Archivo mensual: mayo 2011

Parece mentira…

Por Eva Diz
Parece mentira… pero es verdad, verdadera: la que antes se escribía ocho horas de teletipos al día ahora es incapaz de actualizar su blog personal como mandan los cánones 2.0 (sí, hay cánones para todo, ya véis).

Tengo una pila de excusas recién sacaditas de la nevera (hace ya demasiado calor para hornos): que si el posgrado en marketing me quita la vida, que si el plan de empresa se hace y se deshace, que si el proyecto va y viene,  que si casi es verano y hay que cultivar las cañas con los amigos, que si la playa agota, que si el #15M y la resaca electoral…quesiquesiquesi. Enfin, que nadie sabe lo difícil que es actualizar un blog hasta que lo tiene. Os reto. Comprobadlo vosotros mismos. Y luego me contáis.

Mientras rumiáis el nombre que le váis a poner, la frasecita de debajo, la idea, etc, etc. os diré que en las últimas semanas he estado muy out, pero he progresado muchísimo en este nuevo mundo virtual y cada día me siento más 3.0 (nueva versión de la red que, dicen los gurús, está a la vuelta de la esquina). Eso no significa que haya crecido o sea más guapa -aunque sí estoy más morena :D- simplemente es como si, al encender el ordenador y abrir el navegador, se agudizara la vista y se ampliara la mente. Y todo lo que antes era una maraña casi incomprensible, una saturación de contenidos y flashes, se organiza solo. Y tiene sentido. Wow!

Si tuviera que resumirlo en una palabra eligiría útil. Internet es eso: una fuente inagotable de utilidades. Y para muestra un botón. Voy a dejaros aquí un brevísimo resumen de la cantidad de cosas que esconden páginas web archiconocidas y otras que no lo son tanto.

Un buen ejemplo es el blog, que -aunque no lo actualizo como debiera- me ayuda a organizar el batiburrillo de ideas que tengo en la cabeza y a comunicarlas a muchísima gente a la que no se lo sabría contar de otro modo (no soy mucho de llamar por teléfono…); luego está ese maravilloso Google, al que la función de buscador ya se le queda más que corta; los programas para realizar conferencias online; los que te permiten crear aplicaciones e instalarlas en tu web o en las de tus amigos; o las pequeñas herramientas que te dicen quién ha dejado de seguirte en Twitter (y declararle enemigo para siempre) o la que te permite crear grupos en Facebook para causas benéficas.

Esta semana haré un nuevo resumen, con más programas, más links interesantes y más trucos, todo muy 3.0 (se aceptan sugerencias y recomendaciones, queridos maestros del 2.0 -que sé que sois muchos-)

Escribiré, lo prometo 🙂

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo digital

Las buenas sorpresas

Por Eva Diz
Esta semana he escrito poco. Lo sé y lo siento. Pero la realidad, a veces, nos atrapa demasiado y no nos deja ni un instante para respirar. Hoy me he escaqueado y aquí me tenéis tratando de robarle un hueco al tiempo, intentando quitarme con arte las legañas de una noche muy larga y pensando, pensando, pensando… cuando, la verdad, es que debería estar estudiando para un examen.

(Venga, un post rápido).

Hoy es día de reflexión y quiero sumarme a toda esa gente que ha decidido decir basta, que ha dejado claro que no somos tontos: estamos aquí señores, no hagan como si no nos vieran.

Ha sido una buena sorpresa. Una gran noticia: no todos estamos anestesiados en este país.

Desde hacía tiempo el rumor de una queja estaba en boca de todos, pero muy pocos nos atrevimos a movilizar ese mal cuerpo que se nos estaba poniendo. Por mucho que me pese, no fui yo la que salí a la calle y me cagué en todo a pulmón abierto. Y aunque tengo la conciencia tranquila de saber que practiqué la lucha desde los pequeños círculos, no tuve el empuje que han tenido otros: #nolesvotes o @democraciarealya, nombres detrás de los cuales -al menos aún por ahora- estamos todos. Hasta los que llegaron más tarde. Sin siglas, sin partidos, sin hipocresía, sin falsas promesas. Es la #spanishrevolution, el #notenemosmiedo, ya no.

Estos días en la calle se ha visto un ejemplo magnífico de organización y convivencia. Se han puesto en marcha pequeñas acciones en todas las plazas que han reflejado que, con un poco de esfuerzo y pensando en la comunidad, un mundo mejor es posible: ayuda y cooperación, con servicios de guardería y hasta bibliotecas populares para aprender y pasar el rato al sol.

