Archivo mensual: marzo 2012

El poder del vídeo marketing

Por Eva Diz
El poder del vídeo marketing: Ser original, diferente, rompedor es cada día más difícil. Todo está inventado, incluso aquello que alguien inventará mañana y quizás tú ya has pensado hoy. Por eso, destacar entre tanto estímulo es casi como lograr un récord Guinness: Imposible. Nos puede la infoxicación, los memes de hoy ya caducaron ayer y los que quedan por venir ya casi han pasado. Pero, a veces, entre tanto ruido, encuentras cosas que te arrancan una sonrisa, un me gusta, un +1 (o un +1000).

Un poco de gracia, creatividad, buena técnica y mucho talento pueden dar resultados increíbles. Lo que aquí os presento es el trabajo de la productora gallega, Zinqin,  que lleva ya unos añitos en esto y que almacena varias joyas que bien se merecen unos minutos de nuestro precioso tiempo internauta. Su última campaña de vídeo marketing no tiene desperdicio:

¿Cómo promocionar un disco sin que la audiencia lo escuche?

La solución es de una sencillez abrumadora y así lo explican ellos mismos:

Nos cogimos una cámara, un trípode y un micro y nos fuimos a Madrid a encontrarnos con actores, músicos, periodistas y amigos de Xoel con un único objetivo, que escucharan su disco y nos comentasen sus impresiones.

Este vídeo es solo un teaser que representa la primera parte de la campaña Escuchando Atlántico, el nuevo disco de Xoel López que vuelve con un sonido diferente y, por ahora, desconocido. A medida que pasen las semanas, la campaña irá completando su ciclo, ofreciendo pistas cada vez más claras sobre cómo es realmente el disco, pero sin utilizar el sonido del mismo.

La historia no ha hecho más que empezar y éste ha sido el resultado: Cerca de 5.000 visitas en solo 5 días.

Con estas cifras, modestas pero contundentes, está claro que el poder del vídeo en Internet es innegable y que, en este campo, sí quedan aún muchas cosas por probar, innovar, descubrir y experimentar. El vídeo marketing es un área aún joven, poco explotada y con gran recorrido que puede ayudarnos a difundir nuestros productos y servicios al gran público de una forma sencilla y atractiva. Cierto es que un buen vídeo profesional vale dinero, pero la imaginación puede ayudar mucho a un presupuesto pobre si uno está dispuesto a arriesgar.

Hay que tener en cuenta que Youtube ha ganado mucho terreno como buscador y, junto con Google, copan la mayoría de las búsquedas que se hacen por Internet en nuestro país. La plataforma creada para compartir vídeos se ha convertido en una de las herramientas preferidas sobre todo por las nuevas generaciones para encontrar lo que buscan en la red: Prefieren ver que leer. De ahí el gran auge de los vídeotutoriales, el fenómeno de los vídeos ehow y todo el potencial de lo audiovisual como contenido viral para una buena promoción en red.

Cierto es que en aspectos de SEO, el vídeo tiene sus trabas ya que los robots de los buscadores no pueden leerlos tan fácilmente como un texto (la mayoría, no los leen en absoluto), pero con un pequeño trabajo alternativo y paralelo en el campo textual se puede lograr también un buen posicionamiento para la parte más visual de las webs. Es importante para una vweb con gran contenido audiovisual cotar con un sitemap de vídeos que ayude al robot a entender ese contenido velado para él. Y, como no, también trabajar el SEO en las plataformas de terceros donde alojemos nuestro vídeo. Youtube es uno de los más avanzados en este terreno: Hay que prestar especial atención a las descripciones de nuestros vídeos y utilizar en ellas las palabras clave por las que nos interesa que nos encuentren los usuarios.

Si hay dudas acerca de qué palabras serán las mejores para posicionar nuestro vídeo, hay que tener en cuenta que siempre (o casi siempre) es apropiado poner un término de geolocalización (dónde se grabó el vídeo, qué lugar/país/comarca sale en las imágenes), los nombres propios de los protagonistas (las búsquedas por personas son muy habituales, sobre todo si son conocidas) y aquellas palabras que mejor resuman el contenido. Para sugerencias se puede utilizar la Youtube Keyword Tool 🙂

Lo demás, está en vuestras manos.

¡Un saludo!

