué buscamos?

Búsquedas booleanas

Os invito a todos, sobre todo a los periodistas que usamos Internet como fuente de documentación, a seguir unas pequeñas recomendaciones sobre cómo buscar mejor en la Red.

 

– Mamá, no lo encuentro.
– Eso es que no has mirado bien.

Y, efectivamente, si buscamos mejor, al final, lo encontramos… Las madres siempre tienen razón, por lo menos la mía (aunque a veces me fastidie reconocerlo): Para encontrar, hay que saber buscar, dedicarle tiempo, pensar bien lo que buscamos y dónde lo buscamos. Y entonces sí, lo encontraremos. No es que Google no sepa, a veces, simplemente es que no logra entendernos.

Tenemos que buscar información sobre un tema de actualidad, de vivienda, por ejemplo, y necesitamos datos concretos. Bien, o nos vamos al INE o nos vamos a un buscador. Si eres de los que has escogido la segunda -porque los datos del INE ya están más publicados que las fotos de la boda de la duquesa de Alba-, introduce en la caja de búsqueda esto: Evolución precio pisos nuevos y usados en España. Encontrarás un montón de cosas, sí. Pero fíjate y verás que, entre todo eso -como pasa muchas veces- no hay nada que te acabe de convencer. ¿Por qué? Porque con esa búsqueda lo que le estás diciendo al buscador es que te ofrezca todos los documentos que tenga en su índice que contengan TODAS las palabras que has puesto en la consulta. Y claro, hay mucha información sobre vivienda, dossieres, informes… pero no aparecerán a menos que tenga todas y cada una de las palabras tecleadas.

Esto provoca lo que se llaman silencios: Hay información interesante que no se ha recuperado del índice del buscador, pero que sí está allí y te vendría de perlas. Ay, pero no has sabido buscar. No has sabido preguntar adecuadamente. Fail.

Búsquedas booleanas

Los buscadores no tienen la posibilidad de entender lo que piensas ni cuál es tu intención cuando tecleas una consulta (aunque -lo creas o no- ya están trabajando en ello), de modo que has de ser tú el que aprendas a comunicarte con ellos para sacarles el mayor partido. Y ahí entra en juego el conocimiento de lo que se llama el lenguaje de interrogación, que aunque suene un poco rarito, no es otra cosa que saber formular la consulta de tal manera que el buscador la entienda con precisión.

Si me lo permitís todos, hoy os voy a presentar otro concepto raro (sí ya van 2 y me estoy acercando la cupo, lo sé…). Bien, se trata de las búsquedas booleanas (quizás a muchos os suene, si no por el nombre, en cuanto lo veáis, lo reconoceréis). Estas búsquedas, que toman el nombre de su creador, el irlandés George Boole, utilizan una serie de operadores que permiten al usuario especificar mejor qué es exactamente lo que está buscando.

¿Búsquedas booleanasOperadores?
Sí, AND, OR y NOT… A muchos os sonarán seguro y, de hecho, los usuaréis muy a menudo. De hecho, todo usamos operadores booleanos en nuestras búsquedas sin saberlo: Los buscadores incluyen el operador AND de forma implícita en cada espacio en blanco que dejamos entre palabras. Por eso, en la búsqueda sobre pisos que vimos antes el buscador trata de buscar documentos en los que aparezcan tooooodas y cada una de las palabras introducidas, porque entre ellas entiende que hay un AND y que todas nos interesan por igual.

Si no fuera el caso, es decir, si estuviéramos interesados en encontrar cualquier información sobre la evolución de los precios de la vivienda en España, podríamos ser más explícitos así: España AND evolución AND (pisos OR vivienda) AND (precios OR coste). Las combinaciones son múltiples, todas en función de las necesidades de información que realmente se tengan.

