Archivo mensual: febrero 2013

Recursos para periodistas online: agregadores de contenidos

Por Eva Diz
Llevo meses prometiendo una blogoteca de recursos para periodistas sobre SEO y marketing online y, no sé muy bien cómo, siempre acabo escribiendo sobre lo divino y lo humano y dejando lo realmente práctico sin hacer. Como en la vida misma.

Hace una temporada publiqué una entrada con la selección de los que, para mí, son los blogs imprescindibles para un SEO, pero hay muchísimos más, tantos que, quizás vaya siendo hora ya de actualizarla… Por el momento, hoy me gustaría presentar otra pequeña recopilación: una lista de agregadores de contenidos.

En la red hay infinidad de recursos, manuales, guías, blogs interesantes… Inabarcable. De ahí el auge de los servicios de agregadores de contenidos, lectores de feeds y marcadores te permiten con solo pulsar un botón guardar en un perfil personalizado todas aquellas webs y artículos que te interesen.

Así que, lo primero que debes preguntarte es: ¿tienes lector de feeds o un buen marcador de enlaces? ¿Conoces Google Reader, Instapaper, Delicious? Si la respuesta es no, no sigas leyendo. Para y abre antes de nada un perfil en alguno de esos servicios. Por ejemplo, Google Reader (es sencillísimo y muy cómodo de usar): en él podrás tener a mano, en una misma pantalla, todas las actualizaciones de los blogs a los que sigues, podrás compartir directamente la información en tus redes sociales y marcar aquella que quieras guardar. 

Cómo se usa Google Reader

Los marcadores -como Delicious- o los lectores de feed -como Google Reader- son el mejor lugar donde guardar todos esos enlaces a artículos que te interesan, a esos manuales y guías tan interesantes que te vas encontrando día a día en la red. Las ventajas son muchas: no solo es tremendamente cómodo sino que, además, ahorra espacio y te ayuda a configurar tu presencia online.

Por su parte, los agregadores de contenidos son la herramienta perfecta si estás pensando en empezar a trabajar en tu perfil de curador de contenidos. Son fáciles de usar y te permiten difundir tus artículos y posts en distintas plataformas de la red al tiempo que puedes compartir información interesante de otras fuentes con el objetivo final de configurar un hilo de noticias (una versión refinada de lo que es el hilo típico de una agencia de noticias).

Tu objetivo ha de ser trabajar en nutrir ese hilo de noticias con el mejor contenido y una forma excelente de hacerlo es filtrar la ingente cantidad de datos que aporta la red y ofrecer la selección de los mejores a todos aquellos usuarios que sigan tu hilo. Si lo que ofreces es realmente bueno, lo más probable es que, con el tiempo -y mucha paciencia- acabes por convertirte en un punto de referencia de información para muchos… Una forma diferente pero muy interesante de hacer periodismo, ¿no?

Las plataformas que puedes elegir para hacerlo son innumerables, desde Paper.li al mítico Menéame, cada una con sus características específicas pero todas, en general, con el mismo propósito: ofrecer un flujo ordenado con una selección de noticias de calidad.

Algunos buenos ejemplos, además de los dos anteriores, son:

Curate.me

curateme

Pearltrees

Pearl trees

Bundlr

bundlr

Merlink

merlink

Pero a mí hay un agregador que me gusta especialmente. Es totalmente gratuito, muy fácil de usar y perfecto para ayudarte en tus campañas de SEO: Scoop.it

scoopit

Otra recomendación, si tienes iPad, es Flipboard: una aplicación imprescindible, aunque más que un agregador de contenidos es un lector de feeds con una interfaz muy visual, de formato revista. Y, para terminar, una plataforma que he descubierto recientemente y promete (gracias @llucb!). Se llama Sprindpad, tiene versión para PC y dispositivos móviles y un funcionamiento muy similar a la red social de imágenes Pinterest.

Bueno, esta es mi lista, pero hay muchísimos más. Así que, si conocéis alguno que merezca la pena… ¡compartiendo que es gerundio! 😉

2 comentarios

Archivado bajo Marketing 2.0

El inmovilismo de los medios

Por Eva Diz
Antes era suscriptora de dos periódicos, ahora leo mi Google Reader. Sí lo confieso sin sonrojo. Antes llegaban a la puerta de mi casa dos periódicos, uno local y otro nacional, en papel, recién salidos de imprenta y con páginas y páginas en las que invertir al menos una buena hora cada mañana.

Poco a poco, fueron adelgazando, ofreciendo poca o ninguna información que no hubiera leído el día anterior en Internet. Empezaron a fallar en los contenidos: carencia de análisis, datos sin sopesar ni digerir, periodismo de declaraciones e insultos, temas manidos, demasiado pegados a la agenda diaria marcada por políticos e instituciones, ausencia de historias humanas, noticias planas… Y malas noticias. Solo malas noticias.

