Archivo mensual: noviembre 2011

Cómo encontrar lo que buscas

Por Eva Diz
Cómo encontrar lo que buscas. Esa es la gran cuestión a la que todos nos hemos enfrentado alguna vez cuando los resultados que nos ofrece el buscador no responden del todo a lo que le hemos preguntado. Sí, Google, entre sus millones de resultados, nos ofrece aquellos que él cree que se pueden ajustar más a nuestra búsqueda… Pero, ¿realmente hemos sabido decirle qué buscamos?

Búsquedas booleanas

Os invito a todos, sobre todo a los periodistas que usamos Internet como fuente de documentación, a seguir unas pequeñas recomendaciones sobre cómo buscar mejor en la Red.

 

– Mamá, no lo encuentro.
– Eso es que no has mirado bien.

Y, efectivamente, si buscamos mejor, al final, lo encontramos… Las madres siempre tienen razón, por lo menos la mía (aunque a veces me fastidie reconocerlo): Para encontrar, hay que saber buscar, dedicarle tiempo, pensar bien lo que buscamos y dónde lo buscamos. Y entonces sí, lo encontraremos. No es que Google no sepa, a veces, simplemente es que no logra entendernos.

Tenemos que buscar información sobre un tema de actualidad, de vivienda, por ejemplo, y necesitamos datos concretos. Bien, o nos vamos al INE o nos vamos a un buscador. Si eres de los que has escogido la segunda -porque los datos del INE ya están más publicados que las fotos de la boda de la duquesa de Alba-, introduce en la caja de búsqueda esto: Evolución precio pisos nuevos y usados en España. Encontrarás un montón de cosas, sí. Pero fíjate y verás que, entre todo eso -como pasa muchas veces- no hay nada que te acabe de convencer. ¿Por qué? Porque con esa búsqueda lo que le estás diciendo al buscador es que te ofrezca todos los documentos que tenga en su índice que contengan TODAS las palabras que has puesto en la consulta. Y claro, hay mucha información sobre vivienda, dossieres, informes… pero no aparecerán a menos que tenga todas y cada una de las palabras tecleadas.

Esto provoca lo que se llaman silencios: Hay información interesante que no se ha recuperado del índice del buscador, pero que sí está allí y te vendría de perlas. Ay, pero no has sabido buscar. No has sabido preguntar adecuadamente. Fail.

Búsquedas booleanas

Los buscadores no tienen la posibilidad de entender lo que piensas ni cuál es tu intención cuando tecleas una consulta (aunque -lo creas o no- ya están trabajando en ello), de modo que has de ser tú el que aprendas a comunicarte con ellos para sacarles el mayor partido. Y ahí entra en juego el conocimiento de lo que se llama el lenguaje de interrogación, que aunque suene un poco rarito, no es otra cosa que saber formular la consulta de tal manera que el buscador la entienda con precisión.

Si me lo permitís todos, hoy os voy a presentar otro concepto raro (sí ya van 2 y me estoy acercando la cupo, lo sé…). Bien, se trata de las búsquedas booleanas (quizás a muchos os suene, si no por el nombre, en cuanto lo veáis, lo reconoceréis). Estas búsquedas, que toman el nombre de su creador, el irlandés George Boole, utilizan una serie de operadores que permiten al usuario especificar mejor qué es exactamente lo que está buscando.

¿Búsquedas booleanasOperadores?
Sí, AND, OR y NOT… A muchos os sonarán seguro y, de hecho, los usuaréis muy a menudo. De hecho, todo usamos operadores booleanos en nuestras búsquedas sin saberlo: Los buscadores incluyen el operador AND de forma implícita en cada espacio en blanco que dejamos entre palabras. Por eso, en la búsqueda sobre pisos que vimos antes el buscador trata de buscar documentos en los que aparezcan tooooodas y cada una de las palabras introducidas, porque entre ellas entiende que hay un AND y que todas nos interesan por igual.

Si no fuera el caso, es decir, si estuviéramos interesados en encontrar cualquier información sobre la evolución de los precios de la vivienda en España, podríamos ser más explícitos así: España AND evolución AND (pisos OR vivienda) AND (precios OR coste). Las combinaciones son múltiples, todas en función de las necesidades de información que realmente se tengan.