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Vídeo marketing

Analytics: Métricas para tu web (II)

Por Eva Diz
¿Ya tienes tu cuenta de Analytics? ¿Ya has visto cuáles son las métricas de tu web? Seguro que muchos todavía tenéis un No para esas preguntas: Doy por hecho de que no puedo convenceros a todos en el primer post… Veamos si va mejor con el segundo 🙂

Sí, seguimos con analítica web una semana más porque el tema da para un lustro de debates (y más). Nosotros para empezar, iremos poco a poco. El otro día hablábamos de los beneficios que puedes obtener si dedicas un tiempo a la semana a vigilar las métricas de tu blog. Hoy nos daremos de bruces con la cruda realidad: No basta con abrir el panel de Google Analytics y quedarse ahí, mirando la página principal y bailando con todas esas cifras. Entender esos datos es fundamental porque en ellos radican las pistas para desarrollar una mejor estrategia online con poco esfuerzo.

Lo primero es pasar del primer panel, abandonar el tablón general donde aparece esa cifra tan llamativa que es la de visitas totales a tu blog. Hay vida más allá: Una vida riquísima que te ayudará a hacer contenidos más adaptados a tu audiencia, te animará a escribir más a menudo y te orientará a crear páginas con un diseño más práctico (quizás tener tus tweets en directo en tu blog, si no sueles actualizarlo, sea un desperdicio de espacio o incluso dé mala imagen… por ejemplo)

Fíjate en la columna izquierda de tu Analytics y verás que todos los datos están divididos de forma muy específica:

  • De tu público: Son de todo tipo, demográficos, de comportamiento, tecnológicos, sociales…
  • Tus campañas de Adwords: Si has decidido hacer una campañas de promoción de tu site, podrás seguir todos los datos de tu campaña desde aquí (eso sí, no olvides que has de vincular las cuentas y, para eso, el usuario de gmail de las 2 ha de ser el mismo ;-)). Este apartado aparece en tu columna izquierda como “Publicidad”.
  • De dónde te llegan las visitas: Tráfico directo, a través de buscadores, por redes sociales… En este apartado, llamado “Fuentes de tráfico”, puedes vincular tu Analytics con tus Webmaster tools y completar así aún más tus datos, pero eso lo explicaré en otro post para evitar líos 🙂
  • Qué contenido gusta más a tus visitas: Aquí verás qué páginas son las que reciben más visitas, en las que tus lectores pasan más tiempo o con las que tienen más interacción. El apartado “Contenido” es muy cómodo para reflexionar sobre nuevos temas y desarrollar mejores planes de contenido.
  • Conversiones: Esto último te interesará sobre todo si eres un e-commerce o vendes a través de Internet. No obstante, hay que recordar que una conversión no es solo una venta, si que puede ser un formulario que se rellena, un documento que se descarga, una determinada página que se consulta…

Muchos de estos datos que se presentan en Analytics son en un primer momento un tanto opacos para los que empezamos en esto. ¿Tráfico directo? ¿Página de  destino? ¿Embudos multicanal? ¿Referencias? No saber muy bien qué significan la mayoría es de lo más normal,  pero eso hará que sean más difíciles (o imposibles) de leer y de extraer conclusiones que nos sirvan.

¿Qué significa que la mayor parte de tu tráfico te llegue de una página web externa? Que ese sitio tiene un enlace a tu blog. El tráfico que te reporta este enlace (y otros) lo puedes consultar en Fuentes de Tráfico – Referencias. Ahí te aparece un listado con las plataformas que más visitas te aportan. Es importante este tráfico a nivel SEO porque, cuantos más enlaces externos tengamos de sitios con buen tráfico, mejor posicionamiento tendremos.

¿Qué es tráfico directo? Es todo aquel usuario que para llegar a tu blog ha escrito directamente la dirección en el navegador. Este dato, si es alto, es una muy buena noticia ya que implica que tu marca está consolidada y tus esfuerzos de branding han tenido éxito ( o bien es que tienes muchísiiiiimos amigos y familia 😀 ).

¿Qué es una página de destino? Es la página por la que entran tus usuarios y que no tiene que ser necesariamente la página de inicio. Puede estar vinculada a una campaña de adwords y entonces quizás que te suene más si escribo “landing page”. Sí, es una página de aterrizaje porque es a la que llegan tus usuarios y ahí es donde has de convencerlos de que se queden y prolonguen su visita.

¿Qué es una página de salida? Es la última página que ve un usuario antes de irse. Es necesario tenerlas en cuenta y revisarlas bien porque es el lugar por el cual nos abandonan nuestros lectores: Tenemos que saber por qué se van y, en la medida de lo posible, cambiarlo.

Con todas las métricas que nos aporta Google Analytics pueden hacerse infinitas combinaciones y es precisamente ahí, cruzando unos datos con otros, cuando de verdad obtendremos la información que vamos buscando.

Os dejo esta semana un enlace a la web de Bryan Eisenberg donde encontraréis algunos recursos (artículos, guías, vídeos) sobre el uso de Analytics (en inglés). Ojo, Analytics ha renovado sus funcionalidades en 2012 y desde el año pasado tiene nueva interfaz, así que miradlos salvando las distancias 🙂

Para estar actualizados al máximo, lo mejor, el propio Google: http://www.google.com/intl/en/analytics/iq.html?

