Archivo mensual: diciembre 2018

Factores que te pueden hacer perder posicionamiento

A veces pasa. Y uno no sabe muy bien el motivo. Pero la realidad es la que es: esa web que tan contentos nos tenía, pierde tráfico como un colador hasta que la sangría lo deja a uno temblando y no sabe por dónde tirar. ¿Por qué la web no funciona? ¿Qué hemos hecho mal? Pues… seguramente, varias cosas. Los buscadores no penalizan porque sí. Si has bajado de posición es porque has cometido varios errores que han hecho saltar las alarmas de sus rastreadores.

Así que hoy vamos a dejar la vergüenza a un lado (así, ¡a lo loco!) y vamos a pensar y confesar todo eso que en SEO no hacemos como debiéramos, por vagancia, por desconocimiento o porque hemos decidido correr el riesgo… y nos han pillado. Pongamos sobre la mesa las meteduras de pata más comunes en SEO y, luego, pongámosle remedio cuanto antes.

Torrarla grande con tus palabras clave

O lo que en terminología SEO anglosajona llaman Keyword Stuffing. Sí. Permitidme que me ponga un poco intensita con esto pero es importante: si uno no quiere perder su posición en los resultados de los buscadores debe dejar YA ese vicio de repetir sus palabras clave como los loros. Machacar las mismas keywords página tras página no vale para nada más que para que los buscadores te tachen de spam y los usuarios que te visiten salgan corriendo de tu web incluso antes de que termine de cargarse.

que es keyword stuffing

Olvidarte del móvil

Inevitable, querido Watson. El consumo de Internet a través del móvil está desbancando a pasos de gigante al de ordenadores de mesa, tabletas y portátiles. Hace meses que Google lo avisó: la indexación de las webs empieza por su versión mobile. Así que, cuando uno piensa en desarrollar una web, tanto en arquitectura, navegabilidad como en diseño debe pensar primero en móvil. Si nuestra web no es responsive, lo tenemos crudo. Tocará invertir de nuevo y relanzar la plataforma adaptada a todos los dispositivos. Hay que extremar el cuidado a la hora de colocar el contenido, evitando que todo esté demasiado junto, buscando siempre que el usuario pueda moverse de forma fácil por todas las secciones de la web desde la pequeña pantalla.

Que es mobile First Indexing

Conducir un patinete creyendo que es un Ferrari

Pasa. Sí, sí, que nadie mire para otro lado porque es de lo más común que te puedes encontrar: “no sé, no lo entiendo, pero mi web no posiciona. Si me busco ni me encuentro. Salgo así como en la página 9. Y eso que me he gastado una pasta“. Ay, ingenuos del mundo, qué confiados que somos a veces… Tener una web bonita y haber pagado mucho por ella no significa que vaya a funcionar bien de cara al buscador. Puede ser maravillosa para fidelizar usuarios, convertir, etc. Pero para que te encuentren, pues no. ¿Por qué? Pues porque te han vendido probablemente un patinete como si fuera un Ferrari. Es decir: la velocidad de carga de la web es lenta y eso te perjudica.

También cabe la otra opción (y aquí rompo una lanza en favor de los programadores del mundo mundial): has querido ahorrarte unos duros (que nos pasa a todos) y ahora te das cuenta de que lo barato sale caro. Porque sí, porque una web bien hecha, rápida, que funcione bien de verdad, vale dinero. Que nadie se equivoque. Así que, bueno, toca sentarse de nuevo con tu proveedor web y decirle que te revise el código fuente, que se curre un HTML como dios manda, minimizando scripts y colocando lo importante para el buscador bien arriba, evitando bloqueos y problemillas que nuestro ojo no ve, pero que nuestro tráfico nota. Basta con que te pases por Google PageSpeed Insights y pongas tu dominio: te darán las coordenadas de mejora que debes implementar en tu web.

analizar velocidad de carga de la web

Ir de guay y no llegar a chachi

Internet está llena de gente que se creen los amos del universo y que se pasan las reglas básicas de convivencia por el forro. Efectivamente: uy al estilo de los políticos de nuestros tiempos y su “hago lo que quiero porque, total, a mí, no me van a pillar nunca”. Bien. Pues a todo cerdo le llega su San Martín, amiguitos. Y si tu forma de ganar visibilidad en buscadores está sustentada en un porrón de enlaces comprados, vete preparándote porque tarde o temprano todo ese dinero que has invertido en hacer la púa no valdrá para nada.