Y la mejor sorpresa de todas, la gran sorpresa: ver que la gente piensa, crea, colabora y disfruta. Que la genialidad de cada individuo a tomado la calle para ponerse en común y dar luz a un río de buenas ideas, de grandes esperanzas y mejores intenciones.

No importa si mañana este grito no tiene reflejo en las urnas: Roma no se construyó en un día. Lo importante es que nos hemos quitado el letargo de la piel. Ánimo a todos. Y que lo voten bien.

Deja un comentario

Archivado bajo Personal

El día mundial

Por Eva Diz
Hoy es el día mundial de internet. Aunque para mí, como para muchos (cada vez más) lo es todos los días. Pero, sumándome a la masa (que ser mainstream, de cuando en cuando, también relaja), he decidido que sea un día mundial, mudial: hoy empezarán las primeras pruebas de producción de ZinKfo. Así, cuando seamos famosos diré… y todo arrancó un día mundial de internet con las primeras muestras de lo que éramos capaces de hacer… (por supuesto, me comeré una hamburguesa en el Burguer King, a ver si se nos pega el savoir-faire de los de Google).

Sé que todavía no he dado detalles de qué es, qué hago, qué pienso hacer… y todavía tendréis que esperar un poquito, es alto secreto (o casi). Sólo puedo deciros que todo marcha a ritmo imparable, que tiene más forma de la que esperaba a estas alturas de la película (aún no he cobrado ni mi primer mes de paro) y que, aunque hay días en los que una se levanta y no se ve del todo con fuerzas, la ilusión y las ganas pueden y avanzan.

Desde aquí, en este día tan mundial (porque pocas cosas hay tan mundiales como internet) le mando una buena dosis de energía y ánimos a mi socia (@madammerox): yes, we can! y un beso gordo a nuestro masterdeluniverso2.0 (@aabalo).

Let’s work!

2 comentarios

Archivado bajo digital, Periodismo, trabajo, ZinKfo

Descubriendo la red (II)

Por Eva Diz
¿Habéis probado ya alguna de las aplicaciones que os sugerí? ¿Cómo ha ido? Seguro que todavía haciéndoos a la idea. Paso a paso y con mucha paciencia pronto acabaréis como yo… un poco nerds, jajaja.

Para que sigáis aplicándoos el cuento, aquí os dejo nuevos programas y aplicaciones con muuuuy buena pinta y con versión para Iphone, cortesía de Nacho Méndez (@nashmen):

www.dropbox.com te permite tener en internet un espacio enorme a modo de archivo/almacén en el que guardar de todo. Yo le doy uso sobre todo para guardar archivos o fotografías que tienen mucho peso y así evito que se me colapse el disco duro del ordenador. Va de lujo y el espacio es ampliable.

www.readitlater.com en la línea de www.evernote.com o de www.del.icio.us.com te creas un usuario y puedes crear listas de artículos que quieres leer (puedes marcarlo como no leído, como leído, etc.). Está entre el agregador y el archivador de notas. En el mismo saco de “leer después” está www.instapaper.com Estas apliaciones son la mejor arma del usuario para sobrevivir a la saturación informativa que presenta internet: el antídoto de la infoxicación.

En el entorno de www.slideshare.com nos encontramos también con www.prezi.com o www.issuu.com, ésta última basta con que subas un documento de word y ella solita lo hace prácticamente todo: presentaciones dinámicas de calidad totalmente gratuitas.

Otra aplicación que puede hacernos la vida más fácil en internet es www.wunderlist.com que consiste en una especie de agenda interactiva, un gestor de tareas dinámico en el que puedes organizar tu día y toda tu semana, ver todo lo que has hecho y todo lo que te queda por hacer, enviarlo por email, crear listas de tareas… probadlo y me contáis.

Y, por supuesto, si tenéis sugerencias nuevas, aquí serán muy bien recibidas!

buenfindesemana!

Deja un comentario

Archivado bajo digital

Descubriendo la red

Por Eva Diz
El post de hoy es para una gran amiga a la que anoche atiborré de conceptos y nombrecillos raros, recomendaciones y alabanzas hacia muchas de las cosas que he ido descubriendo desde que me he pasado al mundo de las 3w y que, de verdad, te hacen la vida mucho más fácil.

Por ella os dejo aquí hoy este mi primer top-five de páginas, aplicaciones y programas interesantes (las nmás básicas). Muchos las conoceréis, pero otros, como yo, empezaréis a descubrirlas ahora.

