Archivo de la categoría: Marketing 2.0

ROI: Recupera lo que inviertes

Por Eva Diz
Toma lapiz y papel porque esta semana toca hablar de ROI… ¿ROI? Sí. En Galicia, Roi es un nombre de chico pero, mal que me pese, hoy no hemos venido a hablar de hombres, sino de números (sí, a veces son igual de complicados… y de importantes ;-P ). Después de varias semanas embarcado en esa ardua tarea de hacer branding personal a través de la red, seguro que empiezas a preguntarte cuándo vas a ver los efectos positivos de tanto esfuerzo y de qué modo los vas a obtener: Dinero, prestigio, un puesto de dirección en una gran empresa, miles de fans…

Una de las ventajas de Internet es que todas las acciones (o casi todas) que se desarrollan en la red te permiten medir sus resultados y cuantificar su valor. Así que, es natural que todo el mundo que realiza en la red acciones orientadas a conseguir algo concreto (empresa o individuo) se pregunte si lo está consiguiendo, si su esfuerzo y dedicación merecen la pena. ¿Cómo recuperar lo que inviertes? ¿Cómo rentabilizar el tiempo que dedicas a tu blog, a tus redes sociales, a leer, a estudiar…?

La clave es el ROI, Return of Investment, es esa pequeña o gran recompensa que nos queda después de haber hecho un negocio/campaña/etc. Se trata de un concepto empresarial que ha sido rápidamente adoptado por los especialistas en marketing  y que nos permite comprobar si realmente ese esfuerzo económico o de trabajo que hacemos para algo vale la pena o no. La fórmula es muy básica: (Beneficios – inversión)/inversión x 100

Retorno de la inversión online

 

Si tienes una empresa que vende directamente por Internet, te será muy fácil calcular el ROI que te puede suponer una campaña de publicidad en Facebook Ads o en Adwords. Basta con aplicar esa fórmula y obtendrás la cantidad de euros que recibes por cada euro invertido. Pero es cierto que no todo es tan fácil de medir como una venta directa. Hay cosas que, de entrada, no tienen un precio definido o que, simplemente, son muy complicadas de cuantificar.

Por ejemplo, el branding personal. Tu reputación online, esa que llevas trabajando y cuidando en los últimos meses manteniendo al día tu blog, tu LinkedIn, cultivando tus mejores tweets, compartiendo enlaces de calidad… Detrás de cada una de esas acciones hay un tiempo importante, una inversión que debería tener sus resultados. Aunque lo más probable es que el resultado no sean mil euros al mes, decenas de clientes para tu empresa o el trabajo de tu vida, sí podemos ver pequeños “retornos” de esa inversión que nos animarán a seguir adelante.

Lo primero es analizar qué acciones tienen valor para ti: Que la gente lea tu blog, que la gente comente, que comparta tu contenido en su Facebook, que te mencione en Twitter como alguien que sabe de tal o cual tema, que te escriban un email invitándote a participar en una charla sobre tu especialidad o conocimientos, que hagan “me gusta” en lo que tú compartes en Facebook, que te pidan un presupuesto de tu servicio… ¡Mil cosas! Todo puede ser positivo (igual que también hay acciones negativas que debemos controlar) y medible. Para ello, adjudica a cada una de esas cosas que para ti son importantes un “precio” (lo que se llama valor de conversión), desde luego no es lo mismo una visita al blog que una visita que deja un comentario… Una vez que tengas todo con su valor, toma los datos de los que partes, haz unas tablas con los conceptos que vigilarás, los valores que tiene cada uno, las cifras de las que partes (pej: si ya tienes una media de 10 menciones al día en Twitter), apúntalo todo y revísalo periódicamente.

Prueba a diseñar para x días una pequeña campaña orientada a mejorar tu reputación online: Márcate una estrategia y un plan de contenidos y lánzate. Genera más contenido, haz textos más llamativos, apuesta por el vídeo, dedica más horas a conversar en Twitter… Y ponle un precio a tu hora de trabajo. Cuenta cada hora que dediques a la campaña y la suma de todas ellas será tu inversión (junto con la suma de todos los costes añadidos que tengas, si te haces una cuenta PRO de Hootsuite para manejar mejor tus redes, si compras una Easypromo para sortear un libro interesante entre tus seguidores… Todo). Cuando termine el período marcado observa tu inversión y los conceptos que tienes controlados.

