Los años impares

Por Eva Diz
Lo confieso: soy de números impares. Quizás porque soy hija única, impar e irrepetible (por suerte para mis padres); quizás porque los pares me suenan demasiado dulce y yo soy más de salado… No sé, pero prefiero un 2013 con toda su fama de mal fario que un 2012 redondo, par y casi capicúa (por no hablar de todas esas cifras horribilis con las que nos ha dejado).

Feliz año 2013

Así que, por mucho que digan, estoy increíblemente feliz de empezar el año en el que, según el presidente del Gobierno, las cosas aún irán a peor y diosnoscojaconfesados…

Sí, porque creo que hay también muchas (muchísimas) posibilidades de que algunas otras cosas vayan a mejor, de que haya grandes éxitos personales y profesionales que celebrar, de que encontremos nuevas caras con las que compartir y aprender, de que un revés venga seguido de una palmadita en la espalda… En fin, de que seamos muchos los que consigamos darle la vuelta al 13 y convertirlo en un año 10. O 9,5 que es impar y, además, sobresaliente.

Os deseo de corazón un gran año. Que no falte salud ni amor, y que los Reyes Magos nos traigan a todos un pellizco de felicidad.

Nos leemos 🙂

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Personal

Una respuesta a “Los años impares

  1. Ojalá tengas razón y los impares traigan suerte. Yo de momento, de hija única a hija única, de periodista en paro a periodista en paro, de bloguera a bloguera, te deseo lo mejor y que mantengas tu energía! un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s