1.- www.del.icio.us.com es un agregador, una especie de archivador/listado en el que guardas tus direcciones de internet favoritas, aquellas de verdad consideras que merecen la pena ser visitadas de forma frecuente. Como la opción de favoritos de tu ordenador pero con la ventaja de que si cambias de ordenador las seguirás teniendo a mano 😀 Además, puedes compartirlas con el resto de usuarios (y ellos compartirán contigo!).

2.- www.readwriteweb.es (o .com) es uno de los blogs más leídos de la web, hablan de las últimas novedades en tecnología, en medios sociales, en periodismo en internet. Muy interesante, muuuuuucho. Hay la versión en castellano y la inglesa. Las dos estupendas. El twitter: @rwwes

3.- www.evernote.com se trata del programa que va a convertir las mesas de trabajo en terreno transitable: es como una guarda-postits. Puedes guardar citas de páginas que te interesen, vídeos, audios, pdfs enteros o presentaciones powerpoint, una web completa o solo trocitos. Tú eliges y el espacio es enorme (no almacena en tu ordenador, almacena en la red). Lo puedes consultar desde cualquier aparato con internet (creo que en las blackberry da algunos problemas porque el procesador no es lo suficientemente fuerte para asumirlo).

4.- www.goodreads.com para los amantes de la lectura. la gente recomienda los últimos libros que ha leído, tu llevas una lista con los que has leído y los que te gustaría leer, compartirla con amigos… es una enorme biblioteca al alcance de cualquiera. Una especie de red social para lectores empedernidos.

5.- www.slideshare.com te permite compartir y consultar todas las presentaciones en powerpoint que haces o hacen otros profesionales sobre todo tipo de materias: conferencias, clases, informes empresariales, estudios… gran fuente de información.

Bueno, para abrir boca creo que será suficiente, hay que ir poco a poco, si no, la red satura.

Que tengáis un buen jueves, un mejor viernes y, si cabe, todavía mejor sábado y domingo!

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

El ruido de fondo

Por Eva Diz
Me estrené.  Ayer tuve mi primera webinar y sobreviví con nota. Al fin y al cabo no deja de ser un superchat con voz y varias personas hablando a la vez. Sí, ese era todo el misterio. Ahora, he de reconocer que me dejó alucinada ver cómo avanza la tecnología y lo fácil que puede ser montar una clase de 20 personas con cada una de ellas viviendo en una punta del país.

Reconozco que estaba nerviosa (el miedo a lo desconocido y al ridículo no se puede subestimar…) y media hora antes de la cita acordada ya estaba yo con mis cascomicro instalados en la cabeza, haciendo clic aquí, clic allá. Todo fue más sencillo de lo esperado: pones un clave, tu nombre y hala, estás dentro.

Pero en cuanto entré en el chat, no pude: me dio un ataque de risa que no me dejaba ni hablar. Yo me veía ahí diciendo: hola?, hoola? y a las otras tres madrugadoras de la clase contestando hola?, hoola? sin que ninguna acabara de escuchar a las demás. Todo esto aderezado con los cascomicro y el ratón y los ruidos de fondo (sí, con los cascomicro se oyen TODOS los ruidos de fondo) y no podía dejar de reir. Total, que el personal se contagió y estábamos ya las cuatro con la risa desmelenada cuando… hola? hoola? …soy el profesor.

Sí, era él, que también venía con la sonrisa de medio lado (no se la vi, pero era como si la oyera). Nos mandó esperar (quedaban diez minutos para la hora fijada) y durante la espera se fue incorporando un montón de gente y un montón equivalente de ruido de fondo: teclas, carraspeos, cables, sillas arrastradas y, bueno, yo juraría que hasta el agua de una cisterna… pero eso nunca podremos saberlo con certeza.

No hubo demasiadas anécdotas, salvo la de uno de mis compañeros que, en donde debía poner su nombre, puso la clave del curso y el profesor (con la sonrisa ya de lado entero) no sabía ni cómo llamarlo.

Empezamos con los micros todos abiertos porque, según el profesor, éramos pocos -y civilizados- y eso nos permitiría hacer que la clase fuera más dinámica. No hubo manera, los ruidos de fondo se hicieron fuertes (respiraciones, teclados, folios, puertas… incluso pajarillos) y los micrófonos tuvieron que ir abriéndose por orden de intervención. Menos dinámico pero más tranquilo, la verdad.