Periodismo-RamonetFallaron (y fallan) en lo básico, y también en las entregas: imagínate que pagas la suscripción a un periódico y, domingo tras domingo, nunca te llegan los suplementos. Imagina que te quejas y te dicen que lo van a arreglar. Imagina que les das una oportunidad… Y nada cambia. Solo que además, de cuando en cuando, no es que no te lleguen los suplementos, es que el periódico no llega o es que si llega no trae nada de interés que merezca la pena el pago que haces (en mi época, eran unos 400 euros al año).

Pues bien. Soy periodista, a mi casa ya solo llega un periódico en papel (local) y no trabajo en ningún medio porque el mercado está como está (o como han dejado algunos que esté). Nadie paga por algo que no cumple sus expectativas, nadie paga por algo que no vale lo que cuesta. Y menos por algo que puede leer en Internet casi al mismo tiempo que sucede. ¿Es injusto? Puede. ¿Internet es la muerte del periodismo? No lo creo en absoluto.

Datos Periodismo DigitalLo que trato de decir es que los tiempos cambian… pero los medios (los de siempre) no. Mis necesidades informativas son otras muy distintas a las que tenía hace 5 años, en un mundo muy distinto al que existía hace 5 años. Y ante esto, no vale llorar por la bajada de beneficios, hacer EREs en las plantillas, recortar salarios hasta dejarlos exiguos, pretender que los periodistas trabajen 24/7 y que no bajen un ápice su calidad, abrazar la autocensura, rendirse a sus intereses políticos/económicos… No sé cuál puede ser la mejor solución para mantener a salvo a la prensa pero, desde luego, no creo que sea aceptar o defender el inmovilismo de los medios.

La prensa tiene que enfrentarse a un cambio, a una revolución, pero reducir costes e inversión no es la vía para hacerlo. Cierto, estamos en crisis. Todos estamos en crisis. Pero para salir de ella no basta quedarse en casa haciendo lo que siempre hemos hecho, ganemos o no algo con ello. Donde ahora hay pérdidas, antes hubo beneficios. Y no, los periodistas -al menos la gran mayoría- no hemos vivido por encima de nuestras posibilidades… Porque nuestras “posibilidades” nunca fueron muy altas. Es una cuestión de valentía. De saber (y querer) empezar de cero.

Pero los que mandan actualmente en los medios de comunicación parece que ya no creen en el negocio y han preferido invertir sus ganancias en otras cosas. Algunas con más y otras con menos éxito, pero desde luego, solo los “locos” parecen querer invertir en la prensa. Y así es muy difícil ganar batallas.

Pero algunas se ganan. Y, como mínimo,  merece la pena intentarlo. Hay pequeñas batallas que, al menos a mí, me parecen grandes victorias porque representan la luz al final del túnel, aunque esta sea tenue y parpadeante. Os dejo algunos artículos que hablan de esta nueva línea de publicaciones que están sabiendo abrirse camino en la era de Internet en España. No sé si éste es el camino final por el que acabará yendo el periodismo… Pero se le parece.

3 comentarios

Archivado bajo Periodismo

No sin mi Google Reader

Por Eva Diz

Una de las cosas maravillosas de Internet es que ha puesto a nuestro alcance un montón de herramientas útiles que nos hacen la vida más fácil. Lo difícil es encontrar la tuya entre tanta oferta, con tantos cambios y tantas novedades que se suceden casi sin darnos cuenta. Yo, como periodista, si tuviera que quedarme con una entre todas ellas, lo tengo claro, después del email… elijo los lectores de feed.

google reader periodismo

Existen infinidad de lectores de feed y marcadores que permiten concentrar en una misma plataforma toda la información que nos interesa, sin necesidad de recibir ingentes cantidades de newsletter en el email o de tener que abrir una por una nuestras páginas web y blogs de referencia. Uno de los más conocidos y sencillos de usar es Google Reader: una herramienta que, a estas alturas, me parece imprescindible.

Para mí es como una revista personalizada: puedo rebuscar entre la infinita cantidad de blogs que se han ido sumando a mi colección y encontrar artículos que no solo me interesan sino con los que puedo aprender y formarme, solucionar problemas o simplemente divertirme.

Una de las ventajas de los lectores de feed es la posibilidad de guardar automáticamente los artículos que más te interesen, sin que ocupen lugar o acaben finalmente en la basura sin leerlos. A eso se le suma la oportunidad de comentar el texto con el autor o compartir el artículo con el resto de tus colegas o amigos. Con un simple clic, podrás tener todo organizado y siempre a mano. Vayas donde vayas. Lo único que te faltará es tiempo para leer todo lo que encontrarás en ese espacio.

¿Cómo abrir un Google Reader?