Quizás tu ROI todavía sea negativo y hayas invertido más de lo que has recibido. Pero no desesperes, en cuestiones de branding los efectos no son siempre inmediatos, se trata de un proceso que requiere un tiempo de reposo para que tu imagen cale en la mente de la gente que te interese. No obstante, seguro que ya en esas pocas semanas habrás notado que tus acciones dan sus frutos y que tu inversión de tiempo va mereciendo la pena. Si no es así y con el tiempo sigues sin obtener un buen ROI, revisa tu estrategia, tus planes de contenido, optimiza el tiempo que dedicas porque algo está fallando y… el ROI no engaña 😉

 

1 comentario

Archivado bajo Emprendedores, Marketing 2.0

Microsegmentación: Una declaración de amor

Por Eva Diz
Microsegmentación es una palabra feísima pero, al mismo tiempo, una declaración de amor. Microsegmentar viene a decir “escribe para quien quieras que te lea”. Sin andar dando palos de ciego, picoteando de aquí o de allí. The One. Directo a quien te interesa. Ni más ni menos. Eso que nos puede parecer tan lógico cuando lo leemos, muy a menudo se nos olvida cuando redactamos nuestro contenido web.

Propongo pues, para esta semana, que todos los que escribimos un blog hagamos un ejercicio de reflexión y pensemos… ¿Para quién escribimos? Y veremos que, nuestras visitas, en su gran mayoría, son ese tipo de gente que tenemos en mente cuando redactamos algún post. Son ellos los que le dan sentido.

Muchos diréis que no, que no es vuestro caso porque escribís de todo un poco. Bien, pues microsegmentar, conocer minuciosamente a tu público, te puede ayudar muchísimo a la hora de redactar buenos post y evitarte ese mal trago de… a ver hoy qué pongo, qué cuento o de qué hablo. Y, como no, con un buen plan de contenidos web, bien enfocado hacia algo que te interese y sea interesante o útil para el resto de usuarios verás que muy pronto tus visitas son cada vez más y cada vez más ajustadas a la temática que ofreces, por variada que sea.

No obstante, de forma inevitable, la migrosegmentación de tu público te llevará a una especialización de los contenidos: Esa persona que llega a tu blog ya no llega de rebote sino que viene expresamente a leerte. El contenido ha de ser muy trabajado para no decepcionar y lograr que esa persona que ha venido hoy buscando ayuda sobre eso de lo que tú sabes mucho, vuelva. Fidelizar. Que es el anhelo de toda web, blog, red social o buscador que hay en la red. Amor eterno.

Microsegmentar es muy sencillo, basta con pararse a pensar en quién te gustaría que te leyera, a quién quieres aportarle algo, quién es tu interlocutor. Y luego pensar en qué le gustará leer, qué buscará mañana en Google o qué curiosidad le picará esta noche. Y darle eso que quiere de la mejor forma posible, con el mayor cariño del mundo. Amor del bueno.

Adelanto mi reflexión después de estas líneas y aprovecho que te tengo por aquí (y quizás no volvamos a leernos) para decirte que… A mí me gusta que me leas tú, que eres mi público objetivo y mi microsegmento. Y cada post es una declaración de amor en toda regla. Virtual, literario, entre teclas, sí, pero amor al fin y al cabo.

Sin ti, que me estás leyendo, este post no tendría ningún sentido.

Así que… gracias por la visita. Y vuelve, anda, no me rompas el corazón.  🙂

2 comentarios

Archivado bajo Marketing 2.0

Adsense: Cómo rentabilizar tu blog

Por Eva Diz
Adsense o cómo rentabilizar tu blog. Hay un momento en el que la cuestión se hace inevitable, para unos llega tras los primeros 40 post, para otros, tarda años y carpetas de post interminables. A mí aún no me ha llegado. Y contesto así a Roberto, que el otro día compartía con nosotros un interesante comentario sobre el valor del periodismo y las oportunidades que tiene en Internet en la entrada sobre el SEO social. Pero me gustaría responder también a Carmelo que, en el mismo post, comentaba su intención de lanzarse al maravilloso mundo de monetizar los esfuerzos de escribir una bitácora.

Adsense es una herramienta perfecta, cómoda y relativamente sencilla de ganar dinero con tu blog: Google te paga por poner anuncios de sus clientes de la red de display de Adwords en tu página. La interfaz del servicio es muy similar a la de Adwords: Básica y simple, pero con un montón de facilidades, como la creación de informes de rendimiento, que te servirán para extraer también datos del comportamiento de tus visitas y sus gustos.

El alta en el servicio se puede hacer con solo tener una cuenta de Gmail, pero no es inmediata: Tu petición la revisará un trabajador de Google de forma manual. Aún así, nunca suele tardar más de un día. Así que, sin prisa pero sin pausa.

El servicio te permite elegir entre formatos gráfico y de texto o combinar los dos modelos. Puedes seleccionar las ubicaciones, controlar el formato, el estilo (colores, por ejemplo) y el tamaño de los anuncios que se visualizan en tu página; asimismo te dejará  filtrar y bloquear anuncios de competidores o de productos que no consideres adecuados para tu público.