Por lo demás, todo transcurrió sin incidencias: veíamos en nuestro ordenador la pantalla del ordenador del profesor; analizamos un montón de cosas que hay que tener en cuenta para hacer un plan de marketing (el asunto tiene su miga) y la hora y media de clase se me pasó volando. Os recomiendo una al menos en la vida (aunque solo sea por las risas del principio).

El viernes tendré otra, pero ya nada será lo mismo, nunca volverá a  ser la primera.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Webinar

Por Eva Diz
ein?, perdón?, esto… cómo??! Esta fue mi primera reacción cuando la semana pasada me anunciaron que hoy, esta tarde, a las 20.30 horas, tenía (y tengo) mi primera webinar

Con la cara a cuadros escoceses, tuve que recurrir a internet -esa enciclopedia de la sabiduría que me salva de mi ignorancia digital cada tres o cuatro minutos!- y salir corriendo a por unos casos con micro con los que tengo toda la pinta de que, de un momento a otro, te vendo una segunda línea de teléfono o un seguro a todo riesgo. O una aspiradora, o lo que haga falta (debe ser por esto lo de “curso superior de marketing online”, digo yo…)

Total, que ya tengo los cascomicro y el temario en la mesa. Voy a la página del curso y, zas, nada funciona. Mierda. Una amable pantallita sale constantemente y me dice no sé qué, que no puedo, vaya. Y me lo dice así, con mis cascomicro puestos y con toda mi cara azorada, modelo esmiprimeravez.

Así que, finalmente, he ido a un foro de la clase y he comprobado que no soy la única que anda con estos problemas entremanos. Menos mal que un par de compañeros saben del tema y han puesto unas instrucciones muy claritas que paso a ejecutar. Deseadme suerte. Mañana os cuento.

(Como podéis ver, es bastante complicado el proceso de volverse nerd, geek o algo parecido… No lo intentéis solos)

2 comentarios

Archivado bajo digital

Estoy volviéndome …nerd, geek o algo parecido

Por Eva Diz
He llegado a un punto en el que ya no puedo negarlo: estoy cambiando. Hoy me he levantado y he saltado corriendo a mi ordenador, he echado un vistazo superficial a los periódicos online y he ido directa a conectarme a twitter y a facebook. Y en lugar de chatear, me he puesto a darle a todos los links sobre marketing online, socialmedia, SEO y periodismo digital que he encontrado a mi paso. Y los he devorado. Hasta he tomado notas…

Así que, creo que me estoy volviendo un híbrido de nerd y geek del que no se sabe muy qué forma tomará finalmente. Pero sí, estoy en esa fase. Lo noto:
…si sabes quién invetó el pago por clic en la publicidad online; si puedes decir qué comieron los creadores de google el día en que recibieron su primera inversión importante; si te has dormido pensando en por qué se hundió AltaVista; si redactar para web es para ti ser un SEO Friendly… entonces llevas camino de convertirte en un nerdgeek (creo que habrá que buscarle un nombre más apropiado).

He leído que son gente muy pacífica, que su único problema es que se pasan demasiadas horas delante de un ordenador, que son demasiado aplicados y poco deportistas y que hablan de bytes y bits todo el rato. En resumen: que me crecerá el culo, me aumentará la miopía y nadie me entenderá al hablar. Algún precio hay que pagar por estar de moda, no?

(Mientras, mi parte analógica -que intenta hacerse fuerte- sigue pensando en la campaña electoral… no sé cómo acabará esto)

Por cierto, los creadores de Google se fueron a un Burguer King a desayunar tras recibir su primera inversión para la compañía: 100.000 dolares.

Feliz lunes =)

5 comentarios

Archivado bajo Formación

Campaña de días libres

Por Eva Diz
Es la primera vez. Ayer fue el primer día desde que supe que me quedaba sin plaza que me tomé completamente libre… y es alucinante. La mente limpia, tranquila, sabiendo que ya vendrá el lunes y habrá toda una nueva semana para reorganizarse. Un lujo que ya no recordaba.

Tenéis razón todos los que me decís que tengo que tomarme las cosas con más calma. La verdad es que el cuerpo lo agradece, pero yo no sé estarme quieta así que hoy ya estoy de nuevo ante el ordenador con mi aula virtual activa (la semana que viene ya tengo el primer examen del curso de marketing online) y revisando unas cosillas sobre ZinKfo (que sigue creciendo, aunque todavía no haya salido del cascarón).