La mayoría de los buscadores (mejor en este caso Yahoo! que Google) usan este tipo de búsquedas y dan la oportunidad de usarlas de un modo sencillo en lo que todos conocemos como búsqueda avanzada (esa opción que, por las prisas, casi nunca usamos y, al final, seguimos perdiendo el tiempo). Pero si quieres fardar y hacer búsquedas realmente profesionales, aquí te dejo las equivalencias de cada operador:

  • AND: Le estás diciendo al buscador que recupere documentos que incluyan las dos palabras que has tecleado en la búsqueda. No una u otra: las 2.
  • OR: En este caso, le estás diciendo al buscador que recupere documentos que, al menos, contengan una de las 2 palabras que van unidas por el operador.
  • NOT: Le dices al buscador que te recupere documentos que tengan la palabra tal, siempre y cuando no tengan la palabra cual (precios NOT coste).

Las búsquedas avanzadas ofrecen más posibilidades: Acotar la búsqueda a documentos solo en tal o cual idioma; en tal o cual formato; en X fechas o en un dominio concreto. También te permiten saber cuántas páginas están enlazando a un sitio web concreto (esto es muy importante para hacer análisis SEO y desarrollar buenas estrategias de posicionamiento), pero eso ya lo veremos en otra ocasión. 🙂

PD: Acotar la búsqueda a formato PDF da muy buenos resultados para periodistas si lo que se buscan son informes de datos con cierta fiabilidad. Probad y ya me contaréis 😉

 

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo SEO

El secreto de Google

Por Eva Diz
A veces parece que Google funciona desde siempre. Que, desde que la web es web, siempre ha estado Google. Google busca, Google encuentra, Google es divertido, Google crea. ¿Qué hacías en internet antes de Google?

Muchos no lo recordaréis porque la edad no perdona, ni a los demasiado jóvenes ni a los que nos vamos haciendo viejos. Pero los segundos jugamos con cierta ventaja en esto de Internet: La historia de la red no la leemos en libros, la buscamos en recuerdos. Así, si miro atrás, todavía recuerdo que en la universidad tenía un correo de Excite, que era de lo más sexy por aquel entonces, hasta que se desmarcó Hotmail, que eso sí era hot… o eso creía yo a los 18. (En fin…)Buscadores

En aquella época -hace solo 13 años, aunque parezcan mil en código binario-, yo no buscaba en Google. Me cuesta imaginármelo, pero es cierto: No tenía Google, solo me conectaba media hora cada 2-3 días desde la facultad y buscaba lo que necesitaba en portales como Excite -aunque luego me convenció más Lycos (no sabría deciros ahora por qué)- en Altavista o en Yahoo!, aunque éste nunca acabó de llegarme (el batiburrillo en su home se sumaba a mi torpeza digital y me causaba un poco de ansiedad, he de reconocerlo).

1998 no sólo fue mi primer año de universidad, fue el año en que Lawrence Page y Sergey Brin crearon el algoritmo PageRank y cambiaron la web para siempre: Hasta la fecha todos los buscadores recuperaban documentos, pero la gran mayoría eran ruido y poco tenían que ver con la consulta planteada. Con PageRank, por primera vez en la historia, un buscador no sólo recuperaba información, sino que analizaba su relevancia para la consulta y la presentaba ordenada de mayor a menor relación con la pregunta planteada.

PageRank funcionaba y funciona así: Si tu página recibe muchos enlaces de sitios a su vez muy enlazados, aparecerás de los primeros en la página de resultados de Google (SERP). Ahora visto así, puede parecernos simple, incluso imposible que se hiciera de otro modo. Pero así fue.Buscadores

Es más, el PageRank fue rechazado por los principales buscadores y directorios de entonces (En esa época los directorios eran lo más, porque esos sí que contenían buena información y te la ofrecían bien ordenada). Sin embargo, aquella idea de la relevancia y tal… Hoy parece obvio, pero nadie lo vio. Salvo Page y Brin… Bueno, en realidad, no: Page y Brin casi llegan tarde. Y en vez de Google, ahora tendríamos Hits.