Si eres guay de verdad no necesitas comprar enlaces, los enlaces te llegarán solos. Bien porque tu contenido es útil, bien porque es curioso, relevante, diferente, único, real, innovador, gracioso… Vamos, guay del Paraguay. Un poquito de paciencia, un muchito de constancia, unas redes sociales por aquí, un arreglito en tu web por allá y… ¡listo! Tampoco es tan complicado. Pero requiere de tiempo.

link building mallorca

Convertir tu web en el Wallapop

Una forma interesante y sencilla de ganar dinero con tu web -sobre todo si es una web que no tiene venta, sino que es de información y está basada en la generación de contenido propio- es ofrecer espacios para que las marcas pongan su publicidad. Integrarte en la red de Adsense te puede resultar beneficioso, pero has de tener claro que tu web nunca debe ser un tablón de anuncios sino un sitio al que los usuarios acuden por tu contenido y, a cambio de disfrutar de él, de cuando en cuando, están expuestos a un banner publicitario. El problema viene cuando vendes demasiados espacios de tu web y reduces tu contenido: tanto los usuarios como los buscadores dejarán de verte como algo interesante y tu posicionamiento caerá en picado.

adsense mallorca

Juntarte con quien no debes

Las malas compañías pueden ser divertidas un rato y resultar inocuas si las sabemos manejar. Pero, si se nos va de las manos, adiós. Por eso, si estás pensando en abrir tu web/blog a colaboraciones -algo que siempre puede venir muy bien ya que enriquece la oferta de contenido que brindamos a nuestros usuarios- o si ya lo has hecho, has de poner y mantener un filtro de calidad.

Hay mucha gente que se lanza al guest post y que rehace sus propios posts una y otra vez, cambiando un par de comas aquí y allá. O, directamente, escribiendo con faltas de ortografía, con redacciones de primero de EGB (aquí es cuando se me nota la edad), frases sin verbo a lo loco y sentencias inconexas. Ese contenido reutilizado (copiado a veces tal cual, sin pudor) o mal redactado bajará tus posiciones como si no hubiera un mañana, por no mencionar el daño que le hará a la reputación de tu sitio. Elige bien y acertarás.

guest post mallorca

Dejar de observar y escuchar

Es cierto que la vida, a menudo, nos atropella. Que el tiempo no da para más. Que uno tiene mil cosas en la cabeza y ya ni los avisos del móvil sirven para mucho. Pero si uno quiere sacarle partido a su web/blog, ha de organizarse y sacar el tiempo necesario de su agenda semanal para echar un vistazo a sus métricas. Ver qué temas tienen mejor acogida, estudiar a través de qué palabras nos llega más tráfico a la web, entender cuáles son los temas de actualidad y estar al día de las tendencias de búsqueda, conocer cómo son nuestros usuarios, corregir aquellos errores que se vayan produciendo en el site, optimizar de cuando en cuando los parámetros que más influyen en el posicionamiento… En resumen, ponerle cariño y atención.

Google Trends

Conclusión

Todos (y el que diga que no, que me los explique en comentarios) hemos metido la pata alguna vez. Y aquí seguimos, sobreviviendo. Así que, si alguien se ha visto identificado en alguno de los puntos anteriores, cero drama: siempre estamos a tiempo de reconducir la situación. Eso sí, hay que ponerse a ello de inmediato. Ya me contaréis 😉

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo SEO

El SEO y la obsesión por las Keywords

Todos tenemos vicios, obsesiones y manías. Todos, asumámoslo. Algunos son fruto del carácter de cada uno, otros son adquiridos y reforzados a través de esas pequeñas rutinas diarias que llevamos a cabo prácticamente de forma inconsciente. Los interiorizamos por repetición y finalmente se transforman en una parte más de nosotros que hacemos sin pensar, como conducir. Como pensar en SEO y automáticamente ver keywords.

En el posicionamiento web y la optimización para buscadores, el tema de las palabras clave o keywords, como se les suele llamar en el sector, se ha convertido en una obsesión (para muchos un trauma) que conviene desterrar. O, cuando menos, paliar. Los tiempos cambian y no se puede ir contra ello. Anclarse en el año 2000, cuando los buscadores estaban en pañales y los usuarios apenas entraban en Internet salvo para utilizar su email, es el mayor error que una persona que busca dar visibilidad a un proyecto online puede cometer.

¿Adiós a la Era de las Palabras Clave?

Sí. Rotundamente. Pero que nadie se confunda: que dejemos atrás nuestra obsesión por llenar una web con X palabras clave relevantes para nuestro negocio no quiere decir que no tengamos que crear contenido optimizado y que incluya ciertas frases y vocablos que describan de forma correcta y concreta el sentido de esa web. El tema está en buscar el equilibrio, ser naturales y dejar de volverse locos buscando la palabra exacta.

Keywords seo mallorca

El problema, además, radica en que se ha extendido la creencia de que son una serie de palabras clave y ésas son las que hay que usar. Hemos hablado mucho muchos sobre el long tail pero ha cuajado demasiado poco: al final, el que tiene una web acude a ti con dos palabras, algunos hasta con tres (éstos ya son nivel experto o lo que yo pienso por lo bajo: aún es queda algo de sentido común), léase “hotel Madrid centro”, así, a lo loco. Anda que no habrá gente luchando por ser ese “hotel en el centro de Madrid que sale el primero en los resultados orgánicos de Google”… Y pongo, ojocuidao, un ejemplo desfasado porque, precisamente, la industria del turismo es una de las que más y mejor ha comprendido esto del posicionamiento y llevan años muy por delante de otros (o casi todos) los demás sectores. Pero haberlos, aún hailos.