Aunque este paro me haya venido estupendamente, aunque esté haciendo más cosas que nunca, aunque ahora viva la vida con más ganas …he de reconocer que, en el fondo, echo de menos trabajar y  poder cubrir la campaña, con sus carreras de un lado para otro, sus mítines de tarde-noche, sus cotilleos y anécdotas, su agotamiento físico y mental y, sobre todo, el sabor de boca del trabajo bien hecho cuando llega a su fin. Esa noche estaré con todos vosotros, porque el gintonic de fin de campaña no me lo quita nadie, aviso.

Mientras, trataré de sacarle partido a mis días libres y tomaré el sol, que es muy sano.

Deja un comentario

Archivado bajo Personal

El chico de la mesa 9

Por Eva Diz
No es lo habitual pero, a veces, las segundas partes sí son buenas. Incluso mejores que la primera. Doy fe. Aunque en mi caso no es de extrañar, porque mi primera visita al SOIB dejó el listón muy bajo. En resumen, que después de diez días dada de alta en el paro, por fin mi solicitud de prestación está en marcha. Cuándo cobraré… aún no lo sé. Cosas del Estado, ya saben.

El periplo ha sido largo -¡¿diez días?!, os preguntaréis- e incluso pensé que iba a ser peor. Después de la primera incursión en el SOIB, volví al día siguiente con un madrugón en las legañas que no veía al caminar: a las 8 como un clavo estaba yo delante de la puerta… junto a otras 20 personas que hacían cola! A las 9 en punto abrieron el vestíbulo y todos entramos, ordenados, calladísimos, medio dormidos. Esta vez sí, conseguí una silla. Desplegué mi libro y en menos de una horita estaba ante un mostrador.

Al otro lado un chico y, detrás de él, colgado en la pared, un póster del Celta de Vigo (una señal, sí). No me contuve y, tras entregar el DNI, pregunté:

– ¿no serás de Vigo…?
– Sí, ¿por? Ah, que eres gallega tú también (risas)

La morriña es de las cosas más bonitas que uno puede sentir, aunque duela siempre un poco. Así que los dos nos pusimos a hablar de “casa”, de por qué nos fuimos y de cómo acabamos como acabamos (lo siento por todos a los que les tocó esperar un poquito más de lo normal). Pero no todo fue tan bonito como parece: de pronto, me pide un papel que -oh, mierda- no tengo. Busco, rebusco, miro ocho veces los mismos documentos que hay en el sobre que me dio la empresa al irme y… nada.

Resulta que ese “es el único papel”, junto con el DNI y tu número de cuenta banacaria, que necesitan en el paro para tramitarte la solicitud de prestación y mi exempresa ¡no me lo había dado! Los dos soltamos un manda carallo y quedamos en que, en cuanto me dieran el dichoso papel volviera de nuevo, sin pedir número, directamente a su mostrador. -¿Seguro? – Seguro.

Pues bien, mi empresa tardó una semana en mandarme el papelito que acredita que efectivamente coticé lo que coticé y trabajé donde trabajé. Y ayer volví al SOIB. Con mucho descaro (con todo el que jamás tuve en mi vida).

Entré por la puerta a las 13.10 hs (cierran a las 14.00 hs en puntísimo), como no, todo llenito de gente. Paso el vestíbulo sin pasar por el mostrador que te da el número, la gente me mira raro y yo, para disimular, me hago la funcionaria (rictus seco, seco, con cierto punto de desagradable). Llego a la sala de las sillas y cuando, sin pausa, me dirijo hacia la zona de mostradores (están separados por unas paredes de cristal) todos me miran y muchos se revuelven incómodos. Se cierne sobre mí la protesta colectiva -sí, como cuando alguien se cuela en la cola del supermercado- y acelero el paso, haciéndome la apurada, del tipo tengounproblemón. Llego al mostrador y…

Abordo al chico, al que pillo descolocadísimo y tengo que recordarle que soy yo la gallega que…

– Ah, sí, claro, claro. Cómo han tardado en darte el papel, ¿no?
– Sí, una semana y doy gracias, no me puedo quejar, llegué a pensar que no  me lo darían.

Hecho. Me senté ya con todas las de la ley y en dos minutos terminé de cerrar mi solicitud. Oooole.

No negaré que pasé vergüenza y me sentí un poco (bastante) mal por aprovecharme de las circunstancias y pasar sin número por delante de toda esa gente que, como yo, espera por su pan de cada día pero… por una vez, tuve que hacerlo. Una no tiene la suerte de encontrarse un funcionario tan dispuesto todos los días. Porque haberlos hailos, pero no abundan.

Por si lo necesitan, es el chico de la mesa 9.

Deja un comentario

Archivado bajo Personal