El secreto de Google

Hits… o más bien HITS (Hypertext Induced Topic Selection). Ese podría haber sido nuestro Google si no fuera porque para triunfar en la vida como triunfan los grandes “no bastan las buenas ideas, sino que debe ser posible llevarlas a cabo”, como comenta Lluís Codina en su texto Algoritmos de posicionamiento en buscadores.

Pues bien a Hits le faltó un casi para ser Google, pero ese casi era insalvable. El algoritmo HITS diseñado por el matemático Jon Kleinberg se desarrolló casi un año antes que el de Google, en 1997, y también valoraba la relevancia mediante la valoración de enlaces entrantes y salientes en los sitios web pero las dificultades para implantarlo (requería un gran tiempo de cómputo) lo hicieron inviable en la práctica.

Los chicos de Google lograron que su PageRank, con su rasgos recursivos de sitio que enlaza sitio que a su vez es enlazado…, fuera eficaz con un límite de 8 iteracciones. Pim, pam, pum. Se dice pronto, pero detrás hay toda una familia de algoritmos que se lo curran de veras cada vez que nosotros hacemos cualquier consulta en Google.

Rastreador de Google

¿Cómo funciona Google?

Aquí va mi explicación de andar por casa:

  • Primero, un programita rastreador de la familia de los robots detodalavida,  más conocido como spider y con nombre propio GoogleBot se pasea por toda la web visitando sitios de link en link y tira porque le toca. Cotillea las páginas (tranquilos, no ve imágenes, solo puede leer su texto), las descarga y las manda al almacén del buscador.
  • Google las coge, las analiza y crea un índice en función de las palabras que aparecezcan en la web. En realidad, Google hace 2: uno para él (consumo propio, señor agente) y otro invertido que vincula cada palabra, la cantidad de veces que se repite y el documento en el que aparece. Y ahí lo tiene, organizado, a la espera de que alguien pregunte algo.
  • Y cuando lo hacemos -en el mundo se hacen 29 millones de consultas por minuto-, Google busca en su índice las palabras y los documentos en las que aparezcan más y en lugares más destacados (título, entradillas, ladillos) y a esos documentos les aplica su PageRank.
  • Zasca. De ahí solo se salvan aquellos que se lo han currado de veras (o los spammers, que de todo hay en la viña del señor, aunque el señor sea Google y haga lo posible por tenerlos controlados).

Y… ¿Cómo hago para gustarle a Google?

Pues muy sencillo: Haz un sitio que te gustaría leer y visitar con frecuencia.

  • Buen contenido (redacción y ortografías correctas)
  • Densidad de palabras clave ajusta, ni por exceso ni por defecto (Las palabras clave o Keywords como leeréis en algunos sites son las palabras que más identifican al contenido de tu página, por ejemplo, aquí en el blog: SEO, buscadores, Internet, Marketing, Periodismo…)
  • Linkbuilding: Consigue -sin trucos raros- que tu página reciba buenos enlaces (de páginas que a su vez sean muy enlazadas, tipo un periódico o un blog como microsiervos -estaríaquetecagas-) o muchos enlaces, aunque sean menos buenos (los menos buenos: uno mío, por ejemplo, que no te da glamour inmediato, pero contribuye discretamente 😉 )
  • ¡Contrata a un SEO! Si ves que no puedes, mis compañeros de máster y yo estaremos encantados de ayudarte 🙂

 

4 comentarios

Archivado bajo SEO

Por fin, un poco de Perrodismo

Por Eva Diz
Hoy me paso por aquí, justo antes de pasarme por las urnas, para dejaros una buena noticia: Ya está en marcha Perrodismo, una bitácora en la que encontraréis buena literatura, humor e información de verdad, de esa que no te deja indiferente. Se ha hecho esperar (y de rogar, creedme), pero -finalmente- he convencido al artífice de ese nuevo término, el señor Alberto Magro, y se ha comprometido a regalarnos cada semana unas cuántas píldoras de su rabiosa actualidad.