Otra fórmula de Adsense que puedes ofrecer en tu blog es una caja de búsqueda en Google y acotarlo a que busque solo en las páginas que tú consideres (por relación temática, porque te fias más de ellas que de otras, etc.). Los anuncios de Google aparecerán no en tu blog directamente sino en la página de resultados que imprima ese buscador personalizado que has integrado en él. Es, por tanto, una fórmula menos intrusiva que la de que los anuncios aparezcan en tu página… Eso sí, piensa que cuanto más discretos y disimulados estén los anuncios menos rentables te serán económicamente.

Porque ahí está el quid de la cuestión: Con Adsense no cobras por la cesión de tu espacio (El llamado cobro por impresiones, antes muy usado por prensa digital pero cada vez más en desuso, más centrado en campañas de branding), sino por cada clic que tus visitas hagan en esos anuncios. Y para que se note, has de tener una buena media de visitas ya que, de todos ellos, un escasísimo tanto por ciento será el que interactúe con los anuncios de Google que tú permites en tu blog.

¿Compensa?
Pues con eso pasa como con los colores, que es para gustos 😉

Y tú, ¿qué opinas?

 

15 comentarios

Archivado bajo Marketing 2.0

Plan MK terminado!

Por Eva Diz
Vengo de prisa y corriendo, con el ritmo de las teclas acelerado de tanto ejercicio. Vengo solo para deciros que ya está, que lo he terminado, que ya tengo las 78 páginas del plan de marketing de ZinKfo y que pinta estupendamente (aunque esté mal que yo lo diga).

Han sido dos semanas de intensísimo trabajo -no exagero, no, creedme- pero ya están todas las ideas fuera, todas colocaditas y organizadas, con sus colores y sus esquemas y sus chorraditas de diseño (por fin!). No sé qué nota me pondrán (tengo hasta el 7 de julio para entregarlo), pero poco me importa: estoy taaaaaaan satisfecha que hoy no quepo en el bikini, con eso me basta 🙂

Sé que pronto (ya sí, muy, muy pronto) podréis todos disfrutar de los detalles de ese proyecto del que tanto hablo y del que tan poco cuento. Nada hasta que no esté todo atadito, así que paciencia. Creo que merecerá la pena (qué voy a decir! 😉 ) 

Disfrutad del finde, largo y tendidos al sol…

1 comentario

Archivado bajo Marketing 2.0, Personal, trabajo, ZinKfo

Mi BSO de esta semana

Por Eva Diz
Lo primero que tenéis que hacer hoy antes de seguir leyendo es abrir el Spotify (lo que no tengáis cuenta… ya va siendo hora! Se descarga en un microsegundo, de verdad). ¿Lo tenéis? ¿Sí? Bien, pues ahora cread una lista (a la izquierda, sí ahí) y haced click!

Esta semana he estado pegada a la pantalla del ordenador día y noche, montando y desmontando el plan de marketing de ZinKfo. He trabajado más que cuando trabajaba, y alguna horita que otra más (el miércoles apagué a las 3 de la madrugada…). Pensaréis que menuda paliza, pero estaríais muuuuy, pero que muy equivocados. Hacía muchísimo tiempo que no encontraba nada tan entretenido, tan creativo y absorbente como esto: He de anunciar que, desde ya, soy fan del marketing 2.0

Llevo 40 páginas, me he dejado los ojos (el miope lleva ya dos días quejándoseme a lágrima viva), tengo el despacho invadido de folios, fotocopias y tablas de números, tachones, se me ha terminado la tinta de un bolígrafo y ceno bocata todas las noches… Y mi Spotify está que arde. Ahora suena de fondo esto que he descubierto entre porcentajes y análisis de mercado. Ayer, terminaba con cientos de cifras bailándome en las teclas la parte de objetivos y previsión de resultados -la más densa de todas las que he hecho por ahora- y me dediqué un instante de alivio, seis minutos de gloria.

Hoy estoy aquí de nuevo, no me he rendido. Me escapé unos minutos a la playa (para qué negarlo, la piel me delata) pero ya estoy de vuelta dipuesta a pasar la tarde acompañada de mi Office2010 y una gran botella de agüita fresca, meterme de lleno en el análisis de la competencia, que haberla haila y es mucha y buena 🙂

Después, aún quedará pendiente lo más divertido: el esquema del desarrollo web, el plan de captación de usuarios y los programas de fidelización… suena raro ¿no? Pues es pura adrenalina para la imaginación. Y eso se merece otra banda sonora, una mejor, pero la semana que viene

Que siempre sea findesemana! 

Deja un comentario

Archivado bajo digital, Marketing 2.0, ZinKfo