El SEO y las redes sociales: “sí, quiero”

Nadie daba un duro por ellos. Y han acabado por ser la pareja del año. El matrimonio SEO y redes sociales era una unión antinatural hace no mucho tiempo. Pero todos aquellos que le dieron la espalda a esta ecuación han acabado por admitir que se estaban equivocando. ¿Matrimonio de conveniencia? Pues puede ser. Pero es, indudablemente, una pareja que funciona, de esas que no abundan y merece la pena analizar.

Social-Media-SEO

Las redes sociales han demostrado (nos gusten o no) que no eran una moda pasajera, que, de hecho, se han convertido en algo indispensable y de consulta diaria para muchos, muchísimos, de los que utilizamos Internet habitualmente. Ya sea en el ordenador, en la tablet y, sobre todo, en el móvil.

Podríamos admitir que quizás los diferentes tipos de redes sociales sí tienen más de temporal, de moda. Del mismo modo, hay que reconocer que algunas no han superado el paso del tiempo y que otras han logrado lo impensable en apenas un par de años. Sea como sea, lo que sí está claro es la necesidad de la gente de utilizar las herramientas que les brinda Internet para facilitar su comunicación social, local y global. Y las redes les brindan esos mecanismos de proximidad y contacto virtual. Es lo que hay, amigos.

Por su parte, el SEO siempre ha sido una parte del marketing online más técnica, más sobria, menos pasional. La parte friki, la que obliga a trabajar con datos cuidadosamente analizados, donde la creatividad está muy limitada (o más bien es prácticamente inexistente) y no caben más emociones que el puro sentido común. Algunos (y no les faltará cierta razón) dirán que el SEO es aburrido. Sobre todo si se lo compara con otras tareas del marketing online y si se entiende el SEO como una parte aislada del resto del engranaje de estrategias que una empresa implementa en Internet.

seo-redes-sociales

Pero, precisamente, en esa concepción es donde está el gran fallo que, poco a poco, se empieza a corregir. El SEO no debe ser un trabajo aislado dentro de tu plan de marketing sino un elemento más que juega, se combina, cambia y se adapta con el resto de acciones de visibilidad y reputación online que una marca, personal o empresarial, debe llevar a cabo en Internet.

Podemos decir ya sin miedo que SEO hay más de uno. Que hay 3 aspectos del SEO que se deben trabajar y que, por tanto, se acabó aquello de pensar que ya tienes SEO porque te han entregado una web con los elementos básicos de SEO implementados: el trabajo de posicionamiento empieza justamente ahí.

seo social marketing

En el momento en que te entregan tu web, tienes -por decirlo de algún modo- el SEO técnico de inicio y ahora necesitas trabajar lo que comúnmente se conoce como SEO Social. Toca poner en práctica estrategias de inbound marketing y de contenido para poder ganar no sólo tráfico hacia tu web sino hacer que ese tráfico sea cualificado y entienda a tu marca o empresa como un referente en sus servicios, productos o incluso en su sector.

Sí, querid@s: ya no basta con la ley del mínimo esfuerzo. La alta competencia y la lucha por los primeros puestos en el buscador sumada al hecho innegable de que existen nuevas puertas de entrada a la información en Internet nos han obligado a todos los que nos dedicamos al marketing online -a Google el primero-  a abrir los ojos, ampliar miras y cambiar perspectivas y líneas de actuación.

Es evidente que muchos usuarios ya no entran primero al buscador cuando encienden el ordenador sino que su opción natural es chequear antes de nada sus redes sociales. Luego, si quieren consultar algo concreto, es verdad que el buscador sigue siendo su oráculo de Delfos. Pero si uno centra toda su estrategia únicamente en eso, estará perdiendo buena parte de su potencial para llegar a público diferente.

seo redes sociales

Las estrategias de SEO tienen la ventaja de que nos permiten conocer muchas cosas sobre el comportamiento de los usuarios desde el momento en que buscan algo que podemos ofrecerles hasta que entran en nuestra web, analizan sus servicios y/o productos y, finalmente, éstos les convencen.

Rara vez todo esto sucede en una misma visita: nadie compra algo sin consultar todas las opciones disponibles (o, al menos, 3 diferentes). Como en la vida misma, vaya: buscamos segundas opiniones, recomendaciones de terceros, información cada vez más detallada y fiable, en definitiva, garantías de que estamos tomando una buena decisión.

SocialSEO contenido

Esa confianza y esas garantías no pueden ofrecerse con el SEO únicamente y, por tanto, sin desviarnos de él, debemos conquistar el otro territorio con estrategias que, yendo un poco más allá, parten de ese SEO inicial. Con el Big Data (ese gigante universal que todo lo sabe) de la mano, tenemos que diseñar una fórmula que nos facilite llegar a nuestro público objetivo mediante canales que podamos gestionar y con contenido que les interese, que llame su atención o que despierte en ellos determinado tipo de sentimientos: solidaridad, deseo, alarma, confianza… Es decir, tenemos que alinear los valores de lo que ofrecemos con lo que nuestros potenciales usuarios necesitan en cada momento.

Y no hay actualmente mejor vía de acercamiento a ellos desde una perspectiva más emocional que desde las redes sociales, esa especie de Atención al Cliente virtual, ese buzón de quejas y mostrador de recepción que nos facilita Internet. Siempre, ojo, sin olvidarnos de que esas redes no son nuestras, nos las prestan terceros… que siempre van a pedirnos algo a cambio (vuelvo a lo de siempre: en Internet nada es realmente gratis, aunque lo parezca).

social seo estrategias.png

Las redes sociales nos permiten acercarnos a ese público potencial, entrar en su día a día más íntimo y personal. Hablar directamente al ego virtual de cada persona. De ello podemos extraer datos, pulsar tendencias, necesidades, creencias de nuestro target y trasladar toda esa información -debidamente analizada- a nuestra estrategia de contenidos y, por ende, a nuestra línea de posicionamiento en buscadores.

Al mismo tiempo, se pueden usar esas redes sociales para llevar el contenido que elaboramos para nuestra web directamente a dónde está el usuario. Por eso esto sí que es indispensable tenerlo presente: nuestro site o blog sigue siendo el auténtico corazón de nuestro trabajo online, ayer, hoy y siempre. Y todos los esfuerzos importantes debemos volcarlos en el sitio web, entendiendo las redes sociales como herramientas satélites que nos ayudan a alcanzar X objetivos.

seo social objetivos

El SEO nos da estabilidad en la estrategia, rentabilidad directa, visibilidad ante todos aquellos potenciales clientes que desconocemos y que no nos conocen, mientras que las redes nos abren la posibilidad de fidelizar, de entrar allí donde el SEO no llega por ser demasiado técnico, demasiado tímido.

Es, por tanto, una extraña pareja esta del SEO y las redes sociales. Un tímido incorregible, un poco friki y cuadriculado que se enamora de un torbellino de emociones siempre oscilantes, una extrovertida imparable, conversadora natural y amiga de sus amigos y de los que ni siquiera lo son aún… pero pudieran serlo. El Ying y el Yang. Los polos opuestos. En realidad, la fórmula de toda la vida que, como dice mi abuela mientras mi abuelo la escucha como si se acabara de enamorar de ella otra vez: solo se trata de saber complementarse y crecer juntos.

seo-social1

Habrá que tomar nota 😉

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Social SEO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s