Perrodismo: Periodismo y alguna que otra verdad

Perrodismo: El blog de Alberto Magro

Opinión, política, economía, finanzas… hasta corazón y varietés podremos encontrar en este magazine virtual que nace con ganas de demostrar que el periodismo, el talento y la ilusión están más allá del papel y de las principales cabeceras de prensa de este país (y de otros!).

Os recomiendo que abráis esta ventana y comentéis, porque de eso se trata, de participar 🙂

Del diseño, la tecnología y la parte SEO me encargaré yo, del contenido -lo importante, vamos-, Alberto, pero compartir y aportar es cosa vuestra. Os esperamos!

1 comentario

Archivado bajo Periodismo

Máster en Buscadores: How to be… a SEO

Por Eva Diz
Máster en buscadores o cómo transformar a una periodista en una profesional del SEO. Todo un reto, sobre todo teniendo en cuenta que hace nada estaba volcada de lleno en los tradicionales teletipos de EFE y que el mundo digital era para mí poco más que un entretenimiento. Miro atrás y me sorprendo de cómo pueden cambiar las cosas en tan poco tiempo… Y me alegro de que aquella plaza de EFE finalmente no fuera para mí.

Meses después del fin de Eva-EFE, Eva 3.0 sigue en pleno proceso de reconversión:

  • ZinKfo rueda a toda velocidad (incluso a más de la que una quisiera) y va cumpliendo con creces los plazos fijados para que esté perfecta y preparada para comerse el mundo en septiembre de 2012;
  • en mi colaboración con contenidoseo.com sigo aprendiendo y practicando cada día,
  • y hoy empiezo las clases online de mi máster en buscadores en la Universidad Pompeu Fabra. El segundo curso profesional sobre Internet en los seis meses que llevo en paro (casi 7 ya…)

Tal y como os dije cuando me inscribí en el máster, mi idea es poder transmitir parte de todo lo que aprenda en este blog para que todos, pero sobre todo los que nos dedicamos a la peripatética vida del periodismo, entendamos un poco mejor este nuevo entorno lleno de posibilidades que es Internet. En concreto, nos centraremos en los buscadores que, en poquísimo tiempo, se han convertido en la matriz de todo. ¡¿Qué haríamos sin Google?!

Los tiempos cambian y es hora de que nosotros también. Los periodistas trabajamos para que los lectores  usuarios nos lean, se informen, aprendan… en definitiva, mejoren su calidad de vida. Bien, pues ellos están en Internet, leen e incluso escriben (y algunos muy, pero que muy bien) sus blogs y sus propios artículos. Para sobrevivir, hay que estar en Internet. Pero en Internet no llega con estar: Hay que ser vistos. De eso va mi máster y de eso os voy a hablar, al menos una vez por semana, en este blog 🙂

SEO… ¿Qué es SEO?…

2 comentarios

Archivado bajo SEO

Formación para parados (II)

Por Eva Diz
Formación para parados segunda parte: El cuento de nunca empezar. La historia de cómo formarse por tu cuenta, dejándote los ahorros en el intento, porque nadie ha pensado en el futuro. Porque en tu país todos los que mandan, deciden y ordenan no piensan en nada más que en sí mismos. Y, a veces, en su partido. ¿Cruel? Sí, cruel es no tener trabajo, tener por fin el tiempo para aprender y tener que invertir el dinero que necesitas para vivir en poder labrarte un futuro demasiado incierto en una España demasiado corrupta.

Hace unas semanas escribí un post sobre la formación para parados que ofrece el servicio de empleo de nuestro país: -1. Pues bien, siguiendo el hilo, en la España de los Mercados,  gratis no se forma ni dios y menos un licenciado. Quedarse en paro para alguien que ha estudiado duro, que conoce y ejerce bien su profesión es un  palo tremendo que está al orden día, pero con el que casi nadie contaba hace unos años: Si estudias tendrás un buen trabajo, hijo. Eso nos decían. Y durante un tiempo fue verdad.