Crear un Google Reader es la segunda cosa más sencilla de hacer en Internet después de abrirte una cuenta de correo en Gmail. De hecho, desde esa cuenta de Gmail podrás acceder directamente a tu Google Reader: basta que vayas a la barra de menú superior y elijas “Más”. Se abrirá un desplegable donde aparecerá tu Google Reader, impoluto, sin estrenar. Un cajón entero para llenar con tus blogs, magazines y diarios online favoritos.

Abrir cuenta Google ReaderPara hacerlo, solo tendrás que usar el botón que corona la barra lateral izquierda “Suscribir”. Ahí aparece una caja (como la del motor de búsqueda) en la que deberás ubicar la URL del feed del diario o blog que te interese incorporar a tu blogoteca (por ejemplo: https://periodistaseo.com/feed/), copias la URL, la pegas en la caja y automáticamente se añadirá a tu barra lateral con el icono y título correspondiente, visualizando en la parte central de la pantalla las entradas que estén en el feed.

Como funciona google reader

Podrás hacer carpetas temáticas en las que clasificar y ordenar a tu manera tus fuentes y, desde cada fuente que hayas incorporado, Google Reader te da la posibilidad de encontrar “Más como este”. Así, aunque a priori no te vengan a la cabeza diarios, blogs o magazines que te interesen, Reader te sugerirá fuentes basándose en las que ya has incorporado.

Reader barra izquierda

Crear carpetas Google Reader

Asimismo, si estás muy interesado en un tema en concreto y necesitas hacer un seguimiento o una investigación sobre algo, puedes crear una alerta de Google y vincularla a tu Google Reader. De este modo te evitarás la parte más engorrosa de las alertas: recibirlas en el correo, que te llenen el buzón y que finalmente vayan directamente a la papelera. En cuanto a la visualización de los contenidos, aunque la interfaz es muy sencilla y el diseño muy plano, tienes la posibilidad de elegir entre dos tipos:

Solo titulares

Vista titulares Google ReaderO con el titular y el texto del artículo

Vista completa Google Reader

Podrás elegir el orden en que se muestran, descartar artículos, marcar como leídos o no leídos… Así que, para descubrir todo el partido que puedes sacarle a esta herramienta, lo mejor es abrir una cuenta y empezar a trastear.

Disfrútalo con moderación: engancha 😉

3 comentarios

Archivado bajo Formación

Reflexiones sobre el futuro

Reflexiones sobre el futuro:
Paro. Me muevo. Pienso. Avanzo.

Por Eva Diz

A veces queremos empezar la casa por el tejado y abrimos mil puertas sin tener muy claro por cual pasar, moviéndonos como pollo sin cabeza, de un lado a otro, tranquilos por el simple hecho de movernos. Porque el movimiento nos da coraje y nos permite seguir adelante, aunque no sepamos muy bien a dónde. Error. Y lo digo por experiencia: después de un período de hiperactividad caótica, hay que pararse y respirar. Y pensar. Luego, si eso, volver a retomar el movimiento, pero ya con una dirección o, al menos, la intención clara de buscarla.

Muchos estamos o hemos estado en esa situación que suele producirse ante un cambio brusco de una de nuestras estructuras fundamentales. El shock paraliza o te revoluciona. Yo creí que iba a ser del primer caso, pero resulté ser del segundo. Y, en estos tiempos de crisis y despidos, he descubierto a muchos compañeros en ambos estadios. No hay opción buena o mala. Es tu opción. Eso sí, sea cual sea la tuya debe ser transitoria o acabarás siempre en el mismo sitio. Tanto si permaneces parado como si te mueves sin cesar y sin rumbo.

Quedarte sin trabajo puede ser la oportunidad de hacer eso que siempre has querido hacer. Y no me refiero solo a viajar, sino también a escribir, a formarte, a aprender cosas nuevas, a  perder algunos miedos y a romper con todo aquello que ya no iba bien. Puede sonar casi místico y trascendental, pero creo que no hay mejor modo de reinventarse que aprendiendo y descubriendo que puedes superar muchos más retos de los que creías.

Todas las personas que conozco que han emprendido este camino son la viva imagen del optimismo, no porque de pronto la vida les sonría sin cesar, les hayan ofrecido un puesto de trabajo espectacular o porque hayan descubierto la forma de vivir sin trabajar. Simplemente porque se han quitado esa incertidumbre insana de encima, porque han aprendido que aunque el mundo es injusto, ellos pueden controlar qué hacen, decidir qué quieren y elegir su camino. Empezar de cero. Con mejores o peores resultados pero, al fin y al cabo, tú eliges. Nadie te lo impone, nadie te obliga, nadie te vigila ni te amenaza. Tú eres todo lo que vales. Y vales mucho.

Claro que puedes equivocarte y volver a empezar. Otra vez. Y otra vez más. Siempre. Avanzando.

A Marian, Irene, Mariona y ese largo etcétera. Feliz comienzo.

1 comentario

Archivado bajo Personal