La Administración, esa pérdida de tiempo

Por Eva Diz
Mi post de hoy es un hecho real. Es la reproducción de una conversación telefónica que tuve la semana pasada con la Administración autonómica. Todavía estoy tratando de asimilarlo.

Lunes. 11.10 horas. Descuelgo el teléfono y marco el número de teléfono de la Dirección General de Responsabilidad Social Corporativa del Govern…

– (Al otro lado) ¿Sí? Conselleria de Treball, digui.

– Hola, buenos días. Mire yo llamaba para informarme de los cursos y ayudas que tenéis para mujeres emprendedoras.

– Ah, sí. Mira, la chica que lo lleva no está ahora mismo. ¿Puedes llamar en media horita y preguntar por XX?

– Sí, por supuesto. Muchísimas gracias.

(… espero mi media hora y vuelvo a marcar)

– Hola, buenos días, ¿la señora XX?

– Sí, soy yo, ¿quién llama?

– Soy Eva y llamo porque estaba interesada en recibir información sobre formación y ayudas para mujeres emprendedoras. Creo que, en concreto, teníais un curso para mujeres que querían montar su empresa, ¿vais a hacer nuevas convocatorias?

– Mira, ese curso ya se terminó y ahora no sabemos si habrá más. Bueno es que ahora, no sabemos. Mira, la verdad es que fue un curso fantástico, les hicimos un seguimiento de todo y algunas empezaron su empresa.

– Sí, sí, lo conozco. Precisamente, me gustaría saber si se hará de nuevo, no digo ahora, pero en septiembre/octubre, no sé.

– No sabemos. Fue una gran iniciativa, pero era un programa piloto. Nos gustaría que siguiese, pero no sabemos qué pasará.

– Ah, ya, claro, las elecciones. Pero, otros cursos, otra formación de este estilo, o ayudas o subvenciones, no sé. ¿Tenéis un calendario de convocatorias, de plazos?

– Es que ahora no hay  nada ya. Hasta que pase esto (las elecciones), creo que hay una línea de ayudas para emprendedores y empresarios, pero tú ¿eres parada?

– Sí, bueno, lo seré el día 20, pero quería estar preparada, saber qué opciones tengo…

– Sí, pero para todo esto tienes que ser autónoma, darte de alta. Y es un poco complicado conseguir una subvención porque hay muy poco dinero, sabes. Ahora ya no hay nada. Hicimos ese curso de mujeres que funcionó fenomenal. Fue una experiencia estupenda, trabajamos mucho por esas mujeres…

– Sí, sí, eso seguro, pero…

– … y seguiremos con ellas, porque fue un gran proyecto, el apoyo era total y seguirá siéndolo porque estaremos ahí para ayudarlas aunque no estemos aquí. Se creó un vínculo muy fuerte, ¿sabes? (blablablablabla…)

– Sí (tono desesperado, casi irritado), pero yo quiero saber si hay formación o ayudas para que una mujer en paro de unos 30 años pueda montar algo por su cuenta.

– Pues no, ahora no. Lo único es lo que te dije, una línea de ayudas pero para eso has de ser autónoma y presentarte el primer día  primera hora después de que se publique en el Boletín Oficial de la Comunidad (BOIB) con toda la documentación y si te falta un papel pues ya te mandan para el final y ya te quedas sin opción a la subvención. Porque las pide mucha gente, ¿sabes? Pero bueno, si quieres puedes hablar con mis compañeros de subvenciones porque quizás ellos sepan si hay algo más que se ajuste a ti.

– Bueno, no se preocupe. Creo que se me han quitado las ganas de hacer nada. Gracias.

Colgué y pensé: ¿Esto se lo dirán a las pobres mujeres que en plena desesperación del paro se arman de valor y deciden montar una empresita? Puf.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Periodismo

2 Respuestas a “La Administración, esa pérdida de tiempo

  1. Tona Pou

    Ciertamente es desesperante que la administració pública se pare seis meses antes de elecciones. No sé todavía si se han aprobado presupuestos… 😦
    En cuanto a las ayudas, a mi me las denegaron (después de cinco meses sin trabajar cobrando los 400 por no tener el año cotizado) porque inmediatamente antes no estaba de alta en el servicio de ocupación: por haber hecho un extra en una peli. Dieciseis horas, tienes que hacer trampas siempre. No puedes ser honesto.
    No, no está fácil la cosa para buscarse la vida. Ni emprendedora, ni mujer, ni nada de nada… Tienes que ir a sangre. No hay otra.
    Y es una pena: nunca puedes crecer, siempre estás buscándote la vida, capeando temporales.
    Ánimo. No es fácil, pero se sale.

    • Sí, Tona, se sale porque no nos queda otra, pero desde luego que es una vergüenza. Hay historias para no dormir… Esta es un ejemplo bastante light, porque mi caso no es hiriente, pero es bastante gráfico de lo que tenemos al otro lado de la ventanilla, de lo que pagamos con nuestros impuestos, trabajando o en paro, siempre pagando. Ahora, te diré que no me rindo y que pienso dar por culo lo mío. jajaja. slds y gracias por tu comentario, de veras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s