PD: Muchos habéis apuntado el tema de la inexactitud de los datos que nos aporta la herramienta de análisis de Google. Sí, los datos absolutos pueden no ser exactos al 100%,  pero -coincido con Roberto- son muy fiables para poder reorientar estrategias, mejorar aspectos de nuestra web y, en general, contribuir a que nuestra presencia online sea cada día mejor y esté mejor afianzada.

Las inexactitudes se pueden deber a un montón de factores diversos: Desde tecnológicos (los servidores desde los que se toman los datos de referencia, los javascript utilizados en la web…) a incluso los propios usuarios, que deciden controlar su privacidad y borran diariamente sus cookies.

4 comentarios

Archivado bajo Marketing 2.0

Analytics: Métricas para tu web (I)

Por Eva Diz
Analytics: Métricas para tu web. Esta es mi propuesta de esta semana para los que estáis embarcados en este divertido mundo de la comunicación online, el SEO, los blogs y el marketing online en todas sus facetas. La analítica web es un elemento fundamental si quieres gestionar bien tu web, tu blog o tus campañas de marketing en Internet porque, precisamente, una de las ventajas y mayores beneficios que aporta este nuevo medio es que todo, todo y todo lo que se hace en él es perfectamente medible: Puedes conocer cuánto tiempo pasan en tu web los usuarios que vienen más a menudo, qué leen, qué páginas hacen que se vayan, qué palabras han puesto en el buscador para llegar a ti…

Muchas de estas métricas básicas ya las incluyen los actuales gestores de blogs (Blogger y WordPress) en sus sitestats y es conveniente revisarlas de cuando en cuando porque nos servirá para extraer conclusiones que te ayudarán a mejorar tu web o blog. Sin embargo, si quieres profundizar, conocer más al detalle ciertas características de tu público o de los lugares a través de los cuales llegan a tu site, lo mejor que puedes hacer es abrir una cuenta en Google Analytics:

  • Es gratis.
  • Es una herramienta cómoda e intuitiva.
  • Proprociona muy buena información.
  • La puedes vincular con Adwords para conocer mejor los resultados de tus campañas de anuncios.
  • Y solo necesitas tener un usuario de gmail.

Imagen del código de Analytics

Existen herramientas de pago muy buenas (Site Catalyst de Adobe o comsCore Digital Analytix), pero para empezar, Analytics es más que suficiente. Para empezar a funcionar con Google Analytics necesitas abrir una cuenta que te proporcionará un pequeño fragmento de código que tendrás que pegar en el html de tu web/blog (en la parte del principio, donde pone <head>, que es la que el usuario no ve, pero sí los buscadores y demás spiders). Este código registrará todas las acciones que los usuarios lleven a cabo en tu página y tiene especial importancia en aquellas que convierten (e-commerce y todo tipo de páginas de venta online o páginas donde tengas un formulario de contacto).

Con el mismo usuario de Gmail puedes tener varias cuentas diferentes de Analytics y, dentro de cada cuenta, perfiles distintos en los que, a su vez, puedes configurar segmentos específicos y predeterminados que te interesen especialmente (tráfico que llega a tu site a través de las redes sociales, cifra de usuarios que vuelven a tu web y que pasan más de 4 minutos en ella, etc.). Estos segmentos (“segmentos avanzados” que se llaman) te permitirán tener una visión más rápida de los datos que más te interesan, cruzados entre sí.

GA

 

Todo esto que, así contado de puño y tecla, puede parecer un lío es extremadamente sencillo y representa la mejor forma de controlar tu web, medir sus resultados y mantenerla siempre optimizada. Mi consejo es que pruebes, revises, mires y remires. Verás que es más fácil de lo que parece.

Perfecta para curiosos y apasionante para muchos, la analítica web es un mundo que por sí solo daría para un blog entero (o para decenas de ellos). Os dejo algunas referencias, por si os engancha el tema y queréis profundizar 😉

El blog de Google Analytics
Trucos Google Analytics de Oriol Farré
El blog de Ricardo Tayar
Avinash Kaushik, en inglés

 

7 comentarios

Archivado bajo Formación, Marketing 2.0

ROI: Recupera lo que inviertes

Por Eva Diz
Toma lapiz y papel porque esta semana toca hablar de ROI… ¿ROI? Sí. En Galicia, Roi es un nombre de chico pero, mal que me pese, hoy no hemos venido a hablar de hombres, sino de números (sí, a veces son igual de complicados… y de importantes ;-P ). Después de varias semanas embarcado en esa ardua tarea de hacer branding personal a través de la red, seguro que empiezas a preguntarte cuándo vas a ver los efectos positivos de tanto esfuerzo y de qué modo los vas a obtener: Dinero, prestigio, un puesto de dirección en una gran empresa, miles de fans…