Ahora el licenciado parado es una especie en crecimiento constante, imparable. Un ser que ha de enfrentarse a sustos y disgustos desde el primer día. Alguien al que más le vale haber sido previsor y ahorrador para coger su dinero ahora e invertirlo en aprender alemán. Y marcharse. O quedarse, dejar la dignidad en el armario de casa, y cobrar como un peón o un becario toda la vida.

La historia es cruda pero tiene su guasa (más vale reír que llorar a estas alturas). Cuando uno se queda en paro, una de las primeras cosas que hace es apuntarse al Inem, ¿no? Bien, pues probad a entrar en http://www.inem.es: Te quedas a cuadros. Hola, bienvenido, el Inem ya no existe. Toma. ¡¿Qué?!. Lees y relees y está a punto de darte un pallá, porque tú acabas de apuntarte en el Inem… y el Inem no existe…. ¡Te lo han cambiado!

El INEM (Instituto Nacional de Empleo) no existe.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), desde la publicación de la Ley 56/2003 de 16 de diciembre, de Empleo, es el responsable de  la ordenación, desarrollo y seguimiento de los programas y medidas de la política de empleo a nivel nacional.

Junto a los Servicios Públicos de Empleo de las Comunidades Autónomas forman  el Sistema Nacional de Empleo.

Para cuestiones relativas a empleo y prestaciones por desempleo entra en www.sepe.es.

“Ordenación, desarrollo y seguimiento de los programas…”. Sí ellos, el sepe son ahora las mentes geniales que preparan esos planes de empleo, diseñan esos cursos y definen esos talleres no aptos para licenciados parados. Mismo lobo con distinta piel.

A ti que, llegado a este punto,  te da igual como se llame el departamento estatal o autonómico que tiene que ayudarte a buscar empleo, vas y entras. Qué remedio. Pero vas por tontería: buques lo que busques sobre formación solo lees esto:

En el SEPE estamos migrando contenidos para mejorar los servicios electrónicos que te prestamos y que, en el menor plazo de tiempo posible, los tengas disponibles en un mismo portal, con la misma estructura y formato. Disculpa las posibles molestias.

En fin. Te tomas un valium. ¿Mejor? Sí. Respiras hondo y tecleas la dirección del portal de empleo de tu comunidad autónoma. ¡Clic! Entras. Te pierdes, buscas, rebuscas. Por fin encuentras algo. Ah sí, aquí: 558 cursos. A ver… Uf, familias profesionales… veamos, informática y comunicación (esta debe ser para periodistas, no?) Vas. Tachán: 12 cursos.

Vaya: O te pones a programar o te diplomas en modo usuario… Pero no abandonas, sigues buscando y ves que aún hay esperanza de encontrar un sitio para ti: Imagen y sonido. Hala. Tarán, tarán… Número de cursos en Baleares… 1!!!! Puesta en escena y procesos de preproducción en la realización televisiva. Que ya empezó el 12 de septiembre y no hay posibilidad de apuntarse… Lo sentimos. Ja.

El recorrido de un parado por estas webs es hasta doloroso: Te dicen “Aquí siempre es tu turno”… pero nunca lo es. Y, además, tú no quieres que sea tu turno, tu quieres salir del paro. Cuantos menos turnos me den, mejor, gracias.

Total, que tú te acabas pagando un curso en una escuela privada de negocios o en un instituto de marketing que te despluma la cuenta a cambio de abrirte una puerta hacia algún futuro que no sabe nadie ni cómo será. Y, mientras, en el Sepes, el SOIB, el Servef o en el Servizo Público de Emprego de Galicia tienen cosas maravillosas como el Programa excepcional para la contratación estable: Tan excepcional, que una, como tiene 31 años, ni lo huele y tan estable como un castillo de naipes:

El objetivo de la medida es impulsar la contratación por medio de los contratos a tiempo parcial de jóvenes desempleados y personas desempleadas de larga duración mediante reducciones en la cuota empresarial a la Seguridad Social. La jornada a tiempo parcial debe estar comprendida entre el 50 y el 75% de la jornada comparable a tiempo completo. Vaya, la legalización de la explotación de los becarios.

I Love Spain… pero casi mejor irse al extranjero.

1 comentario

Archivado bajo Formación