Obsesionarse nunca, jamás de los jamases, es bueno. Y menos en un escenario tan volátil como el de Internet. Los usuarios aprendemos muy rápido y, aunque hay unos patrones, cada uno somos diferentes. Buscamos de formas distintas, cada vez más enfocados a un lenguaje natural: ¿quién no ha escrito más de una vez una pregunta tal cual en la caja de búsqueda de Google? Sí, preguntamos a Google como le preguntamos a un colega. Es lo que los gurús del buscador llaman la búsqueda semántica.

Palabras seo

Google ha hecho muchos cambios en este sentido (y los demás buscadores, como es habitual ya, lo han seguido). Google Penguin fue la gran revolución (y estamos hablando de 2012…). Marcó el camino de otras muchas, que se han ido haciendo en paralelo y que han convertido a los algoritmos de los buscadores en arañas muy inteligentes que ya no leen las páginas web como las leían antes.

Es cierto que, cuando consigues optimizar las páginas de tu web para palabras clave relevantes de tu negocio, tu posicionamiento mejora (y mucho) pero, para conseguirlo, habrás tenido que hacer mucho más que colocar las palabras adecuadas en el sitio adecuado y el número de veces correcto.

Let’s talk about content, not keywords

Para salvar ese salto, la receta es clásica, básica y lógica como siempre sucede con esto del SEO: escribe para que te lean y lo disfruten. Y con disfrutar no digo que vayas a escribirte un novelón de Ken Follet, sino que cuando un usuario entre a tu web y navegue por sus páginas debe encontrar lo que busca, de forma clara, atractiva. Todo debe estar bien explicado y debe tener un hilo que lo una todo y lo convierta en un todo.

Más simple que nada. Porque se trata del contexto, amigos. Crear una web con diferentes páginas que, por diversas vías -todas ellas interesantes para usuarios y producto/negocio-, explique y de una imagen perfecta de lo que queremos comunicar. Evidentemente, eso no podemos hacerlo sólo machacando unas palabras clave. Porque acabamos siendo puro spam y dejándonos muchas cuestiones importantes que nos pueden hacer diferenciarnos de nuestra competencia.

palabras clave competencia seo

Vamos con un ejemplo práctico. Digamos que tienes un proyecto de negocio: sabes escribir y has decidido (olé tú) hacerte autónomo para poder hacerlo sin depender de una empresa o medio que no seas tú. Digamos que tu negocio se podría resumir en “redactor freelance”.  Pero si solo eres “redactor freelance” seguro que te estás dejando muchas cosas en el tintero: eres un redactor freelance “en Madrid”, posiblemente seas un redactor freelance en castellano (o los idiomas que domines), puedes ser un redactor freelance centrado solo en comunicación corporativa, que redacta notas de prensa, comunicados internos a empresas, cartas de dirección a proveedores, etc. O puedes ser un redactor freelance para web, que esté especializado en “redacción SEO” o en “redacción y posicionamiento”, en blogs, en revistas online, en determinados sectores o géneros (desde la ciencia a la cultura, pasando por la cocina)… Puedes ser mil cosas. Y hay muchísimas palabras y combinaciones de palabras que pueden ayudarte a explicarlo y, además, a explicarlo de forma divertida, atractiva, entretenida.

Conclusión

El estudio de palabras clave es indispensable pero no la panacea. Es una fase por la que hay que pasar, no sólo para conocer el mercado y a tus usuarios, sino para poder estar donde quieres estar. Pero esas palabras no son mágicas ni abren puertas como si las pronunciara Alibabá. Son una herramienta más que debemos saber manejar dentro de cualquiera de las plataformas online que utilicemos en nuestro negocio para presentarnos y comunicarnos con nuestros potenciales clientes.

elegir palabras clave seo

Así que, con ese listado de keywords, debes redactar tus meta etiquetas con amor y mimo, sin ser un indio pero sin pasarte de caracteres. Has de hacerte el interesante, para aumentar la cifra de veces que un usuario hace clic en ese resultado. Has de conseguir que una vez que ese usuario esté en tu web se quede el mayor tiempo posible, que encuentre fácilmente lo que busca y que se convenza de que, efectivamente, eso es lo que busca. Y eso, a veces lo conseguirás con un artículo de utilidad, otras con uno divertido y con gancho, otras simplemente con un par de buenos titulares, con un vídeo o con unas fotografías.

Lo más importante: no te obsesiones. No se la torres a la gente con repeticiones absurdas. No te quedes con una búsqueda: búscalas todas.

seo palabras clave optimizacion

Deja un comentario

Archivado bajo SEO