Una de las ventajas de Internet es que todas las acciones (o casi todas) que se desarrollan en la red te permiten medir sus resultados y cuantificar su valor. Así que, es natural que todo el mundo que realiza en la red acciones orientadas a conseguir algo concreto (empresa o individuo) se pregunte si lo está consiguiendo, si su esfuerzo y dedicación merecen la pena. ¿Cómo recuperar lo que inviertes? ¿Cómo rentabilizar el tiempo que dedicas a tu blog, a tus redes sociales, a leer, a estudiar…?

La clave es el ROI, Return of Investment, es esa pequeña o gran recompensa que nos queda después de haber hecho un negocio/campaña/etc. Se trata de un concepto empresarial que ha sido rápidamente adoptado por los especialistas en marketing  y que nos permite comprobar si realmente ese esfuerzo económico o de trabajo que hacemos para algo vale la pena o no. La fórmula es muy básica: (Beneficios – inversión)/inversión x 100

Retorno de la inversión online

 

Si tienes una empresa que vende directamente por Internet, te será muy fácil calcular el ROI que te puede suponer una campaña de publicidad en Facebook Ads o en Adwords. Basta con aplicar esa fórmula y obtendrás la cantidad de euros que recibes por cada euro invertido. Pero es cierto que no todo es tan fácil de medir como una venta directa. Hay cosas que, de entrada, no tienen un precio definido o que, simplemente, son muy complicadas de cuantificar.

Por ejemplo, el branding personal. Tu reputación online, esa que llevas trabajando y cuidando en los últimos meses manteniendo al día tu blog, tu LinkedIn, cultivando tus mejores tweets, compartiendo enlaces de calidad… Detrás de cada una de esas acciones hay un tiempo importante, una inversión que debería tener sus resultados. Aunque lo más probable es que el resultado no sean mil euros al mes, decenas de clientes para tu empresa o el trabajo de tu vida, sí podemos ver pequeños “retornos” de esa inversión que nos animarán a seguir adelante.

Lo primero es analizar qué acciones tienen valor para ti: Que la gente lea tu blog, que la gente comente, que comparta tu contenido en su Facebook, que te mencione en Twitter como alguien que sabe de tal o cual tema, que te escriban un email invitándote a participar en una charla sobre tu especialidad o conocimientos, que hagan “me gusta” en lo que tú compartes en Facebook, que te pidan un presupuesto de tu servicio… ¡Mil cosas! Todo puede ser positivo (igual que también hay acciones negativas que debemos controlar) y medible. Para ello, adjudica a cada una de esas cosas que para ti son importantes un “precio” (lo que se llama valor de conversión), desde luego no es lo mismo una visita al blog que una visita que deja un comentario… Una vez que tengas todo con su valor, toma los datos de los que partes, haz unas tablas con los conceptos que vigilarás, los valores que tiene cada uno, las cifras de las que partes (pej: si ya tienes una media de 10 menciones al día en Twitter), apúntalo todo y revísalo periódicamente.

Prueba a diseñar para x días una pequeña campaña orientada a mejorar tu reputación online: Márcate una estrategia y un plan de contenidos y lánzate. Genera más contenido, haz textos más llamativos, apuesta por el vídeo, dedica más horas a conversar en Twitter… Y ponle un precio a tu hora de trabajo. Cuenta cada hora que dediques a la campaña y la suma de todas ellas será tu inversión (junto con la suma de todos los costes añadidos que tengas, si te haces una cuenta PRO de Hootsuite para manejar mejor tus redes, si compras una Easypromo para sortear un libro interesante entre tus seguidores… Todo). Cuando termine el período marcado observa tu inversión y los conceptos que tienes controlados.

Quizás tu ROI todavía sea negativo y hayas invertido más de lo que has recibido. Pero no desesperes, en cuestiones de branding los efectos no son siempre inmediatos, se trata de un proceso que requiere un tiempo de reposo para que tu imagen cale en la mente de la gente que te interese. No obstante, seguro que ya en esas pocas semanas habrás notado que tus acciones dan sus frutos y que tu inversión de tiempo va mereciendo la pena. Si no es así y con el tiempo sigues sin obtener un buen ROI, revisa tu estrategia, tus planes de contenido, optimiza el tiempo que dedicas porque algo está fallando y… el ROI no engaña 😉

 

1 comentario

Archivado bajo Emprendedores, Marketing 2.0