La mayoría de los buscadores (mejor en este caso Yahoo! que Google) usan este tipo de búsquedas y dan la oportunidad de usarlas de un modo sencillo en lo que todos conocemos como búsqueda avanzada (esa opción que, por las prisas, casi nunca usamos y, al final, seguimos perdiendo el tiempo). Pero si quieres fardar y hacer búsquedas realmente profesionales, aquí te dejo las equivalencias de cada operador:

  • AND: Le estás diciendo al buscador que recupere documentos que incluyan las dos palabras que has tecleado en la búsqueda. No una u otra: las 2.
  • OR: En este caso, le estás diciendo al buscador que recupere documentos que, al menos, contengan una de las 2 palabras que van unidas por el operador.
  • NOT: Le dices al buscador que te recupere documentos que tengan la palabra tal, siempre y cuando no tengan la palabra cual (precios NOT coste).

Las búsquedas avanzadas ofrecen más posibilidades: Acotar la búsqueda a documentos solo en tal o cual idioma; en tal o cual formato; en X fechas o en un dominio concreto. También te permiten saber cuántas páginas están enlazando a un sitio web concreto (esto es muy importante para hacer análisis SEO y desarrollar buenas estrategias de posicionamiento), pero eso ya lo veremos en otra ocasión. 🙂

PD: Acotar la búsqueda a formato PDF da muy buenos resultados para periodistas si lo que se buscan son informes de datos con cierta fiabilidad. Probad y ya me contaréis 😉

 

 

1 comentario

Archivado bajo SEO

El secreto de Google

Por Eva Diz
A veces parece que Google funciona desde siempre. Que, desde que la web es web, siempre ha estado Google. Google busca, Google encuentra, Google es divertido, Google crea. ¿Qué hacías en internet antes de Google?

Muchos no lo recordaréis porque la edad no perdona, ni a los demasiado jóvenes ni a los que nos vamos haciendo viejos. Pero los segundos jugamos con cierta ventaja en esto de Internet: La historia de la red no la leemos en libros, la buscamos en recuerdos. Así, si miro atrás, todavía recuerdo que en la universidad tenía un correo de Excite, que era de lo más sexy por aquel entonces, hasta que se desmarcó Hotmail, que eso sí era hot… o eso creía yo a los 18. (En fin…)Buscadores

En aquella época -hace solo 13 años, aunque parezcan mil en código binario-, yo no buscaba en Google. Me cuesta imaginármelo, pero es cierto: No tenía Google, solo me conectaba media hora cada 2-3 días desde la facultad y buscaba lo que necesitaba en portales como Excite -aunque luego me convenció más Lycos (no sabría deciros ahora por qué)- en Altavista o en Yahoo!, aunque éste nunca acabó de llegarme (el batiburrillo en su home se sumaba a mi torpeza digital y me causaba un poco de ansiedad, he de reconocerlo).

1998 no sólo fue mi primer año de universidad, fue el año en que Lawrence Page y Sergey Brin crearon el algoritmo PageRank y cambiaron la web para siempre: Hasta la fecha todos los buscadores recuperaban documentos, pero la gran mayoría eran ruido y poco tenían que ver con la consulta planteada. Con PageRank, por primera vez en la historia, un buscador no sólo recuperaba información, sino que analizaba su relevancia para la consulta y la presentaba ordenada de mayor a menor relación con la pregunta planteada.

PageRank funcionaba y funciona así: Si tu página recibe muchos enlaces de sitios a su vez muy enlazados, aparecerás de los primeros en la página de resultados de Google (SERP). Ahora visto así, puede parecernos simple, incluso imposible que se hiciera de otro modo. Pero así fue.Buscadores

Es más, el PageRank fue rechazado por los principales buscadores y directorios de entonces (En esa época los directorios eran lo más, porque esos sí que contenían buena información y te la ofrecían bien ordenada). Sin embargo, aquella idea de la relevancia y tal… Hoy parece obvio, pero nadie lo vio. Salvo Page y Brin… Bueno, en realidad, no: Page y Brin casi llegan tarde. Y en vez de Google, ahora tendríamos Hits.

El secreto de Google

Hits… o más bien HITS (Hypertext Induced Topic Selection). Ese podría haber sido nuestro Google si no fuera porque para triunfar en la vida como triunfan los grandes “no bastan las buenas ideas, sino que debe ser posible llevarlas a cabo”, como comenta Lluís Codina en su texto Algoritmos de posicionamiento en buscadores.

Pues bien a Hits le faltó un casi para ser Google, pero ese casi era insalvable. El algoritmo HITS diseñado por el matemático Jon Kleinberg se desarrolló casi un año antes que el de Google, en 1997, y también valoraba la relevancia mediante la valoración de enlaces entrantes y salientes en los sitios web pero las dificultades para implantarlo (requería un gran tiempo de cómputo) lo hicieron inviable en la práctica.

Los chicos de Google lograron que su PageRank, con su rasgos recursivos de sitio que enlaza sitio que a su vez es enlazado…, fuera eficaz con un límite de 8 iteracciones. Pim, pam, pum. Se dice pronto, pero detrás hay toda una familia de algoritmos que se lo curran de veras cada vez que nosotros hacemos cualquier consulta en Google.

Rastreador de Google

¿Cómo funciona Google?

Aquí va mi explicación de andar por casa:

  • Primero, un programita rastreador de la familia de los robots detodalavida,  más conocido como spider y con nombre propio GoogleBot se pasea por toda la web visitando sitios de link en link y tira porque le toca. Cotillea las páginas (tranquilos, no ve imágenes, solo puede leer su texto), las descarga y las manda al almacén del buscador.
  • Google las coge, las analiza y crea un índice en función de las palabras que aparecezcan en la web. En realidad, Google hace 2: uno para él (consumo propio, señor agente) y otro invertido que vincula cada palabra, la cantidad de veces que se repite y el documento en el que aparece. Y ahí lo tiene, organizado, a la espera de que alguien pregunte algo.
  • Y cuando lo hacemos -en el mundo se hacen 29 millones de consultas por minuto-, Google busca en su índice las palabras y los documentos en las que aparezcan más y en lugares más destacados (título, entradillas, ladillos) y a esos documentos les aplica su PageRank.
  • Zasca. De ahí solo se salvan aquellos que se lo han currado de veras (o los spammers, que de todo hay en la viña del señor, aunque el señor sea Google y haga lo posible por tenerlos controlados).

Y… ¿Cómo hago para gustarle a Google?

Pues muy sencillo: Haz un sitio que te gustaría leer y visitar con frecuencia.

  • Buen contenido (redacción y ortografías correctas)
  • Densidad de palabras clave ajusta, ni por exceso ni por defecto (Las palabras clave o Keywords como leeréis en algunos sites son las palabras que más identifican al contenido de tu página, por ejemplo, aquí en el blog: SEO, buscadores, Internet, Marketing, Periodismo…)
  • Linkbuilding: Consigue -sin trucos raros- que tu página reciba buenos enlaces (de páginas que a su vez sean muy enlazadas, tipo un periódico o un blog como microsiervos -estaríaquetecagas-) o muchos enlaces, aunque sean menos buenos (los menos buenos: uno mío, por ejemplo, que no te da glamour inmediato, pero contribuye discretamente 😉 )
  • ¡Contrata a un SEO! Si ves que no puedes, mis compañeros de máster y yo estaremos encantados de ayudarte 🙂

 

4 comentarios

Archivado bajo SEO

Por fin, un poco de Perrodismo

Por Eva Diz
Hoy me paso por aquí, justo antes de pasarme por las urnas, para dejaros una buena noticia: Ya está en marcha Perrodismo, una bitácora en la que encontraréis buena literatura, humor e información de verdad, de esa que no te deja indiferente. Se ha hecho esperar (y de rogar, creedme), pero -finalmente- he convencido al artífice de ese nuevo término, el señor Alberto Magro, y se ha comprometido a regalarnos cada semana unas cuántas píldoras de su rabiosa actualidad.

Perrodismo: Periodismo y alguna que otra verdad

Perrodismo: El blog de Alberto Magro

Opinión, política, economía, finanzas… hasta corazón y varietés podremos encontrar en este magazine virtual que nace con ganas de demostrar que el periodismo, el talento y la ilusión están más allá del papel y de las principales cabeceras de prensa de este país (y de otros!).

Os recomiendo que abráis esta ventana y comentéis, porque de eso se trata, de participar 🙂

Del diseño, la tecnología y la parte SEO me encargaré yo, del contenido -lo importante, vamos-, Alberto, pero compartir y aportar es cosa vuestra. Os esperamos!

1 comentario

Archivado bajo Periodismo